Entrevista

Keiko Fujimori: “Debemos evitar que se instale un modelo comunista y expropiador”

Además, considera que Pedro Castillo, su oponente de Perú Libre, representa el estatismo y el marxismo.

En entrevista con este Diario, la candidata presidencial responde sobre expectativas de alianzas, el ideario de su partido y sus posiciones contrarias a las de Pedro Castillo. (Foto: Hugo Pérez / El Comercio)

Lima.- La excongresista Keiko Fujimori enfrenta una segunda vuelta por tercera vez en los últimos 10 años. La candidata de Fuerza Popular a la Presidencia considera que Pedro Castillo, su oponente de Perú Libre, representa al estatismo y el marxismo. Este Diario también buscó entrevistar a Castillo, pero no fue posible por su agenda. Insistiremos con ello en los siguientes días.

— Pedro Castillo afirmó que el balotaje con Fuerza Popular será “una competencia entre los ricos y los pobres, entre la opulencia y el mendigo Lázaro, entre el amo y el esclavo”. ¿Para usted, qué es esta segunda vuelta? 

Primero tengo que rechazar estas afirmaciones que no hacen más que demostrar que el señor Pedro Castillo lo que busca, como él mismo lo ha dicho, es una lucha de clases, lo que demuestra es que su reafirmación por el pensamiento marxista y comunista. La lucha de clases, la confrontación y el odio entre peruanos es algo que nosotros no debemos aceptar, porque esto no lleva de inmediato a pensar en lo ocurrido en Venezuela y en otros países.

Para mí, esta segunda vuelta, luego de haber visto el informe de hoy [sábado] de El Comercio sobre la fragmentación política, nos pone en la obligación de buscar consensos, de ponernos de acuerdo y de buscar una agenda en común. Para ello, nosotros hemos dicho que tenemos que buscar un reencuentro. 

— ¿Qué piensa usted sobre Pedro Castillo? ¿Es el líder de la izquierda radical? ¿Es un comunista? ¿Es un maestro con legítimos reclamos?

El señor Pedro Castillo es un maestro, pero que tiene un pensamiento de izquierda radical, que predica y pregona el marxismo y el comunismo, y no solo por su lenguaje, sino también por lo que está escrito y plasmado en su plan de gobierno. Y esto no es una descalificación a su persona, yo no voy a confrontarlo a él, sino a sus ideas. Nosotros creemos en la inversión pública, apoyando a la micro y pequeña empresa, también a la mediana y gran empresa; ellos [en Perú Libre] creen la expropiación y en la estatización, que el Estado lo maneje todo cuando ya sabemos que eso ha fracasado… 

— Usted refiere que la propuesta de Castillo es totalmente opuesta a la suya, pero sí tienen coincidencias. Por ejemplo, se oponen al enfoque de género en la educación pública y ninguno de los dos está a favor de brindarle derechos al colectivo LGTBI. ¿Se puede decir que ambos en estos puntos son conservadores?

Fuerza Popular es un partido de derecha popular y en nuestro ideario señalamos, sobre todo en el decálogo, en los primeros dos puntos un compromiso de defensa de la vida y de la familia. Sin embargo, también en nuestro plan de gobierno hemos hablado de ser respetuosos con los grupos minoritarios. Si bien es cierto estamos en contra del matrimonio entre dos personas del mismo sexo, sí estamos proponiendo la unión patrimonial en el entendido de que a las minorías también se les tiene que defender sus derechos de herencia y patrimonio. Esa es la propuesta de Fuerza Popular, no conozco el detalle ni la forma de las propuestas de Perú Libre [en este aspecto].

— El escritor Mario Vargas Llosa, Nobel de Literatura que en el 2011 y 2016 respaldó a Ollanta Humala y PPK frente a usted, hoy llama a los peruanos a votar por Fuerza Popular. ¿Cómo interpreta este respaldo? ¿Le sorprendió?

La tragedia sanitaria y económica como la que vivimos sumada a la amenaza del comunismo requiere de una actitud madura y responsable de todos. Mario Vargas Llosa está dando una lección de compromiso y amor por el Perú. Lo he llamado para agradecerle por este gesto y reiterarle mi total compromiso con la democracia, la libertad de prensa y la independencia de poderes.

