Opiniones

Sobre el discurso de Santigo Mostajo Quiroz el primero de mayo de 1906 en Arequipa

Augusto Lostaunau Moscol

Muchas veces, cuando se escribe sobre el movimiento obrero peruano, en realidad se menciona los principales acontecimientos sindicales y huelguísticos ocurridos en Lima, olvidando que el Perú es un país conformado por todas sus regiones, provincias y distritos. Lo que se traduce en una mirada centralista de los hechos históricos. Una valoración subjetiva de la importancia de estos, como también, la existencia o inexistencia de documentos que permitan aproximarnos a un análisis e interpretación del pasado.

A inicios del siglo XX, en varias regiones del país, los obreros asalariados y trabajadores en general, iniciaron un lento proceso de toma de conciencia frente a sus propias demandas laborales: jornada laboral de ocho horas y ley de accidentes laborales. En El Callao (desde 1894), en Piura (desde 1873), en Lima (desde 1896), en Trujillo, en Chiclayo, en Arequipa o en Puno, los trabajadores se fueron organizando en gremios y sindicatos con la finalidad de exigir al gobierno que se les otorguen los derechos laborales básicos.

El Centro Social Obrero (SCO) de Arequipa, convocó a una movilización que denominaron La Procesión del Trabajo, para el día 1 de mayo de 1906. Luego de la cual, los participantes se deberían concentrar en el local de dicha organización. Durante la marcha, varios dirigentes del CSO pronunciaron sendos discursos con motivos de las celebraciones de la fiesta universal de la clase obrera. Uno de los oradores fue Santiago Mostajo Quiroz, uno de los fundadores del CSO en mayo de 1905.

Santiago Mostajo Quiroz nació en Arequipa en Julio de 1846. Terminó sus estudios secundarios en el Seminario de San Jerónimo, pero no siguió estudios universitarios, dedicándose a la carpintería. Rápidamente destacó como un artesano muy fino para los acabados de sus muebles, lo que elevó su prestigio a otras regiones del sur del Perú. En 1865 ya contaba con su propio taller de muebles y varios jóvenes trabajadores se formaban en él. Realizó una labor clandestina durante la Guerra contra Chile, apoyando con alimentos y armas a las guerrillas que desde los andes resistían la invasión. En 1888 fundó la Nueva Sociedad de Artesanos (organización de marcado carácter mutualista). En 1900, organizó la Sociedad Patriótica de Artesanos, de corte liberal. Como muchos liberales peruanos de inicios del siglo XX, fue muy influenciado por la obra de Manuel González Prada, por ello, en 1905, fundó el Centro Social Obrero, con una visión de luchar por la reivindicación de los derechos para la clase trabajadora en general.

En su discurso del 1 de mayo de 1906*, Santiago Mostajo Quiroz indicó que:

“Glorificar el trabajo es manifestar a todas las clases sociales que el trabajo que encallece las manos no rebaja a quien lo ejerce, sino, que por el contrario, lo eleva, lo dignifica lo pone sobre todos aquellos que no ganan el pan con el sudor de su frente. Enorgullecerse de ser artesano es manifestar a todas las clases sociales que consideramos una alta honra el tener un taller y no un palacio, el manejar una herramienta y no un par de guantes”.

Para Mostajo Quiroz, el trabajo realizado por los artesanos no es sinónimo de incompetencia o degradación social. Es importante que su discurso inicie con este aspecto porque en 1906 la sociedad peruana en general era racista y clasista. A las características fenotípicas se le agregaba el lugar que “debía” ocupar en la sociedad. Así, era impensable que una persona con rasgos andinos pudiera ser un médico o pretender ocupar un cargo en el Estado. Y lo contrario, cualquier persona con rasgos occidentales -léase piel blanca- era percibido como un profesional o miembro de la oligarquía regional o nacional. Y, esto alcanzó también los “estándares” de belleza. Por ello hace uso de comparar las herramientas con los guantes (de seda). Una sociedad señorial que trataba de mantener vigentes formas de pensar y comportamiento propias de la sociedad colonial del siglo XVIII. Por ello, Santiago Mostajo agregó que:

“Pero esto no quiere decir que no podamos aspirar a todas las comodidades sociales, puesto que, como hombres iguales a todos los demás hombres, tenemos el perfecto derecho a disfrutar, sin excepción alguna, de los beneficios del progreso, del progreso cuya luz, como la del sol, no es de nadie, sino de todos. El artesano no es una cosa, es una persona, no es siervo, es un hombre libre; no es un estúpido, es un ser inteligente, no es un instrumento es una voluntad”.

