Jaime Antezana Rivera

Carretera Andahuaylas-Abancay: Narcovuelos libres y con total impunidad

Escribe Jaime Antezana Rivera.- El narcotráfico actúa casi sin control y con total impunidad en la región Apurímac. Al uso de los caminos de herradura y carreteras vecinales entre el Vraem y Andahuaylas, donde abundan los enfrentamientos armados entre mochileros y bandas de asaltantes y ajustes de cuentas por sicarios, para sacar la droga por la carretera hacia Bolivia, se suma el uso de avionetas con el mismo destino.

Tirpa Pampa: la pista asfaltada que parece "aeropuerto".

“Hay constantes vuelos en la vía de Andahuaylas y Abancay”, indicó un comunero de la zona donde se escucha y grupos de personas se han topado con avionetas. ¿Dónde está la pista de aterrizaje? No se trata de una pista de aterrizaje clandestina como las que había o quedan en el Vraem o Pichis-Palcazu, trochas de tierra habilitadas para el aterrizaje y despegue de avionetas.

En este caso, es diferente. ¿Dónde llegan y salen las avionetas cargadas con la droga que proviene del Vraem? “Los vuelos llegan a la carretera que, en esa parte, es en línea recta, sin curvas ni baches, que parece aeropuerto. Es una pampa larga. Esa ruta es silenciosa. Parece pista de aterrizaje. No hay casas, sólo sembríos nomás”, señaló un poblador que tuvo la experiencia de toparse con un vuelo.

Los narcotraficantes están utilizando un tramo de la carretera asfaltada que une Andahuaylas con Abancay, Cusco y Puno. ¿Cómo se llama el lugar que los narcotraficantes están utilizando como “pista de aterrizaje” de avionetas? “El lugar donde hay vuelos es conocido como Tirpa o Tirpa Pampa. No hay nada ni policía” indico el comunero. Esta zona pertenece a la comunidad campesina de Tirpa, en Andahuaylas.

Más exactamente, es un tramo de una vía nacional que es larga, recta, silenciosa, sin casas y sin policías. ¿A qué distancia de la ciudad de Andahuaylas se encuentra? “Ese lugar está máximo a una hora de Andahuaylas. Del ramal de Pacucha, de ahí no menos de cuarenta minutos”, indico un lugareño de la zona. El lugar de los vuelos está, pues, muy cerca de la boyante y moderna ciudad de Andahuaylas.

Narcovuelos libres: hombres armados en camionetas protegen.

El “aeropuerto clandestino” no se encuentra en un lugar lejano. Está muy cerca de la ciudad. Pero que, por ser una zona desolada, sin población ni policías, de la carretera entre Andahuaylas y Abancay es un lugar adecuado para los narcovuelos. Los narcotraficantes están felices: no tienen que habilitar el terreno como en el Vraem o Pichis-Palcazu ni hay control de la policía. Es, pues, libre.

¿A qué hora aterrizan y despegan las avionetas en Tirca Pampa? “Los vuelos ocurren en la noche, entre las once de la noche y las 12". Son vuelos libres a la medianoche, cuando no hay gente en las chacras o pasteando sus animales. Pese a ellos, sin embargo, a esas horas muchas personas transitan en vehículos por esa zona se han topado con los vuelos. Un testimonio contó lo que paso:

“Varias veces trabajadores de entidades estatales que transitaban a esa hora se toparon con los vuelos. La carretera estaba bloqueada con camionetas. Cuando los narcos vieron el vehículo con los trabajadores se pusieron nerviosos. Pensaron que era la policía. Los revisaron. Se asustaron. Me contaron que no demoran mucho en cargar (la droga)”.

Son vuelos libres que, para su efectivización, bloquean la carretera con camionetas con hombres armados que paran y asustan a los transeúntes que tienen que esperar hasta que cargue la droga y, si son empleados públicos, son revisados. Otro dato: “El mes pasado, un trabajador me dijo que se asustaron porque los que estaban en las camionetas tenían armas de largo alcance y estaban con capuchas”.

Entre las 11 pm y la medianoche, el tramo del “aeropuerto” de Tirpa es bloqueado por camionetas con hombres encapuchados y armas de largo alcance que dan la seguridad a los vuelos. Las camionetas se ubican en los extremos de la pista utilizada. Otra persona de la zona contó: “antorchas humanas iluminan el lugar”. Por ello, los vuelos libres son vox populi en la zona y en Andahuaylas.

Vuelos con impunidad: la policía tiene conocimiento.

Los vuelos no solo son libres y son inocultables, sino que ocurren con total impunidad. Un lugareño contó lo siguiente: “Los comuneros de Tirpa han informado a la policía de los vuelos. La policía maneja esa información”. Es decir, la policía tiene conocimiento de los vuelos que vienen ocurriendo en ese lugar de la carretera Andahuaylas y Abancay. De algo que es un secreto a voces.

Obvio, si entran y salen avionetas así sea a medianoche por la carretera, si bien -por la hora- no se puede mirar, pero si es escuchado por los lugareños y pobladores vecinos y muchos se han topado con los vuelos, es incomprensible que la policía no haya sabido. Y si, los comuneros les han informado, resulta inaceptable que estos no hayan realizado labores de control de los narcovuelos.

El uso de la pista entre Andahuaylas y Abancay cuenta con la omisión e inacción policial. Eso hace sospechar que los narcos podrían estar pagando cupos a la policía por los vuelos. “Haber cómo puede sustentar un policía una camioneta del año y una o varias casas con solo su sueldo, si su esposa es ama de casa. Es la plata de la droga”, señaló otro lugareño. La sospecha es legítima.

¿Cuándo empezaron los vuelos? Al respecto, hay varias versiones. Una versión señala que “los vuelos empezaron los primeros días que terminaron con la pista”, indicó un poblador. Según esa versión, los vuelos habrían empezado hace más de dos años y medio. La segunda versión, señaló: “desde el año pasado se hablaba de que había vuelos, pero este año se confirmó”. Los narcovuelos tienen un buen tiempo.

El uso de la carretera asfaltada en el sector Tirpa Pampa es una muestra fáctica que los narcotraficantes están operando con total impunidad en Andahuaylas. Además, confirma que los narcovuelos, utilizando cualquier lugar que sea adecuado, se han desplazado del Vraem a otras zonas donde pueden actuar sin control. Y deben estar "exportando" grandes cantidades de droga a Bolivia.

En efecto, aun cuando se desconoce si las avionetas son monomotor o bimotor, pero es probable que sean las primeras (pocas veces los narcos han usado avionetas bimotor), de ser así en cada vuelo los narcos estarían exportando 200 a 250 kilos de droga. El decomiso de 200 kilos de droga, el 3 de marzo pasado, es -sin desmerecer la acción policial- una bicoca frente a lo que sale en los vuelos.

La dimensión del tráfico ilícito de drogas es mayor si se considera los cargamentos que salen por la carretera del sur andino rumbo a Bolivia donde, al igual que el resto del país, solo se decomisa pequeñas cargas y se capturan mochileritos, El descontrol es escandaloso y de gran magnitud. Es necesario controlar los narcovuelos libres y la impunidad policial.

Fuente: Jaime Antezana Rivera


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme


También te puede interesar



Poefil 79786035

Pinocho 959f53e0

Anuncio newsletter gaceta f29c7558

Femi2 7867c4d1



Comentarios