— Vargas Llosa también refiere que con usted en el poder “hay más posibilidades de salvar nuestra democracia”, mientras que, con Castillo, “ninguna”. ¿Usted se ve como el mal menor de esta segunda vuelta?

El mal que debemos evitar todos los peruanos unidos es que se instale un modelo comunista, estatista y expropiador. A eso me refiero cuando digo que debemos promover un gran reencuentro entre todos los peruanos y así como nos unimos contra el comunismo podemos unirnos para vencer la pandemia y la crisis económica. Este debe ser solo el primer paso.

— Durante su conversación con Vargas Llosa, ¿él le pidió que su compromiso por el respeto a la democracia y a la libertad de expresión esté aterrizado en una hoja de ruta? ¿Hablaron sobre el indulto a su padre?

Le ha reiterado mi compromiso con los puntos que él plantea en su artículo. Mi respeto por la democracia y la libertad, lo he demostrado durante toda mi vida y lo voy a reiterar a todos los peruanos durante esta segunda vuelta. Eso es lo que le he propuesto a Mario Vargas Llosa en una conversación muy cordial y positiva.

— Según el portal “El Foco”, su padre, el encarcelado expresidente Alberto Fujimori, le ha aconsejado que repita la campaña que él hizo en 1990. ¿Ha sido así? ¿Y cuáles fueron las otras sugerencias que le brindó?

No, no, no, eso no es cierto. Yo recibo consejos de mi padre, pero en ningún momento me ha señalado que reditúe o que reviva la campaña de 1990. Él lo que me ha mencionado es que los programas sociales que se impulsaron en su gobierno, como Foncodes, Pronamachcs, INFES y el Pronaa, que la gente recuerda, que sus obras están ahí, que se hicieron a través de núcleos ejecutores, entonces él sí me ha recomendado que haga el recuerdo de estas obras. Pero también he sido muy explícita en señalar que hay programas como Pensión 65 o Juntos, de Humala y Toledo, que tienen que continuarse y fortalecerse también.

— ¿Hasta dónde llega la influencia de su padre en esta campaña? En las listas al Congreso no solo se incluyó a Alejandro Aguinaga, sino también a Víctor Paredes Guerra y Ricardo Rivera, los coautores de las memorias del expresidente.

Desde el año pasado en la campaña para el Congreso del 2020, ya el proceso de reconciliación entre los dos estaba en marcha y ahí habíamos visto a figuras muy cercanas a mi padre. Yo no puedo verlo porque todas las prisiones de nuestro país todavía están cerradas [por la pandemia], lo que sí se puede hacer es entregar paquetes. Entonces ahí mi hermana [Sachie] y yo nos turnamos para siempre estar pendientes de sus alimentos, su ropa, sus medicinas, pero sí hablo constantemente con él por teléfono. Ahora, somos conscientes de que todas las llamadas de los penales a nivel nacional por seguridad son grabadas, entonces mi conversación con mi padre tampoco es muy explícita ni entramos en muchos detalles.

— ¿Entonces, los detalles se dan a través de cartas?

No, a veces me envía una misiva, es verdad, pero su consejo político es más de grandes rasgos, es una mirada, él está en prisión, y le es difícil entender todos los detalles de lo que está ocurriendo a nivel nacional y los temas coyunturales. Él, sobre todo, recomienda potenciar, recordar la capacidad de gestión, las obras que se hicieron y los programas, que se utilizaron para llegar a los sectores populares.

— Rafael López Aliaga consideró que usted teniendo la mayoría en el Congreso y casi el mismo plan de gobierno que del expresidente Kuczynski no pudo conciliar. “Te encaprichaste y la tremenda desgracia del Perú en estos momentos es culpa tuya”, refirió, dirigiéndose a su persona. ¿Reconoce esta responsabilidad?

