San Martín en Crisis Ambiental

Brecha abismal entre planes y realidad cotidiana amenaza la sostenibilidad Regional

A pesar de tener en marcha planes y estrategias ambientales, San Martín se encuentra al borde del abismo ambiental.

(Fotografía: Diario Voces)

San Martín.- La presencia de varios estudios y planes ambientales, como la Zonificación Ecológica Económica, el Plan Forestal, el Plan de Acción Ambiental, el Plan Anual de Evaluación y Fiscalización Ambiental, el Plan Regional de Saneamiento, el Plan de Prevención y Reducción del Riesgo de Desastres, y otros, indica un aparente compromiso con la sostenibilidad. A pesar de la dedicación de tiempo y recursos para la elaboración de estos planes, la realidad muestra un escenario caótico que cuestiona la efectividad de estas iniciativas.

Aunque el territorio de San Martín está detalladamente zonificado según su ecología y economía, reflejando una estructura planificada en papel, el crecimiento tanto urbano como rural contradice estas directrices en la práctica. A pesar de contar con diversos planes y estrategias ambientales, San Martín parece carecer de una aplicación efectiva de estos instrumentos, comprometiendo la sostenibilidad ambiental y el futuro de la región.

A pesar de que la Zonificación Ecológica Económica proporciona una visión clara de las distintas zonas del departamento, destacando su aptitud productiva y áreas de conservación, la ejecución de proyectos y el crecimiento desordenado desafían estas delimitaciones. Aunque existe un Plan Forestal Regional, la deforestación persiste debido al tráfico ilegal de madera, la apertura indiscriminada de tierras y la falta de regulación.

Los esfuerzos plasmados en el Plan de Acción Ambiental y los Planes Anuales de Evaluación y Fiscalización Ambiental parecen perderse en medio del crecimiento sin control, dejando a San Martín vulnerable a prácticas degradantes para el entorno. Aunque el Plan Regional de Saneamiento aborda teóricamente la gestión adecuada de los servicios de agua potable y desagüe, la realidad muestra una falta de potabilización del agua y la ausencia de plantas de tratamiento de aguas residuales, contribuyendo a la contaminación de los ríos.

El Plan de Prevención y Reducción del Riesgo de Desastres parece insuficiente ante el crecimiento desordenado, exponiendo a las comunidades a situaciones de riesgo sin una gestión eficaz del territorio. Aunque el Plan de Gestión de Recursos Hídricos del Alto Mayo busca asegurar el acceso sostenible al agua, la ocupación indiscriminada de áreas protegidas y la deforestación amenazan las fuentes de agua, poniendo en peligro su viabilidad.

El desafío crucial para San Martín radica en la falta de aplicación efectiva de estas estrategias, donde las autoridades y funcionarios, en muchos casos, desconocen o no aplican adecuadamente estos instrumentos de gestión ambiental. Esto exige una acción inmediata y coordinada de las autoridades locales y regionales, así como un esfuerzo para generar un conocimiento profundo sobre estos planes tanto entre los funcionarios como en la población en general.

Es esencial que la Zonificación Ecológica Económica, el Plan Forestal, el Plan de Acción Ambiental y otros instrumentos dejen de ser simplemente documentos archivados y se conviertan en directrices activas para la toma de decisiones. Esto implica una revisión de las prácticas actuales, evaluando la sostenibilidad de proyectos y actividades de acuerdo con las metas establecidas en estos planes.

La falta de aplicación efectiva también resalta la necesidad de fortalecer la capacidad de las instituciones locales para gestionar y aplicar estos instrumentos, con una inversión en recursos humanos y técnicos, así como en procesos de formación continua. La participación activa y la toma de conciencia de la ciudadanía son cruciales para el éxito de cualquier estrategia de sostenibilidad, con la educación y sensibilización ambiental como prioridades para fomentar la comprensión profunda de la importancia de la conservación y el desarrollo sostenible.

En un contexto más amplio, San Martín debe coordinar acciones con otras regiones para abordar las causas fundamentales de la ocupación desordenada de tierras y la deforestación, especialmente aquellas que contribuyen al flujo migratorio que impacta directamente en su territorio. La falta de aplicación efectiva de los planes ambientales no solo compromete el presente de San Martín, sino que también pone en riesgo su futuro y el de las generaciones venideras. La responsabilidad recae en las autoridades, la sociedad civil y los actores clave para transformar estos planes en acciones concretas que impulsen el desarrollo sostenible y la preservación del valioso entorno natural de la región.


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos

Sigue transmision gu db1ca652
Efemerides2 bef73a75

Carna2 ad27cf07

Sepa a78df1e7

Champion c4530bab

Cesaropinion 10ceb177

Banner tpd 60151c3a

Banner promociona tu negocio 9ef7ef93 4f61d568

Aplicacionnueva b20fadd9 8d578dd2 67e873f6




Gaceta Ucayalina Radio - Música y Noticias
0:000:00