Opiniones

Perú: La vacancia de Martín Vizcarra y la ruina política neoliberal

Carlos Jara Cuevas

Analista de política internacional, seguridad y cooperación al desarrollo. Prensa internacional para Gaceta Ucayalina

Londres 10/11/2020

 

La nave neoliberal desde el fujimorismo hasta la caída de Vizcarra

Al iniciar este articulo recojo una foto de la vivienda precaria en la que vive una amiga que llego de la selva por circunstancias familiares cogiendo un terreno en un cerro del Distrito de San Juan de Lurigancho para solo reproducir la pobreza sembrada en estos tiempos de neoliberalismo y covid19, será feliz no lo sé, pero eso no puede ser el futuro para las madres abandonadas a su desgracia en el Perú. Durante los treinta años de la democracia fujimorista el neoliberalismo comenzó imponiendo mediante una férrea dictadura cívico-militar a la que institucionalizaron con la constitución de 1993 de contenido neoliberal y de instrumento estratégico de la oligarquía peruana para empoderarse y tomar por asalto el poder político y económico, desmantelando los restos de la economía desarrollista nacionalista del General Velasco(1968-1975) y una vez desplazado del poder por el militar felón Morales Bermúdez durante el periodo de 1975 a 1980, que dio origen a la Constitución política de corte liberal y desarrollista de 1979  institucionalizado por obra del Apra-PPC, el aprismo socialdemócrata y la democracia cristiana neoliberal, esa connivencia dio origen a esa carta constitucional reivindicada por posteriores críticos al neoliberalismo en la década de los 90 y el 2000, tanto de las variantes de la izquierda y del nacionalismo Ollanta de la hoja de ruta neoliberal, incluyendo a los etnocaceristas de Antauro Humala. Esa constitución de 1979 termino  con el autogolpe de Fujimori que paso de la palabra a la acción con el llamado shock económico que emprendió pidiendo milagros a Dios y privatizando todas las empresas publicas cuya rentabilidad eran patrimonio del Estado y por lo tanto en beneficio del bien común, pero todo eso se acabó y se aplicó de forma radical  los 10 puntos del consenso de Washington, que terminaron por privatizar todos los sectores de la economía y los servicios públicos a escala nacional obteniendo esa dictadura unos ingresos que terminaron en impulsar obras públicas para contentar las desigualdades sociales y cimentar el modelo económico con violencia e impunidad. Una vez completado el Plan neoliberal de las privatizaciones los siguientes gobiernos que siguieron después de la caída del fujimorismo solo han sido la reproducción del mismo modelo aprovechando los precios de los commodity en el mercado internacional del sector minero, petrolero, gasífero y de la pesca de tal forma que los gobierno de Toledo, Alan García, Ollanta, PPK y Vizcarra nunca dejaron de darle sostenibilidad al neoliberalismo obteniendo cifras macroeconómicas  saneadas con pobreza y extrema pobreza sosteniendo a la masa laboral en la indigencia de la informalidad laboral la forma más inhumana de la neoesclavitud laboral sin derechos a salarios dignos ni a servicios públicos en salud, educación, vivienda, trabajo, y liquidando el emprendimiento empresarial a nivel del autónomo, de la micro y de la mypes  en esas condiciones se ha manejado la administración del Estado en condiciones de Estado subsidiario, esto permitió y sigue dándole soporte a los beneficios de los bancos y empresas privadas sirviéndose de la inversión pública para hacer sus más grandes negocios y fechorías a lo largo de estas décadas. El Perú es un país lotizado y privatizado gran parte de su territorio y de sus recursos naturales en mar, costa, sierra, selva así como los cielos de nuestra navegación aérea son manejados por empresas monopólicas que han formado alianzas con la oligarquía peruana para hacer de las concesiones y contratos internacionales llamados contratos ley que resta la soberanía y la regulación del Estado en el control y manejo de nuestros intereses como país soberano. En esta coyuntura se ha producido la ruina final del poder del neoliberalismo que a través del vacado presidente Vizcarra el sector globalistas bancario neoliberal ha perdido a su títere en el gobierno y ha sido sustituido por el Presidente del Congreso Manuel Merino de Lama del Partido Acción popular una organización política de centro derecha liberal que ha tenido dos periodos de gobierno a finales del siglo XX y en el presente siglo tuvo a Valentín Paniagua como Presidente transitorio luego de la huida del reo Fujimori  que renuncio por fax desde el Japón.