No, además, lo dijo en medio del fragor de la primera vuelta y esta ya pasó. A López Aliaga lo felicito por su [votación], para ser una primera vez ha estado en un tercer lugar expectante y entiendo que ya ha lazando su candidatura, no sé si al sillón municipal o a la próxima campaña presidencial de 2026. Y él ha sido claro también en señalar que el comunismo es un peligro para nuestro país. Entonces , voy a dejar las pullas de lado y ahora [debemos] enfocarnos en las coincidencias que puedan haber con los diferentes grupos políticos.

— ¿Y es posible tender puentes de diálogo con Renovación Popular, después de que usted calificara de “rayadazo” a su líder?

Dentro del fragor de una campaña de primera vuelta siempre hay ataques y pullazos entre los candidatos, eso es absolutamente normal. Por ello, también quise, en mis primeras palabras de reconocimiento de resultados, expresar mis disculpas si algunos de los candidatos se sintieron ofendidos por algún gesto o palabra que yo haya dicho. Y estas disculpas las vuelvo a ratificar […] La campaña de primera vuelta ya concluyó, y lo que nos toca en esta segunda vuelta, sobre todo por lo fragmentado que será el próximo Congreso, es buscar coincidencias, rescatar las iniciativas y propuestas que tengan otros grupos políticos para que puedan ser incluidas en nuestra propuesta. Así que yo creo que sí, que sí se pueden tender puentes con todos los grupos que creen en un modelo de economía social de mercado, que no quieren que el Perú se convierta en Venezuela o en Cuba.

— Una fuente de APP me comentó que usted llamó a César Acuña en los últimos días. ¿De qué conversaron? ¿Le pidió su respaldo?

He saludado y he conversado con varios candidatos presidenciales, no me corresponde precisar los nombres porque son llamadas y saludos dentro del marco de cierta confidencialidad. Se han tendido los puentes con todos los grupos. Hay conversaciones entre los dirigentes de nuestro grupo político y los dirigentes de casi todos los partidos. Yo saludo que el señor Acuña haya señalado su compromiso de donar tres plantas de oxígeno, eso es algo que tenemos que valorar y agradecer.

— No todos los partidos tienen la capacidad de endosar votos, como tampoco todos pueden brindarle un apoyo logístico. ¿A qué partidos ha priorizado dentro de sus conversaciones?

Se está priorizando a quienes tienen una visión como la de nosotros de creer en la Constitución, de una economía social de mercado, a quienes priorizan la participación de los gobiernos regionales y de la empresa privada en la construcción de plantas de oxígeno. Así como un programa para poder vacunar de manera más rápida a todos los peruanos. En los debates hemos visto muchas coincidencias con muchos grupos, se está priorizando la conversación con estos partidos políticos.

— ¿Estos partidos son Avanza País, Renovación Popular, APP y Podemos Perú?

No puedo hacer esa confirmación, creo que son más partidos, es mucho más amplio los puentes que se han tendido, pero lo importante es que estas conversaciones se están dando. Y también quiero señalar que nosotros no vamos a hacer alianzas político-partidarias, nuestra alianza será con los gremios y con la población. Pero sí buscamos crear una agenda en común para el Ejecutivo y el Legislativo, una agenda para el bicentenario.

— Hernando de Soto la ha respaldado en el 2011 y 2016. ¿Una alianza con Avanza País sería la más natural para Fuerza Popular?

Quisiera hacer la precisión, sobre todo tras lo dicho por el señor Paredes Terry, que dentro de las conversaciones entre las dirigencias de ambos partidos en ningún momento se ha recibido una solicitud de cuota de poder o de cargos ministeriales y tampoco lo hubiéramos aceptado. Lo que se está debatiendo son las propuestas que ellos tienen y ver la manera, si es que nuestro equipo de plan de gobierno concuerda con estas, [de incluirlas en nuestra propuesta]. Rechazo y descarto tajantemente las afirmaciones de Paredes Terry.

Ahora, yo creo que naturalmente, a lo largo de esta campaña, ellos [en Avanza País] tendrán que decir si van a apoyar al comunismo o a una economía social de mercado, hay que esperar para que ellos se pronuncien. El pronunciamiento de Renovación Popular ha sido mucho más claro, ellos han descartado cualquier posibilidad de apoyar al comunismo.

