En deterioro

Coronavirus: ventiladores mecánicos se deterioran en almacén

​Pertenecen al paralizado hospital de Andahuaylas. Equipos se agotaron en mercado nacional

Cusco.- Más de una docena de ventiladores mecánicos así como otros equipos biomédicos – que ahora son necesarios ante la emergencia del coronavirus, adquiridos por el Consorcio Hospital Andahuaylas- se encuentran encajonados y deteriorándose en un almacén por la insensatez de funcionarios corruptos y contratistas que dejaron inconclusa la construcción del Hospital Andahuaylas desde el 2014.- Este tema saltó a la luz pública luego que el gobernador Baltazar Lantarón en una reciente reunión dejara entrever que había equipamiento (camas especiales selladas) del paralizado hospital de Andahuaylas y que podían ser usadas para enfrentar la emergencia.

A esto se sumó, la anunciada compra de cuatro nuevos ventiladores mecánicos para el centro de contención del coronavirus (Anillo 1) que se levanta en las instalaciones del hospital regional Guillermo Díaz de la Vega con una inversión superior a los 200 mil soles y que tendrá diez camas especiales, así como otras cuatro para UCI en casos críticos.

Lo que no calculó la autoridad apurimeña, debido a la demanda existente por la propagación del coronavirus en todo el mundo, estos equipos se agotaron en el mercado nacional y para tenerlos (así se cancele por adelantado) habrá que esperar por lo menos 60 días para recepcionarlos, según informaron fuentes médicas. El costo de cada una de estos pulmones artificiales oscila entre los 170 000 hasta 250 000 soles, dependiendo de la marca y origen.

SALIDA LEGAL.

Fuentes confiables aseguraron que en la región se estuvo evaluando una salida legal ante la situación de emergencia que atraviesa el país para darle uso a estos equipos adquiridos por el Consorcio Hospital Andahuaylas y que siguen encajonados en un depósito de Lima por los problemas judiciales que arrastra, aunque se sospecha que una parte fue trasladada para Andahuaylas en diciembre del 2018.

“Los equipos están encajonados y no han sido usados hace buen tiempo. Primero debe verse el tema judicial y si esto camina hay que revisarlos para ver si funcionan y darles el mantenimiento que corresponda, lo cual, si es posible, pero si hay voluntad política en hacerlo…” aseveró nuestra fuente.

El contrato entre el Gobierno Regional de Apurímac y la contratista fue rescindido por lo que se encuentra en arbitraje, pero dependerá de las gestiones que se realicen ante las instancias respectivas para liberarlos con una medida excepcional en vista que estos equipos se agotaron en el mercado nacional y se requieren con suma urgencia para preservar la vida de las personas que necesiten de estos pulmones artificiales.

PULMONES MECÁNICOS.

El hospital referencial Guillermo Diaz de la Vega cuenta con ventiladores mecánicos en UCI (5), trauma shock (2), neonatal (3), uno de reserva y el hospital subregional de Andahuaylas tiene dos ventiladores mecánicos. En total 12 equipos.

Pero no todas estas máquinas serán destinadas para enfrentar al Covid-19 porqué las áreas críticas como cirugía, trauma shock y neonatal tendrán que mantener el número mínimo de estas máquinas para atender sus propias emergencias.

Una opción a esta carencia es el hospital privado Diospi Suyana, ubicado en Curahuasi. Según el gobernador, Baltazar Lantarón, este nosocomio cuenta con diez camas especiales y sus respectivos ventiladores para incorporarlos al plan de contingencia, sin embargo, hasta el momento no se ha firmado ningún convenio.

Por su parte, el hospital Essalud II Abancay, aparece con una estrategia más organizada, al haber dispuesto toda su infraestructura para atención exclusiva de casos de coronavirus. En total son doce camas y ventiladores mecánicos destinados a los asegurados de la región.

Todos sus servicios médicos y consultas externas se realizarán en el policlínico Las Américas que entrará en funcionamiento los siguientes días apenas culminen los trabajos de remodelación y equipamiento.

AMENAZA LATENTE

A la fecha, Apurímac no registra casos confirmados de Covid-19 y los preparativos están en marcha a fin de enfrentar una posible expansión de la epidemia en esta parte del país, por lo que se requieren más de 4 millones de soles para contar con la infraestructura necesaria, equipos biomédicos y laboratorios, sin incluir el presupuesto destinado al personal asistencial, uciólogos, emergenciólogos, entre otros especialistas más.

El último reporte de la Diresa da cuenta que en la región se registraron más 1 750 personas bajo vigilancia domiciliaria por sospecha de coronavirus, cifra que va en aumento, pero aún es impredecible afirmar el número de individuos que habría contraído la infección y que no tardará en manifestarse.

A esto se suma, 17 muestras están pendientes de resultados porque se agotaron los reactivos en el laboratorio descentralizado del Instituto Nacional de Salud del Cusco y tardarán varios días en retornar, a raíz de ello, la incertidumbre y el temor se apoderan cada día más de la población apurimeña.

Fuente: El Correo



Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos

Gaceta Ucayalina Radio - Música y Noticias
0:000:00