Porque Vizcarra se hunde en esta crisis.

Vizcarra llega al gobierno como sustituto del presidente PPK por obra de alianzas subterráneas y deslealtades internas del partido PPK(peruanos por el cambio), ahora se sabe que el junto con un ex ministro de agricultura llamado Hernández y el procesado Premier de PPK Cesar Villanueva tramaron acuerdos con el fujimorismo cuando este bloque congresal tenía la mayoría en la bancada mucho antes de que Vizcarra asumiendo el cargo de presidente después de la renuncia de PPK por corrupción política y económica, y luego  disolviera el Congreso y convocara a elecciones solamente parlamentarias cuando en realidad por la naturaleza de la crisis política tenía que haber adelantado las elecciones generales pero no fue así hasta el punto que en las recientes elecciones al Congreso Vizcarra no tuvo la posibilidad de contar con una bancada congresal que respaldara su gestión así que continua actuando con  total autoritarismo por encima del primer poder político el Parlamento. Mientras el poder legislativo aprobaba leyes en beneficio del pueblo como el asunto de la AFP y la ONP la oposición del presidente era muy agresiva haciendo eco de sus decisiones con el respaldo del poder monopólico de los medios encabezado por el diario El Comercio y las empresas de opinión publica a quienes financio desde su entrada a Palacio de gobierno. Vizcarra cuando estuvo posesionado en el gobierno su primera promesa populista neoliberal fue que ofreció construir 80 hospitales y 1000 colegios que hasta el día de hoy ni con los programas que el llamo “reconstrucción con cambio” no realizo absolutamente nada, eso sí, traslado esos dineros a invertirlos en la construcción de edificaciones de temporada para los Juegos Panamericanos de 2019 realizados en nuestro país en contubernio con una empresa británica  que se benefició de ese negociazo, mas adelante con la llegada del covid19 esto le sirvió de instrumento político mediático para establecer en el Perú un gobierno autoritario, declarando el Estado de Emergencia el recorte de la libertades públicas constitucionales y la militarización del país instituyendo por lo tanto un gobierno cívico-militar y gobernando por decretos de emergencia. Este poder totalitario convirtió a las regiones, provincias y distritos en ghetos sociales hasta el punto que un folklorico Alcalde del Distrito de la Molina en un afán de protagonismo propuso la creación de “Aduanas sanitarias Distritales”, una suerte de campos de concentración para evitar el movimiento de la población que quedo aislada de toda actividad laboral y comercial. Todo esto además mostro el rostro del modelo neoliberal defendido como dogma de gobierno porque el covid19 dejo constancia del total abandono de la políticas públicas sanitarias en beneficio de las privatizaciones de los servicios de salud a la que se agregó el monopolio farmacéutico de un grupo empresarial peruano-chileno de la familia Rodríguez Pastor que encareció y especulo con los medicamentos causando estragos en los pacientes que carentes de recurso murieron por falta de medicinas y atención médica, esta pandemia del covid19 destapo la crisis económica y social a tal grado que al día de hoy, tenemos 9 millones de desempleados y 14 millones de trabajadores informales, desprovistos de todo derecho humanitario y social, esto es la depresión económica y social más desgraciada de la historia del Perú desde su aparición como republica a principios del siglo XIX. El ahora vacado de la presidencia también nos endeudo al FMI, al BID a través de bonos de deuda soberana por un monto de 11 mil millones dólares que sirvió como instrumento de liquidez para generar un salvataje financiero a los bancos y a las empresas de las 12 familias que componen los grupos económicos empresariales y financiero especulativos que dominan el poder económico y político nacional. La impunidad y la corrupción en el mejor ejercicio de un gobierno autoritario cívico-militar con Estado de emergencia le permitió ejercer de forma totalitaria el manejo de la administración de los recursos del país, los grados de la corrupción llegaron a limites insospechables con delaciones de sus propios funcionarios de confianza que empezaron a ser denunciados por presuntos actos de corrupción que finalmente se llevó en el Congreso a solicitar su vacancia presidencial pero en un acto de soberbia e impunidad se presentó a dar un discurso y dejar a su abogado para terminar en una perorata jurídica para burlarse del Congreso, esto concluyo en nada ya que no pudieron conseguir los 87 votos para vacarlo. Mientras tanto las denuncias prosiguieron los últimos hechos y denuncias de colaboradores eficaces “los chats de la impunidad” acabaron por desnudar al inquilino de Palacio de Gobierno como un conspirador y un bandido sin escrúpulos para manejar el país al servicio del club de la construcción y de los monopolios mediáticos y empresariales, sus vínculos con Odebretdch desde su época de Gobernador Regional de Moquegua mostraron la larga lista de 47 procesos judiciales penales y los que como consecuencia de gobierno se tendrá que determinar en los procesos penales que ya ahora mismo empezaran a drenar desde las Fiscalías para llevarlo a proceso y como consecuencia de ello aplicarles sanciones penales en relación a los delitos concurrentes cometidos por este personaje. Vizcarra es un pato rengo lo dijo Omar Chehade, y es un bandido de la política peruana a sabido convivir con la corrupción política como factor de gobierno y de ese modo la hoja de ruta neoliberal y del consenso de Washington lo aplicado a rajatabla conjuntamente con gobernadores regionales y alcaldes que viven de la corrupción y que antes de las elecciones llegaban al 90% de autoridades condenadas y en procesos por actos de corrupción en ejercicio de sus cargos públicos.

