Opiniones

Las ideas y el discurso: Raúl Porras Barrenechea

Por Augusto Lostaunau Moscol

El 23 de marzo de 1897, en el puerto de Pisco, nació Raúl Porras Barrenechea, quien se convertirá en uno de los cuatro historiadores connotados del Perú del siglo XX. Estudió en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, primero en la Facultad de Letras y luego en la Facultad de Derecho. Sus estudios universitarios coinciden con el Movimiento por la Reforma Universitaria de 1919. Jorge Basadre lo recuerda como el inspirador de la campaña periodística para informar a la ciudadanía sobre las exigencias de los estudiantes en huelga.

El folleto La Literatura Peruana (Lima 1918) será su primer trabajo que marcó su devenir intelectual. Muy bien recibido, el folleto destaca –pero, a la vez crítica- la tesis de José de la Riva-Agüero, El Carácter de la Literatura en el Perú Independiente, presentada en San Marcos en 1905. Empezando a destacar por sus dotes de orador y gran polemista. En 1928, se incorporó a la Universidad Nacional Mayor de San Marcos en calidad de docente. Iniciando una muy fructífera y larga vida académica, la que alternó con su actividad diplomática.

Pero, en 1956, inició su vida como político en calidad de Senador de la República por Lima. Actividad en la que también destacó. Además, fue elegido vicepresidente del Senado. A la muerte del presidente del Senado, José Gálvez Barrenechea, quien fue su maestro universitario, ocupó la presidencia de la cámara. El 22 de agosto de 1956, realizó un pedido verbal con la finalidad de otorgar una pensión de gracia a la viuda de gran escritor peruano César Vallejo. Porras dijo:

“Quiero formular un pedido al ministro de Educación Pública, para que, si lo estima conveniente, envié al Congreso un proyecto otorgando una pensión de gracia a la viuda de César Vallejo, el más grande poeta peruano de los últimos tiempos y, además, para que el Estado adquiera la propiedad de las obras inéditas de César Vallejo, que se encuentran en poder de su viuda, reservando a ésta los derechos de autor […] Nadie desconoce entre nosotros el nombre de César Vallejo, uno de los más auténticos y más grandes poetas que ha tenido el Perú, considerando hoy, quizá como el primer poeta de habla castellana, tanto de América, como de España” (1997:58).

Se puede percibir la admiración que tuvo Raúl Porras por la obra literaria de César Vallejo. Lo considera el primer poeta de habla castellana. Lo que debemos destacar es que, mientras Porras políticamente puede ser tipificado como conservador y capitalista; por lo contrario, Vallejo fue militante del Partido Comunista en España, Francia y Perú. Es decir, la calidad de la obra de Vallejo es de tal exquisitez que a Porras no le interesan las discrepancias políticas.

El 4 de abril de 1958 es nombrado Ministro de Relaciones Exteriores del Perú por el presidente Manuel Prado Ugarteche, siendo el sucesor en el cargo de su viejo maestro sanmarquino, Víctor Andrés Belaunde.

El 1 de enero de 1959, los revolucionarios toman el poder en Cuba. La Habana es ocupada por los guerrilleros encabezados por el Comandante en Jefe, Fidel Castro Ruz y los comandantes Ernesto Guevara y Camilo Cienfuegos. El gobierno revolucionario encabezado por Manuel Urrutia Lleó inició una serie de transformaciones sociales. El mismo Fidel Castro firmó la Ley de Reforma Agraria el 17 de mayo de 1959. Esta ley originó el temor de las oligarquías latinoamericanas que empezaron a ver con ojos de enemigo al gobierno del pueblo cubano. El gobierno de los Estados Unidos aprovechó el pánico a la Reforma Agraria e inició una política sistemática en contra de la Revolución. Desde República Dominicana, y con el apoyo del dictador Rafael Leónidas Trujillo intentó invadir la isla en agosto de 1959.

Del 22 al 29 de agosto de 1960, se realizó la VII Reunión de Cancilleres de la OEA, en San José-Costa Rica, siendo el tema central: “considerar las exigencias de la solidaridad continental y la defensa del sistema regional y de los principios democráticos americanos ante las amenazas que puedan afectarlos. (Artículos 30 y 40 de la Carta de la OEA (1948)”.

El Canciller del Perú, Doctor Raúl Porras Barrenechea indicó que:

“En 1826, al reunirse en Panamá por convocatoria de Bolívar y de la Cancillería Peruana, hecha desde Lima, dos días antes de la batalla de Ayacucho, el 7 de diciembre de 1824, la primera Asamblea Anfictiónica de los pueblos de América, decía el delegado peruano Vidaurre, con énfasis americanista: "Hemos sido los primeros en concurrir al lugar destinado a formar los eternos pactos de amistad y alianza entre todas las Américas”…He ahí prefijada, desde 1826, la vocación unitaria y conciliadora del Perú en el ámbito americano. Ella arrancaba desde muy lejos y tenía las más hondas raíces telúricas. En la behetría primitiva de América, los Incas fueron los primeros en forjar una gran unidad política sobre la base del respeto de la personalidad de los pueblos incorporados a su influjo civilizador, desterrando la violencia y la fuerza, respetando las creencias y los usos de los pueblos coaligados y llevando sus ídolos para colocarlos, en señal de reverencia, en el Templo del Sol”.

