Opiniones

Un guadalupano en la Operación de Chavín de Huantar

Carlos Jara Cuevas

Analista de política internacional, seguridad y cooperación al desarrollo.

Madrid 02/03/2021

En estas horas de crisis nacional por el efecto del coronavirus, la corrupción política, las condiciones precarias de la atención de la salud publica tal parece que los problemas siguen siendo parte de los retos de nuestra historia, en ese sentido aquí tratamos un tema de nuestra historia con la crisis de la violencia terrorista ante la pobreza y extrema pobreza en que se ve hundiendo nuestro país. Los peruanos siempre hemos superado estas circunstancias y en estos momentos electorales todo hecho histórico nos muestra la capacidad de respuesta de la nación y de sus ciudadanos. La generación de ex alumnos guadalupanos de la década del 80 del siglo XX nos deja una experiencia en el conflicto interno contra el terrorismo uno de esos ejemplos es las memorias del Crl.(r) Ulises Flores Rosas queda un capítulo de su trayectoria en la lucha contra el terrorismo en el Perú constituyendo la Operación Chavín de Huantar un hecho histórico del Estado peruano en resolver con un plan militar, policial y político la toma de la embajada del Japón en 1997 por la organización terrorista MRTA derrotándola y recuperando la libertad de los rehenes. Aquí presentamos el recuerdo de las operaciones que desde las fuerzas policiales se operó en toda esta larga batalla hasta el día de la liberación de los rehenes. Así refiere los hechos el guadalupano Ulises Flores Rosas ex coronel de la PNP de larga trayectoria institucional y héroe de Chavín de Huantar:

17 de diciembre toma de la embajada de Japón.

Hoy 17diciembre un año más de la toma de la embajada de Japón en Perú.-

Parte de la historia y algo más ....

Cabe acotar a este álbum de los recuerdos la participación del personal policial que participamos con honor y lealtad:

Que, con fecha 17 de diciembre de 1996, a horas 20.30 aproximadamente al producirse la toma de la embajada de Japón, residencia del embajador Morihisha Aoki con 700 rehenes aproximadamente, encontrándose entre los detenidos secuestrados tales como autoridades del gobierno, diplomáticos, ministros, familiares, oficiales FFAA, PNP y otros invitados que asistían a la celebración del 63º aniversario del natalicio del emperador de Japón Akihito.

1.- Hecho delincuencial perpetrado por 14 miembros terroristas del movimiento revolucionario Túpac Amaru “MRTA” al mando del jefe de la dirección nacional del MRTA Néstor Cerpa Cartolini alias comandante “Hemigidio Huertas Loayza” (43) años de edad. Acompañado de sus miembros del destacamento especial integrado por “los negritos” y “vietnamitas”, siendo su lugarteniente y negociador Rolly Rojas Fernández, conocido como el “arabe”.

