¡Buena noticia!

Covid-19: San Martín controla pandemia gracias a intensa campaña de sensibilización

Gobernador Pedro Bogarín pide priorizar a su región en la vacunación al tener una población no inmune

Tarapoto.- La región San Martín mantiene en la actualidad una situación estable frente a la segunda ola por la covid-19, gracias a la gran inversión que destinó en campañas de concientización dirigidas a la población para que se protejan adecuadamente, se chequen por el personal de salud y así evitar llegar a cuidados intensivos; en la implementación del sistema hospitalario y en el abastecimiento de oxígeno, afirmó el gobernador regional, Pedro Bogarín.

“Quizá lo que nos diferencia de otras regiones es que en San Martín hemos invertido bastante dinero en agresivas campañas para sensibilizar a la población y creo que la gran mayoría de los sanmartinences tienen un comportamiento social responsable, de tal forma que en la zona urbana la mayoría usa correctamente la mascarilla y respeta el distanciamiento social de 2 metros o una vaca de distancia entre una persona y otra. Eso se entiende fácil en zonas rurales”, puntualizó a la Agencia Andina.

Sostuvo que de lo contrario San Martín no podría soportar, por ejemplo, que aparezcan 500 casos de la covid-19 en un día o que 100 pacientes necesiten ingresar a la unidad de cuidados intensivos. ”En ningún país del mundo podría atenderse ese crecimiento exponencial”, acotó.

Dijo, además, que la región cuenta con 374 centros de salud de nivel I-3 y I-4 y todos poseen oxígeno, pulsioximetros, termómetro digital, medicamentos y una red de logística que va atendiendo. “Si nuestros hospitales no se llenan es porque buena cantidad de pacientes son atendidos en sus casas o bien en los centros de salud cercanos; si el oxímetro indica nivel de saturación menos de 90, entonces irá al hospital”, expresó.

Adicionalmente se creó un sistema comunitario que iniciaron en las comunidades indígenas, dotándolas de mochilas para el combate a la pandemia, las cuales contienen termómetro digital, pulsioxímetros y medicamentos. Estas comunidades tienen su promotor de salud y al detectarse la enfermedad inmediatamente comienza todo un sistema logístico para un buen manejo en la atención del paciente.

Del mismo modo, el Ejército, la Policía Nacional y rondas campesinas tienen estos equipos y entonces se cobertura la zona rural, el primer nivel y segundo nivel con el hospital referencial. Hay tres hospitales covid-19: en Moyobamba, Tarapoto y Tocache.

Estadísticamente en San Martín hay 129 pacientes hospitalizados, 28 pacientes en UCI y cero fallecidos, pero en algún momento -precisó Bogarín- tuvieron 272 hospitalizados en la primera ola, han sobrepasado la cantidad de pacientes en UCI que llegaron a 26, pero hubo 23 muertos en un solo día, y ahora oscilan entre cero, uno y hasta cinco, pero no se pasa de esa cifra. “Por lo tanto, hay una situación bastante estable con ligera tendencia a incrementarse”, recalcó. 

Para el control de la pandemia, el gobierno regional adjudicó un presupuesto de hasta 146 millones de soles y como la inversión iba creciendo, 78 por ciento era presupuesto propio y hoy casi equiparan al Gobierno Nacional. Es que lo importante es mejorar la capacidad resolutiva de los hospitales y establecimientos del primer nivel de atención, sostuvo Bogarín.

En ese contexto, explicó que mejorar la atención en cuidados intensivos es muy complicado, pues una cama UCI implica todo un sistema logístico a implementar para que funcione, porque comprende un ventilador mecánico, monitores multiparámetros, bombas de infusión (a veces de dos a tres), medicamentos y recurso humano especializado, pues no solo intervienen médicos, enfermeras y técnicos de enfermería; todo esto es difícil lograr de la noche a la mañana, acotó.

Bogarín recordó también que inicialmente contaban con 12 camas UCI y en estos momentos existen 105, por tanto, comparativamente significa 175 por ciento de crecimiento en camas UCI. Lógicamente las 105 camas no son todas para pacientes UCI hay otras patologías también que necesitan atención, refirió.

Dotación de oxígeno

En cuanto al oxígeno, destacó que San Martín está abastecida y narró que cuando empezó la pandemia contaban con una planta de oxígeno obsoleta que nadie la puede arreglar y otra planta malograda, entonces compraron este insumo a la empresa privada y hoy funcionan 9 plantas de oxígeno, todas del gobierno regional. 

