Augusto Lostaunau Moscol

A 57 años de la muerte de Sérvulo Gutiérrez Alarcón

Augusto Lostaunau Moscol *

Pintor, poeta y gran boxeador, Sérvulo Gutiérrez Alarcón falleció  en Lima el 21 de julio de 1961. Nacido en las cálidas tierras de Ica (20 de febrero de 1914) pasó sus primeros años de vida en el conocido barrio de La Huaquilla. Genaro Chanco Mendoza escribe que:

“Era el quinto de diez hermanos, todos dedicados al quehacer artístico. Aunque algunos biógrafos mencionen que tuvo más hermanos, su familia confirma que solo fueron diez. A la edad de nueve años sufre una gran pérdida con el fallecimiento de su señora madre, algún tiempo después su padre se volvió a casar y Sérvulo viajó a Lima a vivir en la Casa Taller de su hermano Alberto, quien trabajaba como restaurador de arte. Allí recibió sus primeras clases de dibujo, modelado y pintura, aunque también practicaba el box con su hermano Máximo”.

Como muchos niños nacidos en el interior del país, debe dejar su lugar de origen luego de una tragedia familiar y trasladarse a Lima en busca de un logro personal. En la capital es introducido al mundo de las artes plásticas por su hermano Alberto, quien le empezó a enseñar las técnicas y los secretos de la restauración. Además, como se indica en la cita, practicó el boxeo por influencia de su otro hermano.

En París será donde Sérvulo Gutiérrez alcanzará su mejor nivel plástico. Se convirtió en el mayor pintor expresionista del Perú. Lo que le valió innumerables reconocimientos y premios. Expuso en diferentes galerías. Concentró a su alrededor a un grupo de pintores jóvenes que buscaban nuevos horizontes técnicos y temáticos.

El artista plástico Víctor Acosta, destacó el Sérvulo Gutiérrez su afinidad por la majestuosidad del huarango. Sostiene que:

“En resumen, los Huarangos representan un ejemplo de cómo a través de una obra el artista se vincula con su pasado. Sérvulo Gutiérrez utilizó la imagen del Huarango para simbolizar su alter ego y representarse en la tierra. Más que un árbol del desierto, fue una figura que representaba su origen, el recuerdo de una niñez provinciana que fue dura y con necesidades pero llena de sueños e ilusiones como toda persona tiene. En las distintas etapas que el artista pinta al árbol del Huarango se puede apreciar que él esta atravesando distintos periodos sentimentales y se dan en ella evoluciones estéticas en la manera de abordar una pintura. El Huarango resulta una idealización como el retrato de un alma solitaria que se yergue en medio de la aridez de la tierra hostil, retando al candente sol, al viento con arenas y remolinos, fuerzas que barren todo a su paso menos al Huarango que constituye la permanencia de un alma es su tiempo”.

Muchos artistas buscan su principal fuente de inspiración en los propios recuerdos. Los poetas escriben sus emociones. Los narradores incluyen pasajes de sus vidas. Sérvulo Gutiérrez encontró en el huarango la imagen que siempre lo unió a su infancia. A sus años en Ica. Sus juegos en el barrio de La Huaquilla. Los paseos con sus hermanos y las meriendas preparadas por la madre ausente que se consumían en la sombra del majestuoso árbol.

Fue tanta la importancia del huarango en la obra pictórica de Gutiérrez Alarcón que, escribió un poema dedicado a su belleza.

El Huarango

Debajo de un árbol lleno de esperanza.

Tenía los brazos dislocados en todas partes

y era casi como un hombre tremendo,

olía como si fuera mi abuelo, no caminaba;

estaba frente al mar.

Se agarraba a la esperanza de un solo color:

Ica de frente la esperanza;

el rosado de tu cuerpo eterno en las arenas

tiene el tiempo que nosotros los iqueños

hemos regresado para darte en parte

la voluntad de nuestro cariño y eso es todo.

Ahora tengo tiempo para mirarte bruja mía,

pájaro indígena.

Con esos dos colores yo te siento; uno de los tuyos

Es tal vez un rojo, el otro que acaba de morir

En un niño mío...

Si en las arenas te encuentro Huarango

dadme esperanzas,

Tal vez tú no te acuerdes de mí, yo comía tus semillas

cuando era un niño tú fuiste bueno conmigo,

y no me olvido.

Y al salir, mi madre me esperaba con

una flor del cementerio,

Entonces, descubrí, que yo vivía, que tenía tiempo;

la muerte ya era mía.

Árbol extraño, no te miento.

¡Déjame arriba!

Víctor Acosta sentenció que:

“Este poema es clave para entender que el árbol del Huarango era más que una simple figura decorativa en un paisaje realizado por el artista. El poema nos da luces porque en sus versos encontramos al árbol convertido en un símbolo, que representa al pasado de ternura de madre (que Sérvulo Gutiérrez la pierde de niño), a la eternidad ó figura sin tiempo que brota en las arenas como pájaro indígena. También ideas como la verdad, el regreso, la imagen del niño, el mar como idea de frontera, la semilla de Huarango como alimento ó cuando el artista se refiere al color rojo que es un color pasional son muy característicos de su obra, utilizando cada cualidad como un carácter que humaniza al árbol. El Huarango es un santo, un protector con el quien el autor conversa y evoca imágenes de sentimientos a modo de confesión. Lo escrito por Sérvulo Gutiérrez nos indica que en estos paisajes de Huarangos nos encontramos ante un símbolo (el árbol) que resulta una proyección de su ser, como lo fue el Cristo y Santa Rosa de Lima realizados en otras obras, formando todos estos personajes elementos de su imaginario plástico”.

Fue Sérvulo Gutiérrez Alarcón un gran artista. Fue un extraordinario pintor y poeta. Encontró en el huarango su ancla con Ica. Recorrió el mundo, pero siempre su esencia se quedó en Ica. Con los recuerdos de su madre y la fortaleza del huarango que la supo representar.

*Historiador a favor del Colegio Profesional de Historiadores del Perú.


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos

Sigue transmision gu db1ca652
Aplicacionnueva b20fadd9

Saludable 5fa274c9Escape 42989b8bRegional a20152bcPunto ec62ee0fPagina c29a18dbJne fe996a39Vocacion 6ec01671Familia e0a9160d

Anuncio newsletter gaceta f29c7558

Caminos 9661de73


Más leídas - Augusto Lostaunau Moscol


Gaceta Ucayalina Radio - Música y Noticias
0:000:00