Medidas estrictas

Italia: La mitad del país se confina hasta Semana Santa para combatir la COVID-19

Diez regiones de Italia se encuentran desde ayer en la llamada "zona roja", con las mayores restricciones, y así se mantendrán hasta el próximo sábado, mientras se celebra la tradicional Semana Santa.

Roma.- Diez regiones italianas, la mitad del país, se encuentran desde ayer en la llamada "zona roja", la de mayores restricciones, y así se mantendrán hasta el próximo sábado, cuando todo el país entrará en un confinamiento de tres días, los festivos nacionales de Semana Santa, para combatir la guerra contra el coronavirus.

El Gobierno italiano ultima un nuevo decreto que entrará en vigor a partir del 6 de abril, cuando vence el actual, y que regulará los contactos en el país para tratar de acelerar la campaña de vacunación y frenar los contagios.

"Estamos en guerra y necesitamos medidas de guerra", dijo este lunes el jefe de Protección Civil, Fabrizio Curcio, en Génova (norte), en la inauguración de un gran centro de vacunación en un espacio de ferias y congresos.

Los medios italianos avanzan que el Gobierno de Italia podría decidir mantener las duras limitaciones actuales hasta finales de abril, cuando termina el estado de emergencia, y eso implicaría dejar al país en zonas "rojas" y "naranjas", es decir, de nivel de restricciones alto e intermedio.

Esto supondría mantener los bares y los restaurantes cerrados, y en estas zonas solo se permite comprar comida para llevar o pedir a domicilio, y también tendrían la persiana bajada los cines y los teatros, que hace semanas el Ejecutivo pronosticó que podrían abrir desde el 27 de marzo en las áreas con menos infecciones.

Seguirán prohibidos los deportes de contacto y equipo, y solo se podrá realizar actividad física individual al aire libre, como caminar, andar en bicicleta y correr.

En cuanto a las escuelas, después de Semana Santa se permitirá la apertura de los colegios incluso en las zonas confinadas, desde las guarderías hasta el primer año de la educación secundaria, tal como ya anunció Draghi el pasado viernes.

RESTRICCIONES "ABSURDAS" PARA LA ULTRADERECHA

Controlar la pandemia sin penalizar más de lo debido las actividades económicas es un desafío para el actual Gobierno italiano.

El líder de la ultraderechista Liga, Matteo Salvini, ha considerado este lunes que "mantener todo cerrado con independencia de los datos sanitarios es impensable" y ha tildado de "absurdo" prohibir los desplazamientos dentro de Italia "y permitir las vacaciones en el extranjero".

Además de contener la curva de transmisiones, Italia busca acelerar las vacunaciones para llegar lo antes posible a la inmunidad de grupo, y este lunes el ministro de Sanidad, Speranza, ha firmado un protocolo de actuación con regiones y farmacias para que sirvan como centros de vacunación.

"La campaña de vacunación es la verdadera clave para cerrar esta temporada tan difícil", ha señalado en las redes sociales.

Fuente: RPP


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos

Gaceta Ucayalina Radio - Música y Noticias
0:000:00