Crónica

Crónicas de una noche de emergencia en Atalaya

Por Raúl Marín

Una insistente llamada telefónica advierte que la noche será dura, los años de experiencia de los profesionales de la salud hace que se pongan en alerta.

La llamada es de Pitza, una comunidad nativa Ashaninka en el tramo Atalaya _ Satipo, paciente grave de sexo femenino, problemas hepáticos, suena la sirena de la ambulancia y tratar de llegar a tiempo.

Dos horas de pericia del chófer de la ambulancia pone en evidencia que está preparado para esta accidentada geografía, la ambulancia es nueva, recién 2 mil kilómetros de recorrido y esta es una de las primeras carreras para salvar una vida.

Ya en la comunidad, la paciente recibe la atención esperada, todos en el pueblo muestran su alegría y confianza, LOS HOMBRES DE BLANCO LLEGARON, LAS LUCES Y EL SONIDO DE LA SIRENA, LES DEVUELVE LA PAZ.

Conducir a las tres de la mañana, sortear una intransitable carretera y renegar con algunos conductores que se muestran irresponsable ante una emergencia, es el común denominador durante la ruta.

Finalmente, la paciente llega al centro de salud de Atalaya, donde fue recibida y atendida como se merece.

La familia vuelve a respirar con normalidad, nuevamente, los profesionales de la salud en Atalaya, lo lograron.


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos

Gaceta Ucayalina Radio - Música y Noticias
0:000:00