Protestas

Población de Condorcanqui, en Amazonas, protesta por falta de medicinas y personal médico

Ante la Dirección de la Red de Salud de esta provincia fronteriza exigieron el abastecimiento de los centros de salud para auxiliar a los infectados con la Covid-19. En el distrito de El Cenepa, el único médico que tenían tuvo que retirarse por ser parte de la población en riesgo.

Amazonas.- Pobladores awajún de la provincia amazonense de Condorcanqui protestaron ante la sede de la Dirección de la Red de Salud en demanda de medicinas y pruebas rápidas. También exigieron el cambio inmediato de su director.

El técnico de laboratorio de la Micro Red del distrito de El Cenepa, Elmer Tucto, refirió que el centro de salud de Huampami cuenta con un solo médico para una población de aproximadamente 16 mil personas que hay en esta jurisdicción. Pero como el galeno es considerado persona de riesgo, no está trabajando.

“En este momento no tenemos médico. Y el personal ha empezado a mostrar los síntomas de la COVID-19, quiere decir que también vamos a carecer de sus servicios. Necesitamos urgente un médico, un biólogo. En el laboratorio solo estoy yo y si por desgracia me contagio quién va sacar las muestras. De eso parece que las autoridades de Salud de Condorcanqui no se preocupan”, señaló Tucto, quien trabaja en el lugar por cerca de veinte años.

El técnico de laboratorio cuestionó que estas autoridades les envíen artículos de protección personal no adecuados para sacar muestras, poniendo en peligro la vida de quienes vienen haciendo seguimiento a los pacientes.

También lamentó que el Centro de Salud de Huampami, habiendo sido inicialmente categorizado como 1-4 haya sido bajado a 1-3, a pesar de ser centro de referencia y tener 19 puestos de salud dependientes. El más lejano se encuentra a 14 o 15 horas de viaje por río o trocha.

Contó que en Huampami solo tratan males leves o estabilizan a pacientes para evacuarlos. Debido a la nueva categorización no están en condición de hospitalizar pero tampoco pueden abandonar a los enfermos que llegan. A los pacientes críticos los fijan a una camilla y los mandan en chalupa en un viaje fluvial de cuatro horas hasta el Hospital de Santa María de Nieva, que tampoco está bien equipado.

“Aquí no tenemos unidad de cuidados intensivos, aquí la situación es crítica. De 43 muestras que hemos tomado, 16 resultaron positivos; y apenas nos han mandado 4 frasquitos de Ivermectina y 30 Azitromicina, qué vamos a hacer con eso”, lamentó Elmer Tucto.

Fuente: La República


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos

Gaceta Ucayalina Radio - Música y Noticias
0:000:00