Opiniones

Castillo: ¿Palabra de maestro o palabra de ciudadano?

Por Cesar Ortiz Anderson

Al comenzar este artículo primero debemos hacer una mención a la importancia del valor de la palabra. ¡Qué importante es para una sociedad que sus individuos se respeten y respeten su palabra como un máximo valor! En el caso del presidente Castillo afirmó en todo momento durante la campaña de la segunda vuelta que quien gobernaría y tomaría las decisiones sería él y no el líder de Perú Libre, el ex presidente regional Vladimir Cerrón. Para reforzar su afirmación declaró: “Palabra de maestro”, manipulando a la vez con estas declaraciones al Magisterio, no olvidemos lo que es una constante lo que mal empieza mal acaba. 

Sin embargo, como todo el Perú y la comunidad internacional han podido apreciar en estos primeros días de gobierno, al nombrar al Premier Bellido y su gabinete ha nombrado a un gabinete pro Vladimir Cerrón, con un perfil político de izquierda radical, abiertamente comunista, gabinete con el que ni siquiera está de acuerdo un sector de la izquierda y mucho menos el amplio sector del electorado peruano que le dio su voto en la segunda vuelta  por evitar  al fujimorismo pero no por estar de acuerdo con políticas comunistas. Es por eso que el acuerdo de gobernabilidad con la ciudadanía peruana consistía en nombrar un gabinete de ancha base con presencia de varios partidos políticos de todo el espectro democrático, por el entendimiento en tiempos de pandemia, por el Bicentenario, por la gobernabilidad, la estabilidad y la predictibilidad de la economía del país. Pero Pedro Castillo nombró al gabinete que le convenía a Vladimir Cerrón y no lo que prometió de palabra. 

No sería la primera vez que un presidente miente al pueblo peruano. Lo hizo Toledo, Alan García y más aún Ollanta Humala cuando dejó de lado la Gran Transformación. Pero esta vez, en el Bicentenario, después de Lava Jato, en medio de la pandemia, el pueblo peruano le dio la Presidencia de la República a Pedro Castillo porque “él es diferente”. Recordemos que los funcionarios públicos son servidores públicos, e incumplir promesas desde esa posición es una falta doble: Una mentira y una burla a los ciudadanos. Castillo apenas pasó el 12% en la primera vuelta, ganó pues por los votos del anti-fujimoristas y no por el liderazgo de Vladimir Cerrón ni por los principios partidarios de Perú Libre. 

La actitud de Pedro Castillo se puede tomar como una provocación para forzar al Congreso a la censura de dos gabinetes consecutivos, pero también es una burla y un menosprecio por la falta de calidad del gabinete nombrado, en el caso específico de algunas carteras en las que el ministro que asume el cargo carece notoriamente de las cualidades que el titular de una cartera ministerial amerita: Defensa, Transportes y la misma PCM. 

Reflexionando un poco más de lo que el común del pueblo peruano puede hacer, ¿Qué demuestra Castillo con este desprecio? ¿Qué hay detrás de esto? Es evidente que Castillo no es el líder que afirma ser y es probable que esté siendo coaccionado. Esperemos a que esto se estabilice, por el bien del Perú.

Finalmente, y es mi opinión, si el presidente Castillo no honro su palabra, los ciudadanos no deberíamos avalar su gobierno y pedir la inmediata intervención de las Fuerzas Armadas.

Palabra de ciudadano. 

Cesar Ortiz Anderson

Presidente de Aprosec

www.aprosec.org

Cel.: 999316197 / 998160756

Fan Page:  Aprosec-PERU


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos

Gaceta Ucayalina Radio - Música y Noticias
0:000:00