Mostajo precisó que los cambios sociales ocurridos en las últimas décadas han determinado que el trabajador artesano también tiene derecho a gozar del llamado progreso. Que los tiempos han cambiado. No olvidemos que el público que escuchó dicho mensaje eran trabajadores que muchas veces mantenían las viejas formas del pensamiento inculcados en sus años de infancia y que les impedían comprender la existencia de derechos. Es por ello el esfuerzo que hace Mostajo Quiroz en repetir de manera constante sus palabras buscando inculcar sus ideas entre sus compañeros. Por ello señala que:

“Más los intereses y derechos de la clase trabajadora, el egoísmo social no ha querido todavía reconocerlos en toda su amplitud. Aún el rol que se da al artesano es el rol de inferioridad, y es a nosotros a quienes nos toca manifestar que este rol es injusto, porque el trabajo manual es tan digno como cualquier otro trabajo y sólo la holgazanería que vive a costa ajena es la que degrada”.

Llegó el momento de indicar que existe la clase trabajadora y que goza de plenos derechos que, en el Perú, aún no se han reconocido por la existencia de una suerte de egoísmo social. Ese egoísmo es mantenido por aquellos sectores sociales que reconoce como holgazanes. Los que viven sin trabajar y explotando a los pobres. Un discurso anti oligárquico en plena ciudad de Arequipa, región donde la oligarquía peruana tuvo uno de sus principales bastiones políticos y económicos. Muchos golpes de Estado planificaron, financiaron y ejecutaron, la oligarquía peruana desde la Ciudad Blanca. Es por lo que, Santiago Mostajo Quiroz les propone a los trabajadores que:

“La confianza en nosotros mismos debe ser reforzada por la unión. Aislados, separados, nunca seremos nada, ni podremos nada. Juntos unidos, seremos todo y lo podremos todo… El obrero separado de sus compañeros es un egoísta que bien pudiera ser comparado con los obstáculos, que sin ascender ellos, estorban para llegar a la cumbre, los obreros unidos constituyen el pueblo, que es una fuerza viva, que es el alma de las democracias y de quien se ha dicho vox populi, vox dei”.

La unidad de la clase trabajadora es la alternativa para conseguir los derechos que anhela la propia clase trabajadora. Despotrica sobre la existencia del egoísmo de algunos trabajadores que asumen la idea que cada uno debe solucionar sus problemas, principalmente aquellos ligados al mundo del trabajo, y propone la más amplia unidad de lucha porque ellos son el pueblo. Incluso, en su discurso, les explica la importancia que tiene el pueblo para las democracias y para aquellos que buscan representarlos en las instancias del gobierno.

Santiago Mostajo Quiroz demostró ser un artesano muy preparado. Se identificó con la clase social a la cual pertenecía y, sobre todo, encontró en su propia clase social, la fuerza para iniciar una lucha por los derechos de los trabajadores arequipeños.

*El discurso completo de Santiago Mostajo Quiroz fue publicado como documento por Raúl Fernández Ll., en su libro Los Orígenes del Movimiento Obrero en Arequipa (1984).


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos

Sigue transmision gu db1ca652
Aplicacionnueva b20fadd9

Feriafinal 705c6588

Punto ec62ee0fSaludable 5fa274c9Regional a20152bcVocacion 6ec01671Familia e0a9160dPagina c29a18dbJne fe996a39Escape 42989b8b

Anuncioscomerciales a7590232

Pod2 e0df9c0c



Gaceta Ucayalina Radio - Música y Noticias
0:000:00