— El 80% del país no le brindó su respaldo ni a usted ni a Pedro Castillo. Y, es probable que si su voto aumenta en la segunda vuelta no será por convicción, sino porque un sector piensa que usted no es “salto al vacío”. ¿Qué ofrece como garantía de que la Keiko Fujimori de los últimos años, confrontacional, será diferente?

Yo creo que desde la última bancada [de Fuerza Popular] estamos viendo ya actitudes diferentes. Yo aposté por el diálogo antes del cierre inconstitucional del Congreso que hizo el expresidente Vizcarra, mi apuesta, lo saben muchos dirigentes de nuestro partido, y así se lo hizo saber el señor Galarreta a Salvador del Solar, mi apuesta fue por el diálogo. Lamentablemente, estando en prisión fue muy difícil digamos llevar este mensaje a todo el grupo político, y ya conocemos todo lo que ocurrió.

Soy absolutamente consciente de que esta elección nos deja muy fragmentados y divididos y será mi gran responsabilidad la de trabajar por buscar consensos, por buscar la unidad de los peruanos y por buscar un reencuentro de cara al bicentenario. Yo tengo discrepancias [con otros partidos], pero siempre voy a defender la democracia, yo no creo en el comunismo, el comunismo sería lo peor que le puede pasar a nuestro país. Tenemos que defender las libertades, la economía social de mercado, la inversión privada, el Tribunal Constitucional y al Congreso. El señor Castillo ha anunciado que probablemente lo cierre o lo disuelva. Eso no ocurrirá con Keiko Fujimori. De llegar a ser presidenta del Perú, mi gobierno será de cinco años y punto.

— ¿Está dispuesta, por ejemplo, a firmar una hoja de ruta? Lo hizo en el 2016, aunque con el nombre de compromiso de honor con el Perú…

Cualquier compromiso que represente el respeto y la defensa de la democracia, sí yo estoy dispuesta. Pero creo que, en estos momentos de crispación política, [donde hay que] entender que hay desilusión en muchas personas, porque su candidato y su propuesta no fueron elegidas, y de temor, porque muchos peruanos no asistieron a votar por el virus, creo que hay que tomar un tiempo prudencial y nos corresponde, sobre todo a los miembros de Fuerza Popular escuchar, escuchar con respeto y tolerancia a la sociedad civil y a los diferentes sectores. Y luego tomaremos una decisión para poder ver de qué manera nosotros podemos consolidar el respaldo de los peruanos que no quieren al comunismo y si quieren democracia.

— Hay un sector del país que le tiene miedo al comunismo, pero también hay otro que le tiene miedo al fujimorismo por lo que pasó en la década de 1990. ¿Está dispuesta a firmar compromisos mínimos frente a la ciudadanía?

Es verdad que el gobierno de mi padre genera polarización, hay un recuerdo positivo de muchas personas y también un recuerdo negativo, somos absolutamente conscientes de ello. Con referencia al comunismo, yo creo que la mejor forma de explicarle a los peruanos lo que significa es ver que hay un millón de venezolanos en nuestro país. Ellos son el mejor testimonio de las consecuencias trágicas que generan estos pensamientos y esta forma de hacer política, y me refiere al comunismo y al socialismo del siglo XXI. Los venezolanos han sido víctimas de esta lucha de clases y de la confrontación, no llegaron a nuestro país en busca de un sueño, ellos llegaron huyendo del hambre y el desabastecimiento. Chávez y Maduro son un cáncer que hizo metástasis y que está matando a los venezolanos. Nosotros no queremos que el Perú se convierta en Venezuela. Y con referencia a su pregunta, los compromisos con el sistema democrático y la defensa de las libertades siempre los voy a asumir, no tengo ningún problema.

— Luis Galarreta, integrante de su fórmula presidencia, ha dicho que Fuerza Popular está dispuesto a conversar con el colectivo “No a Keiko”. ¿Usted se sentaría a hablar con sus voceros? ¿Qué mensaje les daría?

