Bioplásticos de macroalgas

UNI elabora bioplásticos con macroalgas para conservar alimentos

Se busca elaborar un recubrimiento y película protectora con la finalidad de evitar la oxidación.

Con la finalidad de contribuir con el sector agroindustrial, la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), con el apoyo del Programa Nacional de Investigación Científica y Estudios Avanzados (PROCIENCIA), viene desarrollando una investigación que consiste en la elaboración de bioplásticos a partir de macroalgas de la costa peruana, para ser utilizadas en la conservación de alimentos.

Esta propuesta emplea el alginato de sodio, el cual es una molécula procedente de las macroalgas pardas (Macrocystis pyrifera y Lessonia trabeculata), extraídas de los puertos de Marcona, Paracas y La Punta, para elaborar un recubrimiento y película protectora con la finalidad de evitar la oxidación, maduramiento inmediato y así mejorar la calidad de los alimentos para la exportación. 
 
“El problema con los plásticos derivados de petróleo, que son usados por el sector agroindustrial para la conservación de alimentos, es que ha provocado no solo la contaminación de los ecosistemas por su baja tasa de descomposición, sino que, a pesar de ser un material de fácil manejo para el transporte de alimentos, no resuelve o contribuye en la mejora de la conservación y/o aumento del tiempo de vida de estos. Por ello nuestra propuesta propone trabajar con una materia prima que proviene de una fuente natural”, indicó Ana Cecilia Valderrama Negrón, investigadora principal del proyecto.
 
Cabe señalar que las macroalgas representan un recurso potencialmente empleado para la producción de materiales con alto valor agregado, que contribuyen a la solución de determinados problemas en el sector industrial. No obstante, a lo largo de los años, ha habido un desinterés por su aprovechamiento.
 
Actualmente este proyecto viene trabajando un plan piloto con la Asociación de Exportadores de Palta con la finalidad de determinar la efectividad del producto frente a otros productos químicos. Esto les permitirá validar su propuesta no solo para el mercado nacional sino también a nivel internacional, de modo que sea un potencial candidato para el consumo en el sector agroindustrial.
 
Para la ejecución de esta propuesta de bioplástico, la UNI, recibió un financiamiento de S/ 287,480.00 en convenio con el Banco Mundial, a través de PROCIENCIA. Asimismo, se contó con el apoyo de la Universidad Nacional de San Agustín (Arequipa), la Universidad de Sao Paulo (Brasil) y la Universidad de Santiago de Chile.

Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos

Gaceta Ucayalina Radio - Música y Noticias
0:000:00