Opiniones

APP y Podemos Perú: Voto de confianza a gabinete Cateriano por la cabeza de Benavides.

Escribe Jaime Antezana Rivera.- En el Perú, como sostuvo Manuel González Prada, se sigue hablando a media voz. No se dicen las cosas a toda voz, es decir de forma explícita y no ambiguamente.

¿Por qué se sigue hablando a media voz? Porque prosigue, siguiendo con lo dicho por Gonzáles Prada, el pacto infame de negociar por lo bajo.  

Eso está pasando entre el gobierno y el congreso. Por un lado, el expremier Pedro Cateriano, quien no logro la confianza, contó a La República que, el 31 de julio, el presidente del Congreso, Manuel Merino, lo llamo para conversar.  

¿Qué le dijo, según Cateriano, el señor Merino? "No hay consenso por el voto de confianza porque se cuestiona la presencia del ministro de Educación, que ha sido ratificado".

Después, sin decir que partidos cuestionaban la presencia del ministro de Educación en el gabinete, dijo: "El cálculo político que no busca el bienestar de la población no será aceptado".

Dos palabras, "cálculo político" y ya sin estar en la cabeza de la PCM, utilizó el confrontador del fujiaprismo Cateriano para expresar que esté no será aceptado. ¿Qué duro y claro fue el confrontacional exjefe de la PCM?  

Eso es hablar a media voz. Decir "cálculo político", sin señalar quienes querían la cabeza del sector Educación, es -como decía Gonzáles Prada- hablar de forma ambigua.  

En términos similares se pronunció el presidente Martin Vizcarra. Tras asegurar que "la reforma universitaria no se negocia", señaló que había congresistas que "hacían prevalecer exigencias particulares".

¿Quiénes son los congresistas que "hacían prevalecer exigencias particulares"? No lo dijo. ¿A qué bancadas pertenecen esos congresistas? Tampoco, ni lo insinuó, igual que Cateriano.  

Lo único concreto que dijo en su mensaje al país es que no negociará la reforma universitaria. Es decir, que en el nuevo gabinete que tiene que armar ratificará al exministro de Educación, Carlos Benavides.  

Así, tanto el expremier Cateriano como el presidente Vizcarra fueron generales en sus alocuciones sobre quiénes son los congresistas y a qué partidos pertenecen, con exigencias particulares.  

El expremier y el presidente hablaron a media voz. ¿Por qué no le dicen al país qué "partidos políticos" son los que querían la cabeza de Benavides por sus votos para dar la confianza al gabinete Cateriano?  

¿Por qué tantas palabras generales y ambiguas en lugar de hablar a toda voz de quienes pretenden, tras la cabeza de Benavides, desmontar la reforma universitaria y el ente que lo está llevando a cabo: la Sunedu?  

Por qué, sin vincularlo con los que congresistas que tenían exigencias particulares, después Cateriano salió a decir "peque de ingenuo en haber creído en la palabra del señor César Acuña" ¿Quién -según él- le aseguro el apoyo de APP?  

Es evidente que, tras la vaguedad, la media voz, el no decir clara y directamente las cosas por parte del gobierno subyace una vieja práctica: la negociación tras bambalinas. No hay otra explicación.   Rompiendo el pacto infame de hablar a media voz, fueron las bancadas de Podemos Perú y APP, que se abstuvo, los que buscaron la entrega de la cabeza del exministro de Educación por el voto de confianza al gabinete Cateriano.  

Esa era la "exigencia particular" envuelta con el cuestionamiento al fracaso de la compra de tablets y las clases virtuales que los escolares vienen recibiendo en medio de la crisis sanitaria provocado por la pandemia del coronavirus.  

En realidad, las "exigencias particulares" de estás dos fuerzas "políticas" la envolvieron con otros legítimos cuestionamientos: la inexperiencia del ministro de trabajo, apostar por la minería y la subvaloración del repunte de la pandemia.  

De ahí que cuente con apoyo popular. ¿Por qué Podemos y APP querían la cabeza de Benavides? Porque sacándolo del sector Educación buscaban desmontar la reforma universitaria que la Sunedu está ejecutando.  

¿Por qué buscan desmontar a la Sunedu y la reforma universitaria en curso? Porque es una reforma que está afectando sus negocios, está afectando a los grandes conglomerados de universidades privadas.  

Así es: esos dos "partidos políticos" representan a dos grandes conglomerados de universidades que, con diferencias de grado, han visto afectados sus negocios con la reforma que la Sunedu viene implementando.

Por eso, envolviéndose con cuestionamientos legítimos, quisieron negociar su voto para dar la confianza al gabinete Cateriano por la cabeza de Benavides. El resto, las necesidades de los peruanos, no les interesa.  

Sólo les interesa los negocios. Están en la política y en el congreso, para defender sus intereses económicos nada santos. Y, si no lo logran ahora, apuntaran a conquistar el gobierno y el congreso en 2021.


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos

Sigue transmision gu db1ca652
Pone1 2fcccad8

Gubanner2 b3d7e6eb

Jne fe996a39Regional a20152bcFamilia e0a9160dPagina c29a18dbVocacion 6ec01671Punto ec62ee0fSaludable 5fa274c9Escape 42989b8b

Bono1 e44a856b

Pod2 e0df9c0c


Más leídas - Jaime Antezana Rivera


Gaceta Ucayalina Radio - Música y Noticias
0:000:00