Los partidos políticos en acción

En la noche de este lunes 9 de noviembre después de su discurso de despedida el vacado presidente Vizcarra dio su discurso de mal agüero para el Perú como si la victima fuera él y no los 30 millones de habitantes del país que están inmersos en una depresión económica y con la salud mental destruida tanto como individuos como unidades familiares, muchos fallecidos por su irresponsable plan de atención a la emergencia del covid19 y el incremento gravitante de la extrema pobreza multidimensional y la inseguridad ciudadana a escala nacional. Ante esto hay que observar la actitud de los partidos políticos, la gran mayoría de los partidos representados en el Congreso son de centro derecha liberal y neoliberal provinciano(Acción Popular, Alianza para el Progreso, Somos Perú y Podemos Perú) y el partido Morado(de derecha globalista neoliberal sionista) y una franja de ultradecha encabezada por el fujimorismo, el nacionalismo soberanista tiene a UPP(Unión por el Perú) y al FREPAP ( centro derecha liberal religioso cristiano sionista) , la izquierda parlamentaria(Frente Amplio), la mayoría de estos partidos coincidieron con el pedido de vacancia presentado por el  líder de UPP el Congresista José Vega Antonio que logro un acuerdo común para obtener 105 votos a favor, 19 en contra y 4 abstenciones, hay destacar el enérgico discurso de Omar Chehade Moya para denunciar la corrupción del mandatario. Finalmente de todos estos el baluarte del gobierno de Vizcarra fue el Partido Morado de derecha neoliberal que encabeza el exnacionalista del partido de Ollanta Humala, Julio Guzmán, que fue derrotado a cal y canto para extirpar del poder político a la corrupción y por lo menos recuperar desde la legitimidad del parlamento como primer poder del Estado el gobierno para los peruanos y la transparencia para las próximas elecciones del 2021.