Cada diálogo con los diferentes sectores siempre será una oportunidad para mí y para nuestro grupo político de poder entendernos, de poder aclarar ciertas dudas y siempre voy a estar dispuesta a dialogar con todos los sectores dentro del marco del respeto y de la tolerancia. Si es que esto se da, bienvenido sea.

— Fuerza Popular propone, en su plan de gobierno, una reforma constitucional para aterrizar las causales de la vacancia presidencial. ¿Teme que, si llega a ser gobierno, el próximo Congreso, que será altamente fraccionado, pueda usar la destitución en su contra?

No. Para nosotros la reforma la hemos planteado de cara al país, a lo que hemos vivido y, sobre todo, a la estabilidad que se tiene que generar. No sabemos quién va a ganar las elecciones, pero el compromiso nuestro está ahí. Tenemos que moderar ambas armas que tienen tanto el Ejecutivo como el Legislativo, y a eso me refiero a los pedidos de vacancia y cuestiones de confianza, pensamos que esto se debe acotar.

Somos conscientes de que para una reforma de esta naturaleza se necesitan más de 80 votos, y en el caso de Fuerza Popular hasta ahora, por los conteos que estamos realizando, solo tenemos 24 [congresistas]. Así que para esta reforma se necesitará mucha reflexión y el respaldo de los otros grupos políticos. Y si no se da, bueno seguiremos trabajando en buscar consensos con las demás fuerzas políticas.

— ¿Quiénes la acompañarían en el Ejecutivo en un eventual gobierno de Fuerza Popular? ¿Miguel Torres sería su primer ministro?

No quiero adelantar ningún nombre para ningún cargo. Recién estamos iniciando la segunda vuelta, y nos falta un largo camino todavía, pero sí buscaremos generar un Gabinete Ministerial amplio, donde se priorice la experiencia y la capacidad. Y también donde no se tome en cuenta los colores políticos y si vienen de otros partidos serán bienvenidos, como lo hemos hecho en la escuela naranja. O como lo hemos hecho en el equipo técnico, donde están Rospigliosi y Guerra García, ambos fueron grandes críticos del fujimorismo.

— ¿Usted hubiera votado a favor de la inhabilitación contra el expresidente Martín Vizcarra? ¿Por qué?

Nosotros hemos criticado fuertemente el aprovechamiento político de su cargo para la vacuna y la votación ha sido contundente, por unanimidad de todos los grupos políticos. Si hubiese sido congresista, sí hubiera votado a favor.

— El fiscal José Domingo Pérez ha considerado un “acto de amenaza” el mensaje que le envió, a través de un video publicado en sus redes sociales, donde dice que él “ha tirado la toalla” de su carrera judicial. ¿Qué garantiza que usted no ejercerá el poder, si llega a ser elegida presidenta, para tomar acciones contra Pérez? ¿O contra los jueces Concepción y Zúñiga, quienes la enviaron a prisión preventiva?

A ver, primero esa frase es una frase política y tengo derecho a la libertad de expresión, tengo derecho también a defenderme. El mito de que yo soy una mujer que voy a obstruir es absolutamente falso. Creo que la mejor demostración de mi respeto al sistema es que me han encarcelado tres veces. A pesar del respaldo político que hubo en el Congreso, tres veces me han llevado a prisión, tres veces me han liberado, el propio Poder Judicial y el Tribunal Constitucional, en su momento. He estado 16 meses en prisión, creo que esa es la mejor demostración de mi absoluto respeto a nuestro sistema judicial.

— El fiscal Pérez ha señalado que, si usted llega a la Presidencia, el proceso en su contra se suspendería hasta el 2026. Antes de esta entrevista, conversé con un expresidente del TC y me dijo que no había otro camino. ¿No cree que su eventual gobierno puede ser débil e inestable en este escenario, a través del cual usted no irá a juicio por la inmunidad que Palacio le daría?