El Perú, es un país que siempre ha optado por no intervenir en los asuntos internos de los otros países americanos. Aunque, contamos con una clase social dominante que siempre ha buscado colocar nuestra política exterior detrás de los intereses de la clase dirigente estadounidense, asumiendo, de esa forma, las decisiones que el gobierno estadounidense impone a nivel mundial. Ser furgón de cola es la vocación principal y máxima de estos grupos dominantes que, de esa manera, preservan y protegen sus intereses y privilegios. Las palabras iniciales del Canciller Porras no fueron del agrado de estos sectores conservadores y retrógrados. Porras agregó que:

“La doctrina y la praxis del interamericanismo están basadas, desde el Congreso de Panamá, en el mantenimiento del principio de no intervención y en la defensa del sistema democrático. La anacrónica doctrina de Monroe, que tuvo como finalidad impedir la intervención europea en América, que cumplió una función defensiva en algunos casos y se arrogó prerrogativas de tutela moral, ha sido sustituida por pactos multilaterales como los enderezados en la actualidad a impedir cualquier intervención extracontinental, pero, sobre todo, a desarrollar nuestras propias instituciones y disfrutar de nuestra independencia”.

Así es. La OEA -como organización de todos los pueblos de América- no debe estar bajo el tutelaje de ninguna de las denominadas potencias mundiales. Y, debe ser el espacio político donde los pueblos americanos -de manera horizontal- dialoguen sus problemas y proyectos. La Independencia de América es la libre determinación de los pueblos a seguir el rumbo político de su preferencia. El No Intervencionismo es un principio que garantiza la paz en la región. Por ello, nuestro ejemplar Canciller terminó diciendo:

“Confiamos en que la revolución cubana que ha proclamado principios que significan una honda transformación económica, la mejora de los niveles de vida y una más justa distribución de la riqueza, no se desvíe de su camino original y su destino americano que comparte la mayoría de nuestros pueblos y gobiernos, y los Estados Unidos, que han declarado su voluntad de servir a la paz y al bienestar de los pueblos americanos, hallen una fórmula de entendimiento en que se realice el más amplio ideal de vida de la humanidad, que es el vivir sin temor y se haga prevalecer el espíritu de razón y de conciliación contra toda forma de fanatismo, de miedo y de pasión. Confiemos, como en el Evangelio de San Lucas, en que podamos andar juntos sin represión y que en ese alto plano de amistad podamos convertir los corazones de los rebeldes a la prudencia de los justos, para bien de América y de la Humanidad”.

Estas palabras del Canciller Raúl Porras Barrenechea no fueron del agrado de los partidos políticos que se ponen a la cola de los Estados Unidos. Inmediatamente presionaron al presidente Manuel Prado Ugarteche para su destitución. Lo cual no lograron ya que el 27 de septiembre de 1960, el Canciller Raúl Porras Barrenechea murió.

El líder del Partido Aprista Peruano, Luis Alberto Sánchez, en sus memorias anotó que:

“Cuando Raúl regresó a Lima, acudí inmediatamente a verso a su casa de la calle Colina. Lo encontré enflaquecido, demacrado. Me recibió con una triste, casi desesperada cordialidad. Charlamos sobre lo ocurrido en San José. Le di mi opinión acerca de su caso: “Creo que debes renunciar a la Cancillería”. Me contestó: “Lo he hecho desde el primer momento, pero el presidente me pide que postergue mi retiro por algunas semanas al menos, yo no puedo desertar así como así; Prado ha sido muy fino conmigo”. (Yo recordé el episodio de juramentación como canciller, cuando el presidente y los ministros acudieron a la calle Colina en lugar de que Raúl fuera a Palacio). Comprendí la delicadeza del gesto. Le dije: “No te mates por nadie”. Sonrió pálidamente” (1987 4:104).

No cabe duda de que el Canciller Raúl Porras Barrenechea fue una autoridad a carta cabal. Valiente. Porque hasta para renunciar se debe ser valiente. Al saber que los sectores más retrógrados, conservadores, belicistas y antidemocráticos pedían su salida del gabinete, presentó su renuncia. No se aferró a un cargo público de confianza. Lo usual es renunciar al cargo público de confianza cuando la confianza o el gobierno se acaba. Un Canciller así sólo se presenta en la historia política de un país cada cierto tiempo. Presidentes como Prado, son de uso corriente.

Nota

Raúl Porras Barrenechea, Parlamentario. Ediciones del Congreso de la República. Lima-Perú. 1997.

Sánchez, Luis Alberto. Testimonio Personal. Tomo 4. Mosca Azul editores. Lima-Perú. 1987.


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos

Sigue transmision gu db1ca652
Aplicacionnueva b20fadd9

Feriafinal 705c6588

Vocacion 6ec01671Punto ec62ee0fPagina c29a18dbEscape 42989b8bJne fe996a39Familia e0a9160dSaludable 5fa274c9Regional a20152bc

Horocopo3 99555a02

Qatar 3a017fa6



Gaceta Ucayalina Radio - Música y Noticias
0:000:00