“No hemos recibido recursos del Gobierno Nacional ni de la empresa privada, hay planes, ofrecimientos, promesas que están siguiendo su curso, pero como no nos confiamos compramos y ahora con las nuevas plantas de oxígeno adquiridas aseguramos la atención para la población. Producimos mucho más oxígeno de lo que consumimos actualmente, dada la situación estable, de acuerdo a la estadística epidemiológica”, expresó.

Remarcó que San Martín produce 4,700 metros cúbicos diarios de oxígeno, de los cuales consumen 2,000 y con los 2,400 metros cúbicos restantes, solidariamente ayudan a Huánuco, Loreto, EsSalud en Moyobamba, los servicios de Salud de Iquitos, Instituto de Investigación de la Amazonía Peruana, también de Iquitos; a los hospitales de Ate, Chosica y Huaycán de Lima y el Rezola de Cañete. “Últimamente nos hemos comprometido con el hospital regional de Medicina Tropical de Chanchamayo (Junín), porque sabemos que es muy difícil que ellos puedan proveerse de este recurso importante para la lucha contra el covid-19”, señaló.

Vacunación

En relación al proceso de vacunación, la autoridad regional recordó que San Martín ha recibido, en dos armadas, 8,059 dosis y de ellas 98 por ciento ya están aplicadas. “Tenemos un plan de vacunación que le presentamos al Ministerio de Salud (Minsa)en octubre pasado esperando ser pilotos en vacunación”, anotó.

Bogarín dio a conocer que están operativos 51 puestos de vacunación, el sistema logístico y cuentan con voluntarios preparados para apoyar a las enfermeras en el llenado de la documentación de las fichas y están a la espera de 1,000 vacunas más para cumplir con el personal hospitalario, tanto asistencial como administrativo. “Nosotros tenemos 650,000 personas para vacunar, osea un millón 300 mil vacunas necesita San Martín”, enfatizó.

En este aspecto, el gobernador comentó que las regiones que están muy complicadas por el número de casos de la covid-19 que registran, van a tener un alto grado de inmunidad, pero San Martín no tiene esa situación y su población es altamente susceptible a enfermar, por tanto –continuó- el Minsa debería preferir a esta población expuesta. Además, incidió en que una persona que tuvo el coronavirus no debe vacunarse hasta 3 a 6 meses después.

“Entonces qué hacemos vacunando a esas poblaciones inmunes, simplemente por la presión mediática, por las exigencias políticas, cuando debemos proteger a una región como San Martín que tiene una población altamente susceptible y ha demostrado una gran solidaridad con otras regiones”, refirió.

En ese contexto, recordó que la variable Brasileña llegó a Iquitos (Loreto) y Huánuco, regiones colindantes con San Martín, así que el riesgo es alto.

Respecto a la necesidad de más recursos humanos, comentó que es un pedido reiterado al Gobierno Central pero aún sin respuesta, por lo que han tomado previsiones y tienen 7 intensivistas que han capacitado a algunos médicos generales. “Estamos pagando remuneraciones interesantes en un mercado que se rige por el libre mercado y compitiendo en este escenario, así que nuestros especialistas se mueven de un hospital a otro enfrentando la segunda ola”.

Clases escolares presenciales 

De otro lado, Bogarín se pronunció sobre el posible reinicio de las clases escolares presenciales. Consideró que no pueden empezar en el mismo nivel en todas las jurisdicciones. En las zonas rurales los riesgos son muchos menores que en las zonas urbanas, pues la covid-19 tiene que ver con concentración humana y por eso hay cantidad de casos en Lima y en grandes ciudades.

“En las zonas rurales carecen de sistemas de comunicación, internet, Smartphone y allí nuestros niños se están atrasando; por consiguiente deberían iniciar las clases presenciales pero vacunando a los profesores, opinó.

Cuando la humanidad esté vacunada- prosiguió- la covid-19 será una enfermedad más que seguirá atacando, pero se tendrán los recursos para controlarla. Por eso el Gobierno debe preocuparse por conseguir las vacunas y distribuirlas gratuitamente, es su obligación; por lo mismo estoy en desacuerdo de que los gobiernos regionales las compren como se han pronunciado algunos gobernadores, indicó.

Por último, Bogarín hizo hincapié en que San Martín es una zona de desastres, ha soportado terremotos y soportan vientos huracanados e inundaciones todos los años, a lo que se suma que permanentemente viven con brotes epidémicos de fiebre amarilla, malaria, dengue, entre otras enfermedades metaxénicas. “Así que la experiencia de San Martín hoy está sirviendo para controlar de la mejor manera la pandemia del coronavirus”, concluyó.

Fuente: Andina


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos

Gaceta Ucayalina Radio - Música y Noticias
0:000:00