He sido muy respetuosa de todos los fueros y de todas las investigaciones que se realizan hacia mí. Llevó 20 años colaborando con todas las investigaciones y así va a seguir siendo, no conozco los detalles legales sobre qué cosa va a pasar o qué sucedería [si llego a ser elegida]. Yo lo que he visto es que cuando la señora Cecilia Chacón fue congresista el proceso de su familia continuaba más allá de la inmunidad que ella, en ese momento, tenía. De mi parte existe todo el compromiso, lo he dicho en un debate, seré muy respetuosa de la independencia de poderes y de la autonomía del Ministerio Público y de los fiscales del Caso Lava Jato.

— Durante los últimos días, los muertos por COVID-19 en el país superan los 350. ¿Qué plantea para reducir esta mortalidad?

Lo que hemos señalado con el doctor Bustamante son varios cambios. Primero, el cambio de actitud, tenemos que salir a acorralar al virus, esto significa por lo menos 70 mil pruebas moleculares por día, no solo aplicarlas a los que tienen síntomas, sino también a los asintomáticos. Y luego tener un mejor mapa de las personas que tienen contagios, hacer una política de rastreo. Y, en segundo lugar, tenemos que ampliar la atención primaria, tenemos que construir velozmente más centros de salud, hospitales y aumentar las camas UCI, como lo hemos visto en otros países del mundo.

— ¿Cuántas camas UCI aumentaría en los primeros seis meses de su eventual administración?

Por lo menos en un 50% [actualmente hay 2.330] y tenemos que identificar las zonas donde hay mayor incidencia y mayor contagio. Entonces, de manera movible tenemos que ir aumentado, y donde haya más necesidades, es justamente donde tenemos que llevar la mayor oferta. Tenemos que construir plantas de oxígeno, hemos calculado que se necesitan 100 plantas de oxígeno a nivel nacional, que se distribuirá gratuitamente. Y en las partes más alejadas hay que dar concentradores de oxígeno. Esto significa hacer un cambio en la DIGEMID, porque muchas veces las trabas burocráticas han impedido que los concentradores de oxígeno lleguen o que las plantas de oxígeno se construyan […] Y todos los que quieran sumarse [al proceso de vacunación], serán bienvenidos, la única condición que el Estado pondrá es que la vacuna se aplique de manera gratuita. Y el Estado, entonces, podrá priorizar todo su esfuerzo en la primera línea y en la población vulnerable.

— Usted menciona que construirá 100 plantas de oxígeno en todo el país. ¿En cuánto tiempo? ¿Y cómo?

Creo que en tres o cuatro meses podrían ya estar funcionando todas estas plantas de oxígeno, vamos a hacer una convocatoria amplia al sector privado y a la sociedad civil para que nos ayuden a implementarlas de manera muy veloz. Y una vez que estén implementadas trasladárselo a las Fuerzas Armadas para que ellos nos ayuden en la distribución.

— ¿Y no cree que su programa Perú Abierto puede disparar esta segunda ola?

Lo que pasa es que nosotros tenemos que entender que el problema no es la actividad económica, el problema es la aglomeración. Entonces, partiendo de esta premisa, tenemos que ver de qué manera evitamos las aglomeraciones. Hay aglomeraciones en los centros donde se venden alimentos, mercados y supermercados. Nosotros consideramos que estos pueden estar abiertos las 24 horas como es en todas partes del mundo, justamente para evitar colas. De la misma manera el sistema financiero y el sistema de salud. El otro problema de las aglomeraciones es el sistema de transporte. Tenemos que ver de qué manera podemos cambiar los horarios tanto de entrada como de salida [a los centros de trabajo] y hacerlo de manera escalonada para evitar aglomeraciones en la hora punta. Todo este análisis se está llevando a cabo con expertos […]

— Usted ha planteado construir 3.000 colegios, como lo hizo su padre, el expresidente Alberto Fujimori, en los noventa. Pero para cumplir su promesa su gobierno tendría que construir 600 colegios al año. Es decir, 50 cada mes. ¿Cómo lo hará?