2.- El movimiento revolucionario Túpac Amaru (MRTA) fue una organización terrorista peruana de corte comunista y guevarista de extrema izquierda fundada en 1982. ​ Inició su accionar en julio de 1984, y fue parte de la época del terrorismo en el Perú (1980-2000). El MRTA se sirvió de asesinatos selectivos, emboscadas y atentados con coches bomba para atacar a instituciones armadas del estado como son el ejército y la policía nacional del Perú, también los grupos terroristas emerretistas funcionaron uniformados en las regiones de la selva alta peruana. El MRTA fue liderado por su fundador Víctor Polay campos hasta su recaptura y encarcelamiento en julio de 1992, secundado en la línea de mando por Peter Cárdenas Schulte, jefe de los llamados comandos especiales del MRTA.  Quien logró fugar con 47 emerretistas (de los 773 recluidos del MRT). Los 47 quienes fugaron por un túnel construido de 332 metros de largo y a 14 metros de profundidad construido por 25 sujetos miembros del pelotón urbano de fuerzas especiales “comandante panduro Rengifo del MRTA”, con destino hacia el penal que terminaba entre los pabellones 1b y 2a, un lugar de acceso prohibido conocido como «tierra de nadie». El líder emerretista, recluido en el venusterio, pudo escapar durante la final del mundial Argentina vs Alemania, pues Polay tenía las llaves de su celda, y se movilizó sin ningún problema hacia la desembocadura del túnel. Una vez fuera Polay se dedicó a recomponer el partido hasta su recaptura en junio de 1992, mientras comía en un restaurante de San Borja. Actualmente, purga una condena de 35 años de prisión por el delito de terrorismo llevado al penal de Yanamayo y luego a la base naval del callao; dejando entrever la actitud del presidente Alan García Pérez hacia Polay Campos, ya que entre ellos hubo un vínculo muy cercano durante su juventud: provenían de familias apristas, fueron militantes del partido y estudiaron juntos en París – Francia en la década de los 70. Aquellas coincidencias solo hacían dudar más de la responsabilidad política del gobierno en la fuga, tras la captura de Polay, asumió como líder el terrorista Néstor Cerpa Cartolini quien un 17 de diciembre de 1996 dirigió la toma de la residencia del Embajador japonés en Lima – San Isidro con 14 miembros de la organización terrorista (mrta) tomaron como rehenes -inicialmente- a diferentes personajes  entre  diplomáticos, oficiales del gobierno, militares de alto rango y empresarios que asistían a la celebración con ocasión del 63º aniversario del nacimiento del emperador de Japón Akihito, este operativo terrorista fue cuidadosamente planeado y probablemente pensaban capturar al presidente de la republica del Perú de ese entonces Alberto Fujimori, que suponían asistiría a la recepción en honor al emperador nipón. Los subversivos actuaron divididos en cinco grupos.

El primer grupo de ellos se mimetizaron con los mozos y entraron con el personal de servicio. En el menaje introdujeron algunas armas y explosivos. Algunos de los rehenes liberados narraron que habían notado un comportamiento extraño en algunos mozos, e incluso reportaron incidentes como el derrame de una copa sobre el traje de una dama, producto de la inexperiencia del que servía.

El segundo grupo terrorista ingresó a la embajada bajó el disfraz de repartidores de arreglos florales parte de las armas entraron bajo las flores.

El tercer grupo o destacamento terrorista llegó en una camioneta pintada como ambulancia de alerta médica. Entre diez y doce subversivos, uniformados al estilo mrta y con el rostro embetunado, saltaron un muro trasero de la residencia y entraron cuando sus cómplices ya habían iniciado el operativo. Según los testigos, los terroristas tenían modernas radios, con micrófonos en la solapa lanza cuetes y otros pertrechos militares quienes dejaron la camioneta encendida en el apuro, y olvidaron allí una caja de municiones. Minutos antes del asalto, los subversivos.

El cuarto grupo o destacamento hicieron detonar un potente explosivo cerca de la residencia. De esa manera causaron desconcierto en la custodia policial.

En todo este caos un jefe policial en calidad de negociador increpo a viva voz con altoparlantes les indico: "¡están rodeados, ríndanse!" -¡patria o muerte, venceremos!, fue la respuesta terrorista seguida de una ráfaga de ametralladora.

El quinto grupo o destacamento llamado personal de contención en caso de que intervengan las fuerzas del orden para atacarlos por la espalda o distraídos.

Luego de cuatro días liberan a los 5 primeros rehenes entre ellos el hoy presidente del Perú Francisco Sagasti. Que describiría al terrorista Néstor Cerpa Cartolini, que se hacía llamar el “comandante huertas”, encargado de darles charlas a los secuestrados, sobre la ideología del grupo terrorista. Con Cerpa llegó a desarrollar una confianza lo suficientemente estrecha como para discutir los errores de la toma a la embajada de Japón, llegando a un punto en el que el “comandante huertas” le reveló que se arrepentía de haberse dado el trabajo de buscar una ambulancia para camuflar el asalto, ya que no había el nivel de seguridad que ellos esperaban.

