Según Downing Street

Los gobiernos de Estados Unidos y Reino Unido se unirán contra los ciberataques en sus naciones

Joe Biden y Boris Johnson firmarán la “Carta del Atlántico” buscando unirse frente a nuevos retos de esta década.

El primer ministro británico, Boris Johnson, y el presidente estadounidense, Joe Biden, prevén acordar el jueves, durante su primera reunión, una nueva "Carta del Atlántico" que tenga en cuenta la amenaza de los ciberataques y el calentamiento global, según Downing Street.

La reunión entre aliados en el suroeste de Inglaterra, donde del viernes al domingo se celebrará la cumbre del G7, dará el pistoletazo de salida a una intensa gira europea de Biden.

Apoyo tecnológico

Esta nueva "Carta Atlántica", inspirada en la firmada por Churchill y Roosevelt, debe afirmar que "aunque el mundo ha cambiado desde 1941, los valores siguen siendo los mismos" en lo que respecta a la defensa de la democracia, la seguridad colectiva y el comercio internacional, afirmó Downing Street poco después de que el presidente estadounidense aterrizase el miércoles por la noche en el Reino Unido

El documento "también reconocerá retos más recientes, como la necesidad de hacer frente a la amenaza de los ciberataques, de actuar con urgencia para abordar el cambio climático y proteger la biodiversidad y, por supuesto, de ayudar al mundo a detener y recuperarse de la pandemia de coronavirus", agregó.

Está previsto que ambos líderes discutan también la reanudación de los viajes entre el Reino Unido y Estados Unidos tras la pandemia, así como un futuro acuerdo que permita una mayor cooperación en el sector tecnológico.

"La cooperación entre el Reino Unido y Estados Unidos, el más estrecho de los socios y el mayor de los aliados, será crucial para la futura estabilidad y prosperidad del mundo", afirmó Johnson, citado en el comunicado.

"Los acuerdos que el presidente Biden y yo alcanzaremos hoy (...) sentarán las bases de una recuperación mundial sostenible", añadió.

Los dos países están vinculados por lo que tradicionalmente se denomina una "relación especial", aunque Johnson prefiere evitar ese término.

El líder británico fue el primer dirigente europeo al que Biden llamó tras tomar el relevo de Donald Trump en enero.

Los tintes populistas de Johnson le han valido comparaciones con Trump, que se deshizo en elogios hacia él y el Brexit. 

Pero el conservador británico está mucho más en sintonía con la administración Biden en los grandes temas internacionales, como la crisis climática o los retos que plantean China y Rusia.

Sin embargo, sigue habiendo puntos de fricción en torno a Irlanda del Norte: a la Casa Blanca le desagradan los intentos de Londres de incumplir sus compromisos comerciales con la UE en el marco del Brexit. 

Y advierte de que esto podría poner en peligro el éxito de un acuerdo comercial entre Estados Unidos y el Reino Unido, tan codiciado por Londres.

Downing Street no mencionó en su comunicado estas conversaciones comerciales, lo que sugiere que no se espera que se produzcan avances en ese terreno. 


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos

Gaceta Ucayalina Radio - Música y Noticias
0:000:00