Algo más que palabras

Conjunción de silencios y sonidos, a través del histórico órgano de torre de Juan Abad en ciudad real

Por Víctor CORCOBA HERRERO

Caminante, busca este camino y te reencontrarás contigo mismo. No te puedes marchar de esta vida, sin haber bebido de los aires poéticos, de Torre de Juan Abad. Bajo su nívea atmósfera yo me hice más poesía; y, con su gente, enraizada en la vieja Comarca del Campo de Montiel, a los pies de Ciudad Real y colindante al vergel de Andalucía, pude recrearme y ascender en una mirada conjunta, creciendo armónicamente, a golpe de corazón y lecturas vivientes. Su ciclo internacional de conciertos, (este año 2022 han cumplido el número XXI), refrendan un clima espiritual que nos dejan sin palabras, llenándonos el alma de emociones inolvidables.

A través del órgano histórico de Torre de Juan Abad, podemos ver encauzadas las mejores historias de este pueblo, una obra musical que forma parte de su patrimonio artístico y que se enraíza con sus valores y sus nobles aspiraciones. Conviene destacar que este periodo último, si cabe aún está siendo más sublime, puesto que alguno de sus eventos supuso el estreno de la composición “Música para el Retablo”, con lo que esto conlleva de exaltación en el ámbito litúrgico, mientras otros han sido más didácticos e innovadores, llegando a expresar los sentimientos humanos universales, entre ellos el religioso, trascendiendo los límites mundanos y estando a la altura del desafío, ante el Santuario de Nuestra Señora de la Vega.

Hay algo en común en todos los intérpretes, su gran humildad frente a la obra de arte; sabiendo que es, en su quehacer creativo, un servidor más de la comunidad, que ofrece ese don que cultiva y entona con alegría a Dios, mediante acción de gracias e himnos de alabanza.

Precisamente, otro aspecto que deseo destacar, en esta conjunción de silencios y sonidos, es que, a la luz de las velas, todo se enhebra en un concierto que armoniza latidos con ambientes, conjugando veladas con devociones, que elevan el entramado de toda la partitura musical. En Torre de Juan Abad, lo he dicho infinidad de veces, la poesía anida en cada esquina, porque los sonidos de su histórico órgano, revisten un ennoblecido valor pedagógico de anunciar a Cristo, porque logra hacer perceptible las notas musicales con la mística del acompañamiento de un terruño, siempre unido al lenguaje ecuménico de los actos. En esta ocasión, además, se incluye en uno de sus aspectos: “en clave de mujer”, una gracia reencontrada y revivida.

Ellas son, en efecto, las que harán resplandecer este curso de audiciones. Sin duda, ha llegado el momento en que la vocación femenina, que complementa a la masculina, adquiera su lugar; puesto que, son la fuente de la vida, y también el manantial que siempre entona la estética de los pentagramas. No olvidemos que incluso Nuestra Señora de la Vega lo hizo de manera ejemplar en su piadoso recogimiento. Igualmente, Quevedo, ha interpretado la voluntad divina en su vida y en su misión, con aquella inolvidable frase célebre: “Los que de corazón se quieren sólo con el corazón se hablan”. De igual modo, hoy sus vecinos saben que entrar en sintonía con el órgano histórico, ubicado en el glorioso templo de Nuestra Señora de los Olmos, es como regresar al edén y alargar la vida.

En consecuencia, en la poética de los sonidos gestados en Torre de Juan Abad, son muchas las luces que se encienden, lo que nos permite comunicarnos con el más allá, a través de los imperecederos conciertos, que nos alientan el recordarlos. Hoy más que nunca, necesitamos quitarnos piedras de nuestro interior, abrirnos a otros abecedarios que vayan directos al alma, embellecernos por dentro y por fuera. Por eso, este tipo de recitales ubicados en este paraíso que continúa siendo señorío del verso y la palabra, del buen sentir y mejor obrar, toca ayudarnos a despertar, a vivir y a desvivirnos entre todos y por todos.

Desde luego, los múltiples artistas de este legendario momento actual, de igual forma los oyentes que acuden deseosos de escucha, seguro que han comprendido lo que la belleza, la música y el arte, que hasta germina por las propias calles del lugar evocando los ecos de sus armonías, cuestión que nos permitirá asombrarnos, conocer la realidad divina. Interpretar esta situación es esencial para el mundo de hoy, que no conoce más que tensiones y guerras, incertidumbre y colapso. Sin duda, andamos hambrientos de estas expresiones que nos trascienden y nos encienden la fuerza de la auténtica pauta de quietud e inspiración. Seguro que estos conciertos crean vínculos entre sus gentes y hacen memoria, no solamente de forma pasajera por un estremecimiento efímero, sino inculcando las grandes ideas que vierten las notas musicales, que no son otras que paz y amor.

Víctor CORCOBA HERRERO / Escritor Español / [email protected]


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos

Sigue transmision gu db1ca652
Qatar2 837daed9

Cesaropinion 10ceb177

Banner promociona tu negocio 9ef7ef93 4f61d568

Aplicacionnueva b20fadd9 8d578dd2 67e873f6




Más leídas - Víctor Corcoba Herrero


Gaceta Ucayalina Radio - Música y Noticias
0:000:00