Reconoce Sagasti a Cerpa como un “sujeto interesante al que desearía invitarle en una mesa un trago para poder seguir conversando”. Con todo esto en cuenta, no es sorpresa que hayan sido los dos emerretistas mencionados los encargados de la despedida al momento de liberarlo. Fue “el árabe” el que lo invita a recoger sus cosas para alistarse a salir y entre sus pertenencias incluía su saco y un pedazo de cartón que Sagasti consideraba con ironía como su "diploma de rehén". Y se suma Cerpa acompañándolo hasta el final, con quien intercambia un diálogo que no precisa en sus memorias, más allá del detalle de que fue una conversación que incluía sonrisas y que concluyó con dos firmas de dos autógrafos de los terroristas el árabe y Cerpa Cartolini firmados en una  tapa de cartón. Cabe mencionar que el resto continuaron como rehenes por 126 días, 71 rehenes que quedaban fueron liberados el 22 de abril de 1997.

3.- Que, por orden superior del comando de la Policía Nacional del Perú, el suscrito fue designado al igual que otros colegas de la PNP.  A participar en las operaciones especiales estrictamente reservadas de inteligencia llevadas a cabo durante 125 días aprox. Hasta la fecha del rescate de los rehenes de la embajada de Japón. Cabe mencionar que tanto el reconocimiento de los comandos del ejército peruano es tan igual como para los que participaron en toda la operación en este caso los miembros de la PNP y los mineros. En especial el mío propio por cuanto cabe precisar que en esos momentos en mi calidad de logístico-abastecimiento – jefe de almacén de repuestos nº2, PNP al prestar servicios en la dirección de logística de la PNP. Y encontrarme destacado por necesidad del servicio de manera reservada en la residencia de la Embajada del Japón comisionado para trasladar en un camión por las mañanas tardes y noches todos los días para abastecer de rancho frio a los comensales miembros PNP. Algo de cuatrocientos efectivos aproximadamente acantonados en la embajada, que daban resguardo en los tres anillos de seguridad formados al perímetro de las instalaciones de la embajada, y que solamente ingresaba personal clasificado y autorizado, debidamente registrado, pero tal es el caso que no solo fue mi calidad de logístico y/o “ranchero” sino también de abastecimiento de otros menesteres y materiales para los pabellones de comando, el mismo que se encontraba al mando de general PNP. Luis Malasquez Durand, más conocido como “malulo” y el coronel Juan Carlos Mejía León más conocido como “pelito” y otros.

4.- Siendo de mi responsabilidad y secreto profesional y salvaguardar mi pellejo aplicar toda la estrategia conocida en los avatares de la policía de investigaciones del Perú, inteligencia toma de decisiones y estrategia  para la entrega de productos algunos mimetizados así como bidones y botellas de agua hasta por demás, chocolates, cajas de galletas, bolsas de caramelos, latas de leche nestlé, cajas de frugos hasta por demás, para que el vehículo ingrese pesado y salga igual de la embajada a fin de pasar desapercibidos y otros menesteres así como entrega de libros, papel, juegos de mesa, casinos dados, ludo, ajedrez, juego de damas, ropa de colores claros comprados en gamarra, entrega de lampas, picos, linternas, clavos, martillos, ventiladores de pedestal, rollos de cables eléctricos, focos, lámparas, tazas, termos, madera, útiles de aseo lampazos escobas y otros instrumentos y herramientas dejados en el pabellón comando en el interior de las casas alquiladas por la superioridad alrededor de la embajada de Japón. Materiales para los mineros que trabajaron durante día y noche los túneles así como la compra de instrumentos musicales comprados en la av. Dos de mayo “Villalta” a los que se le instalaron dispositivos sofisticados de alta tecnología de punta en diferentes lugares de la casa los que pasaron encaletados de contrabando y desapercibidos al interior de la residencia de Japón sofisticados micrófonos y cámaras de video en miniatura y otros.