Sí, ahí nosotros creemos nuevamente en un programa como lo fue el INFES, un programa donde se estandarice la construcción de colegios, donde se tenga dos tipos de modelos por costa, sierra y selva. Recuerdo que durante el gobierno de mi padre se hicieron 3 mil colegios en 10 años. Es decir, aproximadamente se inauguraba un colegio por día. Hoy las formas, los métodos de construcción nos permite ser mucho más rápidos y a costos más baratos. Entonces, yo sí creo que es absolutamente factible, pero lo que hace falta es voluntad política. Y no solo nos vamos a enfocar en la construcción de nuevos colegios, sino también en el mejoramiento de la infraestructura actual. El 30% de los colegios no tiene agua y desagüe. Todo eso tenemos que cambiar y modernizar para que los niños puedan regresar a una educación presencial.

— El congresista Marco Pichilingue, de su partido, respaldó en junio último que se cree una “segunda instancia” de la Sunedu, denominada Consejo Nacional de Asuntos Universitarios (Conau). ¿Cree que es necesaria esta medida?

No, yo he sido también muy tajante en respaldar a la Sunedu, la vamos a fortalecer. Imagino que esa iniciativa ha sido a título personal, no significa una decisión de nuestro partido.

— ¿El superintendente de la Sunedu debe ser nombrado por concurso público?

Esa fue la crítica que nosotros hicimos en su momento a la ley universitaria, porque no se preocupaba justamente que se vulnere la autonomía de las universidades a nivel nacional. Sí, yo creo que el nombramiento se haga por concurso público. Me parece que es una buena salida para garantizar la autonomía de la Sunedu y de la Ley Universitaria. Pero entiendo que habría que hacer un cambio en la norma […] Sí, lo podemos proponer, me parece una buena idea.

— En el anterior Congreso, Luis Galarreta, quien integra su fórmula presidencial, presentó un proyecto de ley que plantea excluir la “ideología de género” de la política pública. ¿En un eventual gobierno de Fuerza Popular, se va a mantener el enfoque de género de la educación pública?

Lo que nosotros hemos señalado es que estamos a favor de la igualdad de género, eso significa el respeto que debe haber entre niños y niñas y entre hombre y mujeres, el entender que ambos, hombres y mujeres tenemos los mismos derechos y los mismos deberes. Pero lamentablemente con la igualdad de género viene la ideología de género camuflada y eso es lo que nosotros rechazamos porque la ideología de género señala de que los seres humanos no nacemos hombres o mujeres, sino que el género se define a lo largo del tiempo y en eso nosotros no estamos de acuerdo.

Sí, se va a hacer una revisión de los textos escolares no solamente en ese sentido, sino también revisar, porque lo que ocurrió en nuestro país durante los 80′ e inicios de los 90′ fue terrorismo y no conflicto armado, como señalan los textos escolares. Así que creo que es fundamental hacer una revisión con prudencia y respeto.

— Sus oponentes pueden decir que el fujimorismo busca reescribir la historia. Por ejemplo, ustedes rechazan las condenas que ha recibido el expresidente Fujimori. ¿Esto se va a modificar en los libros escolares?

No, no, imagínese, nada que tenga que ver con los temas políticos. Acá nosotros tenemos que decir claramente que lo que se vivió en nuestro país, lo que ocurrió en los 80′ e inicios de los 90′ fue terrorismo y no conflicto armado, como dicen los textos escolares.

— El término “conflicto armado” lo utilizó la CVR y usted, en la conferencia que dio en Harvard felicitó el trabajo de la comisión…

Yo lo que pondere en su momento es la búsqueda de la reconciliación de la CVR, hay algunas cifras que sí son rescatables, hay otros términos que no. El hecho de que yo pondere su intención no significa que yo esté de acuerdo con cada una de sus recomendaciones o palabras que ellos hayan señalado.

— Si gana a las elecciones, ¿ratificará a Julio Velarde en el BCR?

Yo no quisiera señalar, en estos momentos, ningún nombre en ningún cargo. Pero sí puedo reconocer el trabajo extraordinario que él ha venido haciendo hasta ahora. Y también señalar que la autonomía e independencia del BCR es fundamental de cara a la confianza que queremos generar en el sector privado. La política monetaria no puede estar afecta a decisiones políticas y nosotros creemos que es fundamental que esta se mantenga de manera autónoma a través del BCR.

