Opiniones

El fujimorista Hernando De Soto: De "terruqueador" a inventor de "encuesta".

Por Jaime Antezana Rivera

Hernando De Soto es uno de los más ilustres representantes del neoliberalismo económico peruano. Su libro "El Otro Sendero: La revolución informal" (1986) y el Misterio del Capital (2000) lo llevaron a ser reconocido como un economista conocido por su trabajo en la economía informal y en la importancia de los negocios y derechos de propiedad.

Independientemente de su innegable aporte en estos temas, sin embargo, a través del Instituto Libertad y Democracia (IDL) que preside asesoró gran parte del gobierno del dictador Alberto Fujimori Fujimori. Igualmente, asesoró la campaña electoral de la hija del dictador, Keiko Fujimori Higuchi, en las elecciones de 2016. En términos practico-reales era un fujimorista.

El 25 de setiembre pasado, anunció su candidatura presidencial por el partido Avanza País para las elecciones generales del 11 de abril de 2021 y, altamente probable, la segunda vuelta del mes de junio. Con su candidatura presidencial de De Soto se desengancho del fujimorismo de Keiko Fujimori y Fuerza Popular, pero más no del modus operandi fujimorista.

El modus operandi fujimorista de De Soto se ha visto en dos momentos. El primero, cuando intentó "terruquear" a Verónika Mendoza, candidata presidencial por Juntos por el Perú, en una entrevista con Beto Ortiz en WillaxTv. Allí dijo: "La señora Mendoza tiene fotos con Sendero". Fue un "terruqueo" bajo. ¿Por qué? No existen fotos de Mendoza con "terroristas".

¿Qué fotos de Verónika Mendoza con "terroristas" puede haber visto Hernando De Soto para afirmar lo que le dijo a Beto Ortiz en WillaxTV? ¿Las fotos falsas con Abimael Guzmán que circularon y siguen circulando en las redes sociales? ¿O para De Soto los militantes de las izquierdas legales, como para Keiko, son "terroristas" o la "Izquierda Radical"?

Aquí De Soto recurre a una de las invenciones del fujimorismo para descalificar y deslegitimar a sus adversarios y las protestas sociales: el "terruqueo". El descenso a ese nivel, impensable en el ilustrado De Soto, expresa impotencia y falta de argumentos para bajarse a quien considera la principal adversaria política a enfrentar en el proceso electoral: Verónika Mendoza.

Y, el segundo, lo que ha sostenido Hernando De Soto en una entrevista el martes 15: al mostrar una encuesta "realizada" por la Dirección General de Gobierno Interior del Mininter en la que él aparece en primer lugar con 12,71%. Seguido por Urresti, con 11. 11%, Keiko con 10.45%, Julio Guzmán con 8.52% y después Forzay sin mencionar su porcentaje.

Según De Soto, "gente muy allegada al aparato estatal parece que estaba indignada de la enorme diferencia que hay entre las encuestas que ellos manejan" (de la Dirección General de Gobierno Interior) con las otras encuestas. "Creen que hay manipulación y que eso no es justo", dijo. Por esa razón, le hicieron llegar esa encuesta ¿Es cierto lo que dijo De Soto?

Obviamente que esa encuesta es absolutamente falsa, bamba. Si algo conocen la mayoría de peruanos es a los gobernadores, subprefectos y prefectos que forman parte de la Dirección General de Gobierno Interior. Saben que esta densa red de autoridades distribuida en el territorio nacional no realizan encuestas. No tienen capacidad para hacerlo.

No era necesario que el Ministerio del Interior a través de un pronunciamiento niegue que esa dirección haya realizado la encuesta para darse cuenta que la "encuesta" presentada por De Soto presumiblemente haya sido mandada hacer. Por eso lo presentó en el programa de Beto Ortiz y no en un medio de comunicación nacional de la derecha, centro o izquierda.

Lo presentó en uno de los programas del canal donde se difundió las imágenes de un arma "hechiza" de Chile que se le quiso imputar haber sido utilizados por los jóvenes que marcharon entre el 9 y 14 de noviembre pasado. ¿Qué busca De Soto cuando presenta una encuesta trucha? Llamar la atención y crecer en las encuestas. Será lo contrario.

Al recurrir a esa "encuesta" trucha De Soto ha recurrido a otro modus operandi del fujimorismo: un psicosocial. Eso es lo que ha hecho al presentar una "encuesta" donde el lidera seguido -oh sorpresa- por Urresti y Keiko Fujimori, como si el país se hubiera olvidado quien es Keiko y el rol del partido de Urresti en el golpe de estado mafioso.

Colofón: Hernando De Soto puede haberse desenganchado de Keiko Fujimori y Fuerza Popular pero realmente es un fujimorista: "terruquea" y presenta una "encuesta" tipo un psicosocial que lo eleva a la cúspide de las preferencias del electorado. ¿A qué otras prácticas del fujimorismo recurrirán en su obsesión por subir en las encuestas que le son adversas?


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos

Sigue transmision gu db1ca652
Gubanner2 b3d7e6eb

Consulta 553c8ed7

Familia e0a9160dSaludable 5fa274c9Escape 42989b8bPunto ec62ee0fVocacion 6ec01671Regional a20152bcJne fe996a39Pagina c29a18db

Caminos 9661de73

Telegram gaceta 24344613



Gaceta Ucayalina Radio - Música y Noticias
0:000:00