Opiniones

La amistad más pura. El loro y el ciclista que ni la muerte separó

Por Armando Avalos

El 22 de abril del 2017, en el pueblo de Filottrano en Italia, el loro Frankie voló de la casa de su amo hacia la carretera y se posó en el letrero donde todos los días, esperaba que pasara su amigo, el ciclista Michele Scarponi, quien le permitía subírsele al hombro, a su casco y luego, Frankie lo acompañaba por varios kilómetros volando a su lado.  Esa mañana, Michele no llegó. Frankie lo esperó horas y luego extrañado vio como varias personas colocaban debajo del letrero donde él estaba, muchas flores.

Se sorprendió que le tomaran fotos y muchos con lágrimas en los ojos lo señalaran. Todos sabían su nombre. El ave no podía comprender lo que pasaba pero sentía que algo no estaba bien. A pocos kilómetros del lugar, su amigo Michele había sido atropellado mortalmente por un camión cuando iba en su bicicleta y camino a encontrarse con su fiel “compañero de viaje”.

Desde esa fecha, Frankie espera todos los días a su amigo Michele, parado en el letrero donde veía pasar al deportista quien en su cuenta de Twitter colgaba a diario, videos donde se veía a su fiel amigo Frankie alcanzarlo, subírsele a la espalda y jugar con su casco. Luego Michele le permitía ir en su hombro y por varios minutos, el loro parecía retar a su amigo a alcanzarlo. Alzaba vuelo mientras que Michele le gritaba “Grande Frankie”. Los dos parecían almas libres y volar en medio de la carretera.

La historia de la amistad de Frankie y Michele se hizo viral en las redes sociales y muchos llegaban a la carretera de Ancona para ver a Frankie, esperar todos los días vanamente a su amigo. 

Michele Scarponi no solo era un destacado ciclista sino un gran ser humano. Y esa bondad y carisma fue lo que sin duda atrajo a Frankie a “confiar” en él. Como contó una vez el ciclista, el loro no era de su propiedad y cuando pasaba por la carretera entrenándose para una competencia, sonriente le gritaba al loro y el ave, volaba primero con cautela a su costado y luego poco a poco se hicieron inseparables.

El dueño de Frankie, Giacomo Luchetta contó que por vivir en una zona campestre, dejaba a Frankie volar libre y explorar la zona. Después vio sorprendido y conmovido, cómo, muy temprano se le veía inquieto y partía religiosamente al letrero de la carretera para encontrarse con Michele Scarponi quien le decía “Vamos Frankie, ¡sube!” y ambos se perdían en el firmamento.

Ambos tenían una gran conexión. Y Hay cosas que luego de la muerte de Michele Scarponi nadie puede explicar. Pareciera que Frankie habría asumido como una obligación, cuidar todo aquello que amaba su amigo.

En varias ocasiones, lo han encontrado esperando en las afueras de la guardería donde estudian los gemelos de Michele, Giacomo y Tommaso. En otra oportunidad, Anna Tommasi, la esposa de Michele Scarponi reveló que cuando paseaba detrás de su casa, encontró a Frankie, quien no perdió la ocasión de posarse sobre su hombro, tal como lo solía hacer con el ciclista. Ella lo acarició y le confesó que ella también lo extrañaba.

Y sin duda, también hay un ángel que cuida del fiel pájaro. Meses después de la tragedia de su amigo, Frankie espero como todos los días en el letrero de la carretera. Y como todos los días alzó vuelo al atardecer. De un momento a otro un auto que iba a gran velocidad lo golpeó violentamente.

El chofer ni si inmutó al ver a Frankie herido y lo dejó a su suerte en la carretera. Minutos después, un niño que pasaba cerca, sintió un extraño ruido entre los arbustos y vio a Frankie ensangrentado. Lo llevó a la casa de su dueño Giacomo Luchetta y este lo trasladó a una veterinaria donde le pusieron una prótesis paras curar su ala rota.

Estrellas del ciclismo como Antonio Nibali han llegado al pueblo de Filottrano atraídos por la historia de Frankie y su fidelidad al ciclista de la eterna sonrisa. Para reconocer el valor de la amistad que ahora asocian a la menuda figura de este pájaro.

Un ave que demostró que la amistad, no se demuestra con palabras sino con actos. Quienes pasan por la carretera de Filottrano, sienten un profundo respeto por ese noble animal que sigue esperando a su amigo, en el letrero donde un día lo conoció y surgió un amor mutuo. La espera a un amigo que voló al cielo y donde el alma noble de esta ave, seguro le permitirán también reencontrarse con él.


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos

Sigue transmision gu db1ca652
Aplicacionnueva b20fadd9

Familia e0a9160dRegional a20152bcJne fe996a39Pagina c29a18dbSaludable 5fa274c9Vocacion 6ec01671Escape 42989b8bPunto ec62ee0f

Anuncioscomerciales a7590232

Telegram gaceta 24344613



Gaceta Ucayalina Radio - Música y Noticias
0:000:00