Sorprendente

Los Transformers Cholos y Ar-Torito: Chatarra convertida en arte

Artistas plásticos toman por asalto Cusco y crean robots a partir de mototaxis, combis y hasta buses

Cusco.- Cusco simplemente no deja de sorprender. En una factoría ubicada a más de una hora de la Ciudad Imperial, dos artistas, uno cusqueño y otro de Lima, crean personajes de ilusión, que sólo habíamos visto en películas y series, y dan vida a una gran familia de ‘Transformers Cholos’, a propósito del reciente anuncio de la inclusión de Machu Picchu y el propio Cusco, como escenarios de la nueva película de la saga Transformers.

Bajo el cálido manto del Valle Sagrado de Los Incas, Edi Merida y Rafael Lanfranco, pasan días enteros cumpliendo uno de sus sueños de niños, dar vida a robots de gran tamaño, comparables sólo con los famosos Transformers o los robots ’mecha’ que todos vimos pasmados, en series como Robotech, Mazinger Z o Ironman 28.

Entrar al reducto de este par es simplemente espectacular. Piezas de automóviles, mototaxis, motocicletas y demás inundan las instalaciones, pero lo más impresionante es ver, en medio de todo ese caos, un robot de cinco metros de altura, erigido en medio del taller, de una tonelada de peso, más de mil piezas recicladas y con una mirada soberbia, que nos hace conocer que en Cusco se gesta algo grande, no sólo en tamaño, sino en energía.

DE SAN BLAS A CREAR ROBOTS MECHA

Edi Mérida pertenece a la tercera generación de artistas del tradicional Barrio de San Blas en Cusco, él nos cuenta que, cuando recibió la propuesta de Lanfranco, para trabajar en estos personajes, su imaginación voló hasta el infinito, y una emoción sin igual se apoderó de su ser ¿quién no quisiera hacer robots? grandes y a todo dar, con luces, movimiento y sobre todo, un toque peruano”, nos comenta a la vez que señala orgulloso al primer robot de la serie que planean: ’Ar-Torito’.

El nombre ’Ar-Torito’ es una mezcla entre arte y un Torito, modelo de la firma Bajaj, que lanzó al mercado una colección de vehículos menores, que en varias regiones del Perú se conocen como Mototaxis. El nombre también hace referencia a "R2D2" o el famoso "Arturito" de la "Guerra de Las Galaxias", aventura cinematográfica que comenzó a partir de magia e ilusión, dos ingredientes que sobran en el taller de Calca.

La hechura de ’Ar-Torito’ ya lleva más de dos meses y será el precedente de toda una serie de vehículos chatarra convertidos en robots peruanos. Primero fue una Mototaxti, luego vendrá un Tico, tras ello una combi y finalmente un bus de la empresa Orión, uno que esté al muere y que medirá más de ocho metros de envergadura, como cuenta Edi.

ARTE PARA EL PUEBLO

El cusqueño, al ser consultado de por qué invertir tanto tiempo, recursos y esfuerzo en este proyecto, menciona que se cansó de que el arte esté encasillado la mayoría de las veces, guardado bajo siete llaves en museos y sitios privados, en vez de salir a la calle y convivir con la gente, niños y adultos, para que ese arte genera más arte y así quitemos otros elementos nocivos de las calles.

“Yo quiero que mi colección se presente en una plaza pública de Cusco, en un mercado de Machu Picchu, en una avenida de Lima, Berlin o Gales, me da igual, la gente debe ver y sentir las obras que los artistas hacemos, de nada vale guardarlas, esconderlas, el arte es la expresión libre de un pueblo y a él debe volver”, refirió.

Sobre si se aliaría con la producción de Transformers y cómo su idea devino en los preparativos de su obra, cuenta que estaría encantado de trabajar con ellos o colaborar con ellos o sacar una franquicia de "Transformers Cholos", que reflejen el imaginario y la coyuntura peruanos.

Las piezas de arte serán trabajadas a lo largo de este año. ‘Ar-Torito’ será ensamblado y luego intervenido por artistas cusqueños y limeños, que le darán un toque especial, un toque más peruano, con grafías y colores que son parte de nuestra cultura “Ya quiero ver a este ‘mecha‘ terminado, será una extensión de todos los peruanos, de nuestra cultura, nuestros barrios”, concluye orgulloso.

DATO:

- Estos robots pertenecen al ’Imaquinario’ una historia de reciclaje y supervivencia adaptada a un futuro post apolíptico en Perú, donde Yute y Tocuyo, dos robots pequeños, crean estos robots grandes a fin de protegerse y luchar por su supervivencia.

CIFRA:

- 10 Mil soles va costando hasta el momento el modelo ’PE-2021’, calculan que cuánto más grande el proyecto, más será la inversión, por lo que los artistas buscan alguna clase de apoyo o subvención por parte de las autoridades de Cultura locales, de no darse el caso dicen que continuarán igual, hasta lograr su objetivo.

Fuente: Diario Correo


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos

Gaceta Ucayalina Radio - Música y Noticias
0:000:00