Julio Guzmán

“El Congreso pretende perpetuar la dinastía de la corrupción”

Entrevista a Julio Guzmán. Líder del Partido Morado. Excandidato presidencial.

Lima.- El Partido Morado ha entregado su expediente a la espera de que las autoridades electorales autoricen su inscripción formal. En medio, una propuesta que se debate en el Congreso podría dejarlo fuera de carrera con anticipación de las elecciones generales del 2021. Su líder, Julio Guzmán, recibió a La República. “Los dinosaurios le temen a todo lo que representa la renovación en la política”, dice.

¿En qué etapa se encuentra el proceso de inscripción del Partido Morado (PM)?

Presentamos el expediente completo el 28 de febrero.

¿Y cuándo debería haber un veredicto?

Los tiempos no están bajo nuestro control. Ya han visitado los 108 locales partidarios.

Se ventila en el Congreso una reforma para que quienes aspiren a cargos como la presidencia tengan una militancia de tres años, como mínimo. Si se aprobara, usted no alcanzaría ese requisito. ¿Tiene temor de que no pueda postular en las elecciones de 2021?

¿Temor? No. Hemos hecho un trabajo riguroso desde mayo del 2016. Ha sido un esfuerzo titánico. Son otros los que temen. Tienen miedo de que otras opciones ocupen su lugar, que las reemplacen, pero están en proceso de extinción. La clase política está en proceso de extinción y, como dice la canción de Charly García, los dinosaurios van a desaparecer. La idea absurda de que solo la gran inversión nos va a salvar, ya se agotó.

¿Usted no forma parte de la clase política, acaso?

La clase política tradicional, digamos. Y en el Partido Morado estamos listos para reemplazarla. El temor es de ellos y las reacciones que tienen se basan en el temor.

¿Cómo define “clase política tradicional”?

La (clase) política tradicional sigue creyendo en el chorreo y mira hacia el pasado, cuando los peruanos queremos mirar al futuro. Son dinosaurios, no por la edad sino por su forma de pensar, porque en vez de una reforma electoral que renueve la clase política, la cierran.

¿No le preocupa que se apruebe la reforma? Es posible.

Es posible. Pero confiamos no solo en las autoridades sino en la población peruana. Los que están promoviendo la iniciativa están subestimando el rechazo y la frustración de la gente y creen que la pasividad relativa que se ha visto en estos meses se va a mantener. Se equivocan, porque esto puede prender la mecha de una movilización mucho más amplia.

¿Ha tenido usted contacto con el Congreso para saber si la propuesta tiene posibilidades de ser aprobada?

No hay que ser ingenuo. Hay que trabajar, pero siempre estar atento y observar. Recuerdo que en una entrevista que me hizo hace un año comenté que no sería extraño que algo pasara para proteger a los mismos de siempre. Y usted lo puso como titular: Cuidado con una reforma electoral hecha a la medida del fujimorismo. Y eso es lo que está pasando. Los dinosaurios le temen a todas aquellas opciones que representan la renovación política.

¿Esta propuesta está hecha a la medida del fujimorismo?

Este Congreso, el peor de la historia del Perú, intenta perpetuar la dinastía de la corrupción. Si el Perú del siglo XXI quiere progresar, necesita deshacerse de los políticos del siglo XX. Pero insisto: los preocupados son ellos. La gente nos acepta y nos quiere, tenemos una organización viva, ¿por qué deberíamos estar preocupados nosotros?

Si se confirma la inscripción, ¿el PM participará en las elecciones de octubre?

No, estamos en un proceso de inscripción cuyos tiempos no controlamos. Tampoco vamos a apostar por ningún tipo de alianza.

¿Cuántos recursos han invertido en el proceso de inscripción del partido?

Hemos creado un grupo de trabajo para rendir cuentas.

¿Cuánto calcula?

Una vez que el proceso culmine, vamos a hacer un pronunciamiento público de rendición de cuentas. Le recuerdo que esto ha sido construido fundamentalmente por voluntarios. De un 70% a 80% de lo desplegado ha sido por voluntariado. Por supuesto, hay una pequeña porción financiada con dinero de los militantes que han decidido dar la cara y sus nombres. Vamos a presentar todo. ¿Quién se atrevería a hacer eso?

¿Se puede saber cuánto dinero han invertido?

En este momento, no, porque queremos dar la cifra global, que no solo son aportes sino la valorización de la mano de obra.

Algún aproximado tendrá.

Cuando tengamos la cifra la vamos a hacer pública.

¿Usted ha aportado?

He aportado tiempo. Ya tengo bastante con procurar los ingresos para mi familia.

¿Se puede conocer quiénes son los principales aportantes?

No hay un aportante, hay varios, y los vamos a conocer en su momento. Pero también le puedo decir que no hay ninguna empresa grande, ni corporación ni grupo económico detrás.

¿El partido está hecho a su medida?

Está hecho a la medida de las necesidades de los peruanos. Eso significa cumplir con tres condiciones: una ideología, cuadros que puedan gobernar y representación a nivel nacional.

¿Es su última palabra la que cuenta en el partido?

No me considero la última palabra, pero sí una con bastante influencia. Y no tiene nada de malo que eso sea así.

Hablemos de ideología. ¿En dónde se ubican?