5.- Tenia la gran responsabilidad y el honor en mi calidad de profesional (ex miembro de la marina de guerra del Perú "licenciado" ), ( ex miembro de la policía de investigaciones del Perú),(como combatiente sinchi),(fundador de la unidad elite de la policía nacional del Perú la direccional nacional de operaciones especiales dinoes), experimentado en explosivos mgp. Pip. Udex.), asimismo con el debido cuidado y exacto para que la banda de músicos de la policía nacional del Perú y/o el equipo de música instalado con alto parlantes en el perímetro del local funcionen con alto volumen, entonando el himno nacional del Perú y otras marchas así como la coordinación para el traslado de la banda de músicos de la PNP. Hasta los mismos colegas y curiosos del perímetro con ese espíritu de cuerpo cantaban y entonaban de corazón a viva voz y a todo pulmón el himno nacional y otras marchas para generar el máximo e inclusive organizando pequeños desfiles del personal, que generaban ruido y así pasar desapercibidas las excavaciones debajo de la embajada de Japón a la hora exacta a las 08.00 y a las 12.00 así como 18.00, para que los mineros puedan trabajar en las excavaciones y sea un éxito la operación Chavín de Huantar.

6.- Asimismo en este camión (troncomovil) al momento de ingresar a la zona del perímetro de la embajada de Japón en especial a las casas alquiladas en número de cinco (05) alrededor de la embajada de Japón, las que eran de acceso estrictamente reservado, restringido y secreto donde solamente ingresaba personal autorizado y clasificado iba dejando especies, materiales y otros, momento que se aprovechaba para sacar tierra piedras, desperdicios basura y otros sacado de las perforaciones y/o cuatro túneles hechos por los mineros serranos peruanos quienes a punta de pico y pala y carretilla subían parte de los desperdicios y tierra en costales negros de yute subidos a mi camión rápidamente en cuestión de unos minutos y con el máximo cuidado de hacer ruido para sacar parte de los desechos de tierra y. Piedras, para el éxito de la misión de rescate la operación “Chavín de Huantar” . Este material de tierra y piedras que eran sacadas con el mayor celo rapidez, secreto y cuidado para desecharlo en las playas de la costa verde y otros lugares para no generar sospechas rompiendo inclusive lo estipulado en la hoja de ruta. Haciendo presente que en todo momento se tuvo la extrema seguridad y el cuidado necesario para evitar ser seguido por miembros del equipo de contención de los terroristas, así como sus familiares tan igual como de los periodistas y curiosos que también se encontraban en el perímetro husmeando información por el lugar.

7.- Que posteriormente luego de la incomparable e impecable labor de inteligencia y operación táctica y estratégica realizada se culminó con el rescate de los rehenes un día como hoy con fecha 17 de diciembre de 1996, a horas 20.30 aproximadamente se produjo la toma de la embajada de Japón, residencia del embajador Morihisha Aoki con 700 rehenes y un día histórico para el Perú un 22 de abril del año 1997 se produjo la liberación impecable de los rehenes, realizada por los comandos Chavín de Huantar y el glorioso y ejemplar y final rescate de los rehenes todo esto como parte de la historia del Perú. Sigamos promoviendo cultura de paz y educación en mi calidad de licenciado de la marina de guerra del Perú, miembro de la policía de investigaciones del Perú, fundador e instructor de la DINOES (dirección nacional de operaciones especiales de la policía nacional del Perú), unidad elite PNP.  Combatiente sinchi – Mazamari, y catedrático de la policía nacional del Perú. En aras por la cultura del conocimiento y paz nacional. Sin educación no hay seguridad saludos de Ulises Pedro Flores Rosas.


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos

Sigue transmision gu db1ca652
Aplicacionnueva b20fadd9

Escape 42989b8bVocacion 6ec01671Punto ec62ee0fPagina c29a18dbSaludable 5fa274c9Jne fe996a39Familia e0a9160dRegional a20152bc

Anuncio newsletter gaceta f29c7558

Caminos 9661de73


Más leídas - Carlos Jara Cuevas


Gaceta Ucayalina Radio - Música y Noticias
0:000:00