Las protestas callejeras

Cuando uno observa que las movilizaciones de estos dos días están moviendo a jóvenes hay que tomar en cuenta la ruta mediática y los objetivos políticos que persiguen los medios del monopolio mediático al propagandizarlos a través de sus medios a escala nacional como si brotaran hongos por todas partes exigiendo solo una cuestión “Merino no es mi presidente”, “golpe de Estado”, es decir los medios han fabricado los mensajes y determinadas organizaciones han promovido las movilizaciones en defensa del vacado presidente Vizcarra quien ni siquiera los tomo en cuenta sino que el mismo día que dio su discurso de despedida  se marchó a su casa sin pena ni gloria. El monopolio mediático de El Comercio y La Republica se han dedicado a sembrar el pánico mediático ante los desórdenes y las movilizaciones con respuestas de la policía de asalto. Si esto fuera una movilización antisistema no aparecerían en ningún medio sino en las redes sociales, por lo tanto son movilizaciones prosistema neoliberal para defender a un presidente corrupto pero en esta coincidencia tardíamente se aparecen el líder del partido Morado Julio Guzmán en la Plaza San Martin y para sorpresa aparece Ollanta Humala en el mismo lugar quien en el canal de tv de El Comercio declaro que “la vacancia fue una equivocación”, desde Bolivia Verónica Mendoza  declaro estar en contra de la vacancia una coincidencia muy peculiar y en franca discrepancia con el Frente Amplio que voto en el Congreso a favor de la vacancia de Vizcarra. En estas movilizaciones no cuestionan como en Chile y en Bolivia al neoliberalismo (en el caso peruano la constitución fujimorista, el modelo económico y al régimen político) en sendas movilizaciones sino defienden a un presidente corrupto y vacado por el juicio político del Parlamento.

Los candidatos y las encuestas

Políticamente en este proceso Acción Popular tiene el protagonismo de responsabilizarse de este corto periodo transitorio con lo cual hecha su contribución terminara saliendo de la disputa electoral a la Presidencia del Perú, sin anticiparnos por ultimo las corrientes internas de dicho partido determinaran su participación. Los demás partidos como Alianza para el Progreso tiene su techo electoral regional y municipal pero con grandes aspiraciones como en el 2016 lo determinara su discurso ahora que la coyuntura a tendido a un discurso más nacional y ´probablemente opte por plantear reformas a la constitución política vigente, los demás de la misma tendencia como Somos Perú obtendrán su espacio manteniendo su discurso liberal populista, en el caso de Podemos Perú el desgaste de su líder Gral. Urresti ira a la baja por su variopinta posición, en el lado de la oposición está el FREPAP que solo se presenta al Congreso y UPP de tendencia nacionalista patriota  que promueve el cambio de la constitución va acompañado de Ricardo Belmont un simpatizante del proyecto político del mexicano AMLO. La izquierda se encuentra en un estado de franca división y desencuentros políticos grupales hay una pugna entre el cura Arana y Verónica Mendoza y el de PL del médico Vladimir Cerrón, no consolidan la unidad pregonada sino el caudillaje viejo y centenario. También está la derecha y ultraderecha fujimorista de Keiko y de Hernando de Soto que dice este último tiene las recetas para la segunda transición económica más allá del neoliberalismo fujimorista del cual es uno de sus originarios artífices e ideólogos de la época. Por último la encuestadoras de opinión y el monopolio mediático de El Comercio, fabrican candidatos para la opinión publica poniendo a la cabeza al ex alcalde del distrito de la Victoria, Forsyth, Hernando de Soto, Urresti, Verónica hasta aparece Ollanta con el 2% y luego sigue una larga lista de los 24 partidos que compiten en estas elecciones y que si no pasan la valla la mayoría de ellos perderán sus inscripciones electorales desapareciendo muchos de ellos como vientres de alquiler mercenario para ocasiones electorales. Finalmente, sino damos un giro histórico sin grandes exigencias por lo menos hagamos un gobierno nacional, soberano y patriótico frente a los globalistas, sino tarde o temprano la explosión social no va tener límites de sacudir al país, tomemos en cuenta el factor Mexicano-EEUU y el factor Boliviano en América del sur que ha recuperado la democracia del pueblo frente al golpismo fascista.


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos

Sigue transmision gu db1ca652
Gubanner2 b3d7e6eb

Consulta 553c8ed7

Vocacion 6ec01671Saludable 5fa274c9Pagina c29a18dbRegional a20152bcFamilia e0a9160dPunto ec62ee0fJne fe996a39Escape 42989b8b

Telegram gaceta 24344613

Pod2 e0df9c0c



Gaceta Ucayalina Radio - Música y Noticias
0:000:00