Somos de centro. El morado es la mezcla de los dos extremos: del rojo de la izquierda y el azul de la derecha. Apostamos por la República. El republicanismo dice que se necesita un Estado que nos dé libertades y capacidades para lograr nuestro progreso, y eso significa tener la cancha plana. La gente dice: este concepto es muy simple...

Suena simple.

¿Y si es tan simple por qué no existe acá? ¿Por qué todavía existen en el Perú grupos de extrema que piensan que la solución es matar a los ricos, incendiar el país y comenzar de nuevo? ¿O por qué existe una derecha bruta y achorada que cree que es dueña del país y piensa que solo importan los apellidos y los clubes? El futuro del Perú está en la masa que viene de la migración y se ha instalado en las ciudades, clases medias jóvenes conectadas con el mundo. Esa gente busca, más que un empleo, respeto y derechos. Por eso la República es tan vigente. El PM se considera un partido republicano-radical.

Aterricemos un poco. ¿Qué significa el “republicanismo radical”?

Significa tener libertad económica, algo que no existe en el Perú, porque estamos llenos de monopolios y oligopolios. También significa apostar por los emprendedores. En el mundo, de cada tres empleos, dos son autogenerados. Eso es ser de centro republicano. Pero también significa apostar por las oportunidades, por la educación, la salud. Nuestro enfoque es muy diferente: para progresar ya no se necesita la gran inversión, sino aumentar la productividad.

¿De qué vive usted?

Le recuerdo que trabajo desde los 15 años...

Como muchos peruanos.

Sí. Pero a ver, en estos momentos, la Universidad de Yale me ha ofrecido una plaza. Voy a estar por varios meses. Y voy a empezar a enseñar en la Pontificia Universidad Católica. Y tengo años de experiencia: tengo un doctorado en Estados Unidos, he trabajado en el BID...

Lo de las universidades es a futuro...

Las asesorías y consultorías son actuales.

De acuerdo. Ha estado viviendo de asesorías y consultorías. ¿Se puede saber quiénes son sus clientes?

No puedo violar el nombre de las asociaciones a las que asesoro. Mis ingresos están registrados y los impuestos, todos pagados.

No insinúo que usted vaya a evadir impuestos. Lo digo por posibles conflictos de interés. Si usted quiere ser presidente, necesitamos conocer con quiénes usted cerró contratos.

Sí, yo entiendo, sí. En este caso, como repito, no voy a violar el derecho que ciertas asociaciones tienen. Pero quiero decirle que cuando era socio de Deloitte, una consultora enorme, renuncié un año antes de la campaña para que no se crearan estos conflictos.

Igual se los achacaron.

Me han señalado de todo; no han podido probar nada.

¿Se puede conocer su remuneración mensual?

Esos ya son temas bastante personales. Con la información que te he dado...

¿Cree que quienes aspiran a ser presidentes tienen vida personal?

No, pero hay ciertos parámetros que uno debe respetar. Es todo lo que tengo que decir.

Mire lo que le pasó a Pedro Pablo Kuczynski. Su gobierno cayó por su poca transparencia en sus finanzas personales.

(Kuczynski cayó) porque le probaron cosas. Yo tengo mi conciencia absolutamente limpia. He invertido mucho en mi educación. Usted tiene un doctorado, ¿cierto? Yo también lo tengo. Y eso permite que la gente me busque en ciertas áreas. Así de simple. Cuando uno invierte en su educación, eso permite tener opciones de trabajo. Tengo mis opciones de trabajo.

¿Qué piensa del nuevo gobierno?

Es muy prematuro hablar. Sí me preocupa que termine con la misma actitud que el ex presidente Kuczynski, de ceder...

¿Con el fujimorismo?

Así es. De tratar de dialogar con alguien que no quiere, de tratar de trabajar con alguien que te quiere destruir. Si esa lección ya no fue aprendida, entonces eso sí preocupa. Le pedimos al presidente Martín Vizcarra que gobierne con independencia.

¿Ve cercanía entre el gobierno y el fujimorismo?

El gabinete da señales. Lo digo por la designación de algunos ministros. Moisés Heresi no es el paladín de la lucha contra la corrupción.

¿El fujimorismo va a ser su gran rival el 2021?

El futuro del PM no está condicionado a lo que nuestros adversarios hagan. Sí puedo decirle que causa mucha sorpresa el proceso de implosión en Fuerza Popular.

¿Por qué cree que FP ha hecho implosión?

Keiko Fujimori ha implementado la zozobra y el régimen del terror en su partido. Esta implosión es la consecuencia de manejar a FP como si fuera tu chacra, sobre la base de engreimientos, del terror y no de la inspiración. En FP han instaurado la regla del miedo, la Santa Inquisición.

Una curiosidad: ¿está en contra de todos los partidos que vienen antes del suyo?

Nosotros no estamos en contra de los partidos viejos, estamos en contra de los partidos que se han convertido en clubes de amigos, que avalan la corrupción y siguen pensando en lo mismo.

El discurso de lo nuevo se agota. Usted mismo, cuando postule el 2021, ya no será el outsider.

Estoy en desacuerdo. Cuando hay un partido con gente nueva, con ideas nuevas, esa novedad no se agota. Nosotros tenemos ideas diferentes, con una visión de políticas de segunda generación que nunca se dieron. No hemos trabajado la educación, la innovación, el desarrollo productivo, el servicio civil.

Fuente: La República


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos

Gaceta Ucayalina Radio - Música y Noticias
0:000:00