Historia

Conoce al catador y aval del café de calidad en Bosque de Protección Alto Mayo

Jorge Morocho Guerrero es responsable del laboratorio de control de calidad de Coopbam Ltda. y forma catadores.

San Martín.- Es un auténtico erudito en cuanto a determinar la calidad del café. Sus afinados olfato y papilas gustativas son las herramientas principales con las que el experimentado catador Jorge Isael Morocho Guerrero identifica con sabia precisión los atributos que debe reunir un café especial de excelencia.

Nacido hace 34 años en Piura, Jorge Guerrero reside actualmente en la región San Martín, donde ejerce desde 2019 como responsable del Laboratorio de Control de Calidad de Café Orgánico de la Cooperativa Bosque de Protección Alto Mayo (Coopbam Ltda.), ubicada en la provincia de Rioja, y como catador Q Grader.  El Catador Q Grader es un profesional entrenado para evaluar y certificar la calidad del café.  En la medida que el catador certificado conoce el lenguaje de la calidad, está entrenado y calibrado para evaluar y certificar la calidad del café en cualquier escenario, país productor o en la industria, como ocurre con Jorge Morocho.Gracias a su excepcional talento, conocimiento y experiencia, Jorge Morocho no solo ha contribuido a lograr que la producción de los caficultores del departamento de San Martín sea cada vez de mejor calidad, sino también al prestigio del Perú como país emblema de cafés especiales.Alcanzar este objetivo no fue una tarea sencilla. Primero se tuvo que convencer a los caficultores que no creían en la calidad, principalmente por el desinterés de los intermediarios que les compraban sus cosechas, pero también por falta de conocimiento de cómo lograrlo.Ante esta situación, Jorge Morocho empezó capacitando a los comités de productores en aspectos claves como la postcosecha, fermentación y almacenamiento para obtener un café de óptima calidad. De los 280 caficultores que integraban Coopbam Ltda. en 2017, en la actualidad suman 475, lo que evidencia que la apuesta por la calidad rinde frutos a mediano y largo plazo.

Preservación y aprovechamiento sostenible 

Junto con la capacitación a los productores, Coopbam Ltda. Implementó en 2018, en su laboratorio de calidad, una Escuela de Catadores, dirigida también por Jorge Morocho. Ello ha sido posible gracias al Acuerdo de Conservación suscrito con el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp), y que cuenta con el apoyo de la Asociación Ecosistemas Andinos.Un Acuerdo de Conservación es un compromiso que asumen los productores agropecuarios, sus familias y los responsables de la gestión del Bosque de Protección Alto Mayo, para cuidar esta área natural protegida con el propósito de preservar su integridad e impulsar el aprovechamiento sostenible de sus recursos naturales.Entre esos recursos naturales destaca el café, lo que ha permitido generar cadenas de valor de estos productos y promover su comercialización en mercados nacionales e internacionales, en beneficio directo de las familias y del bosque.El Sernanp suscribió, desde el 2011 hasta ahora, un total de 1,091 acuerdos de conservación colectivos con comunidades ubicadas al interior del Bosque de Protección Alto Mayo, lo que permite también fortalecer la conservación de las fuentes de agua para 280,000 habitantes de las provincias de Rioja y Moyobamba.

Escuela de Catadores

La buena implementación de la Escuela de Catadores, con los equipos adecuados para una enseñanza adecuada, permiten formar a otros expertos y con ello mejorar las condiciones de vida de sus familias, multiplicando el impacto positivo de producir cafés especiales.Morocho Guerrero destaca que gracias a las capacitaciones se ha logrado producir, en estos cuatro años de trabajo, cafés de calidad que resaltan por su acidez y notas de sabor a chocolate, cítricos, malta y vainilla. Al calificarlas obtienen un puntaje promedio de 82, aunque pueden llegar a 87, cuando antes llegaban en el mejor de los casos a 80.

Pasión por el café

Aunque es un catador profesional desde hace casi diez años, Jorge Morocho considera que nació con el don de percibir finos aromas y sabores. Este atributo de su organismo lo llevó a descubrir en el café un apasionante universo que llena de plenitud su vida y en el que es consciente de que nunca se termina de aprender.Con esa humildad que lo caracteriza imparte a sus alumnos todo lo que conoce del café y la pasión que debe dedicársele desde la cosecha para obtener un producto especial de óptima calidad.


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos

Gaceta Ucayalina Radio - Música y Noticias
0:000:00