— La tasa de desempleo llegó a 15,3% en el primer trimestre de 2021. Y el empleo formal cayó 32,1%. ¿Qué haría en el primer año de su eventual gobierno? ¿Cómo reactivará la economía y aumentará el trabajo?

Hemos intercambiado ideas con Jorge Baca Campodónico, [nuestra propuesta] es hacer muchas obras como ocurrió en el plan Marshall de los Estados Unidos, obras que tengan un gran impacto, sobre todo en las poblaciones más necesitadas, como colegios, postas médicas, reservorios, canales de irrigación, agua y desagüe, pistas y veredas. Ese tipo de infraestructura le mejora la calidad de vida a las personas. Y consideramos implementar estas obras a nivel nacional a través de Foncodes y sus núcleos ejecutores. Vamos a generar 2 millones de puestos de trabajo de manera rápida. Esto en simultaneo al apoyo a los emprendedores y al sector privado. De esta manera, vamos a reactivar rápidamente la economía y no con un programa de expropiaciones, como lo plantea Pedro Castillo.

— ¿Cómo se corregirán los problemas que enfrenta la inversión pública?

Habrá que hacerle seguimiento a cada uno de los proyectos, hay que destrabar los proyectos que están paralizados y tenemos que agilizar todo tipo de inversión, también las que están en el sector minero. Aquí también hay otra gran diferencia con el programa de Perú Libre. Nosotros creemos que este tipo de inversiones se tienen que dar dentro del marco absoluto respeto del medio ambiente y con el respaldo que se tiene que conseguir de la población.

— ¿Cuántos proyectos prevén destrabar? ¿Y en qué plazo?

Mira, por ejemplo, yo he utilizado varias veces la carretera Central en esta campaña, está colapsada, he ido por la carretera Sayán- Oyón-Yanahuanca hace años, y hace como seis años dicen que se está asfaltando. Yo me pregunto cuántos años más tenemos que esperar para tener carreteras de penetración hacia el centro del país. Tenemos que trabajar en simultánea varias carreteras que nos permitan bajar los tiempos y disminuir costos logísticos. También se deben modernizar los aeropuertos y los puertos, no solo los puertos de la costa, también los de la selva. Hay mucha obra de infraestructura mediana y grandes. Y los proyectos de irrigación como el Alto Piura, Chavimochic III, Chinecas, Majes Siguas II. Todo este tipo de proyectos tenemos que sacarlos adelante. Analizar uno por uno y ver dónde está el cuello de botella y reactivarlo.

— ¿Cómo estima reducir el déficit fiscal en un contexto en que los ahorros se consumen y los ingresos tributarios caen por efecto de la pandemia?

Nosotros pensamos ampliar la recaudación ampliando la base tributaria, no incrementando los impuestos, y estos se va a generar justamente dando todos los signos de confianza para que los mediados y los grandes inversionistas sigan apostando por nuestro país. De ser necesario, sí podemos emitir deuda para poder financiar todos estos proyectos de inversión que son necesarios. Nuestro país tiene cifras macroeconómicas para hacer este tipo de inversiones, y por eso yo he señalado al inicio de esta entrevista que nos corresponde también defender el capítulo económico.

— Usted, en una entrevista con RPP, indicó que la aprobación de parte del Congreso de retiro de fondos de las AFP es una “salida populista”. Pero Fuerza Popular respaldó esta medida. ¿Es decir, su partido también cayó en el populismo del actual Parlamento?

La primera medida, cuando fue de 1 UIT me parece, era una medida de excepción, pero ya la segunda que plantea un monto mucho más alto mayoritariamente nuestro grupo político ha votado en abstención y en contra. Hubo tres de los congresistas [de Fuerza Popular] que votaron a favor, pero mayoritariamente yo te digo que estamos en contra. Imagino que ese va a ser el sentir y la votación, si se llega a votar la insistencia.

Fuente: Diario el Comercio


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos

Gaceta Ucayalina Radio - Música y Noticias
0:000:00