Opiniones

Perú: La nueva Neocolonialidad y la Juventud en Marcha

Carlos Jara Cuevas

Analista de política internacional, seguridad y cooperación al desarrollo. Prensa internacional para Gaceta Ucayalina.

Londres 14/11/2020

En las diversas ciudades del Perú las marchas juveniles han crecido de forma descontrolada en medio de la gran depresión económica nacional, demostrando que el mañana no es un provenir sino el planeamiento estratégico de las corporaciones que se han apoderado para operar de forma horizontal sin requerir tanta mano de obra ni tantas horas hombre; la economía y la tecnología es también política en estos tiempos de la cuarta revolución tecnológica ha roto las fronteras de todas las regiones y pueblos del país, basta un teléfono celular en las manos de un individuo y la polarización saca a las calles al presente y al futuro ejercito de desempleados juveniles desestructurando la vieja estructura social y económica que ha llegado a su ruina al cabo de 30 años de desplazamiento del Estado y el empoderamiento de los monopolios empresariales transnacionales que administran los países y sus economías con burocracias administrativas revestidas de partidos políticos diferenciados por el nombre y el color de sus banderas pero su estructura mental y política son las mismas porque la evolución económica con pobreza y extrema pobreza modifica los viejos moldes políticos y desestabiliza los Estados subsidiarios haciendo de estos ya una maquinaria innecesaria para la administración pública y convirtiéndonos en Estados para una  nueva neocolonialidad con sociedades subalternas y con una enorme población joven en condiciones de informalidad laboral y con desempleados puestos en la calle sin oportunidad de recuperarse para volver a ocupar el espacio de la clase media creada después de la segunda guerra mundial con el llamado pleno empleo, ese patrón en países como el nuestro nos acompañara con la extrema pobreza y con una mayor explotación de los recursos naturales sin regulación estatal.

La nueva juventud que se hacen llamar “la generación equivocada”, es la base social de la nueva flexibilización laboral a extremos de que el puesto de trabajo va estar suplantado por la tecnología que no hará necesaria contar con esa mano de obra por la alta robotización y nanorobotizacion para incorporarse a una planilla laboral, el nuevo Derecho Laboral será del trabajo informal y con un personal mediana y altamente cualificado, el campo se ira convirtiendo en chacras y parcelas sin producción, el alto consumo alimentario será servido por grandes monopolios de producción de alimentos en muchos de los cuales con tecnología transgénica.

La nueva balcanización de los países va ser un instrumento para lotizar con burocracias políticas el control parcelero de los recursos naturales, mineros, petroleros, gasíferos y con gran expectativa por ejemplo la explotación extrema del Litio para las nuevas tecnologías energéticas que van de la producción a los servicios en la economía con grandes depósitos naturales a rapiñar en América del sur.

La crisis de 2008 no ha concluido sino sigue expandiéndose como los efectos de las ondas de una bomba atómica al explosionar, los efectos de la crisis sistémica de este año 2020 paralizo a buena parte del mundo, la gran Depresión como advirtió Paul Krugman ya está desbastando a buena parte de la humanidad, un caso muy dramático ha sido y continuara en ascendencia el desplazamiento de la población como ha sucedido en plena pandemia covid19 en Perú, la huida de la gente a sus pueblos de origen su retorno de sus nuevas generaciones para paliar el hambre en el campo en las peores condiciones de una economía alimentaria de subsistencia. La caída de la capacidad adquisitiva para el consumo va abrir profundamente la brecha de la pobreza y de la extrema pobreza ante ello la solución final para esta década es establecer un Estado social del bienestar con un programa económico social humanitario que asuma las políticas públicas de salud, vivienda, alimentación y trabajos temporales, y dejando además que funcione la actividad informal de la población en todas las regiones. Al mismo tiempo el Estado tiene que garantizar la seguridad ciudadana a escalas no vistas hasta ahora en la práctica estamos entrando a una economía de guerra interna para recuperar al país de esta debacle estructural de la economía peruana.

La juventud se ha movilizado con la consigna “Merino no nos representa”, “el Congreso es corrupto” pero lo sorprendente es que en esta movilización encontramos a altos funcionarios de las grandes empresas y bancos apoyando a estas marchas y los medios del monopolio mediático socializando a través de sus medios y en tiempo real las movilizaciones de protestas de millares de jóvenes que son al día de hoy la gran masa de desempleados sin oportunidad ni futuro en la actualidad los llamados pulpines 2.0 de esta década son los grandes desempleados de este próximo futuro, ni podrán pagar sus estudios en los institutos tecnológicos ni en la universidades privadas, por ello la defensa de la educación pública científica y de calidad es una primera tarea nacional con los jóvenes de nuestra patria.

La crisis desatada a raíz de la vacancia del corrupto expresidente Martin Vizcarra y la sustitución por el presidente del Congreso Manuel Merino de Lama y la elección de un gabinete de ultraderecha encabezada por Antero Flórez Araoz acompañado de políticos de la vieja estofa fujiaprista y socialcristiana ha sido el detonante para resquebrajar el actual gobierno, ni sus promesas de respetar el calendario electoral y la promesa de la estabilidad económica su lucha contra la corrupción y el covid19 ha caído en saco roto.

La movilizaciones juveniles han abierto las heridas dejadas por los efectos del modelo neoliberal, la llamada pandemia no ha evitado que la gente salga a las calles y se enfrente a la policía que ha tratado de frenar reprimiendo y causando la muerte de dos jóvenes junto al vandalismo de grupos insertados en dichas movilizaciones así que hoy 14 de noviembre, la recuperación de la República del Perú de las manos de la corrupción es inminente y la creación de un gobierno transitorio garantice por lo menos un plan de gobierno de emergencia social humanitaria, quedando pendiente la necesaria definición del camino a adoptar en estos meses de la reforma constitucional o la ruptura con el neoliberalismo llamando a una Asamblea Constituyente para redactar una nueva Carta magna, esto último llamando a un referéndum nacional para que el pueblo decida esta vía  constitucional ante la grave crisis y depresión económica del Perú. La caída del presidente Manuel Merino de Lama y de su Gabinete encabezado por el socialcristiano Antero Flórez Araoz en una tarea política inmediata. La OCDE en su informe económico futurista para el 2060 deja un porvenir de pobreza y grandes conflictos sociales al que quizás no lleguemos a ver pero las nuevas generaciones estarán enfrentándose en las calle con los mismos problemas de la humanidad; la demográfica, la alimentación, el trabajo, las guerras, las revoluciones sociales y la continua revolución tecnológica a nivel planetario y con la desgracia de nuestra geopolítica somos un país a balcanizar y desaparecer muy a pesar de ser un pueblo continente. El futuro pertenece a los patriotas y a los Estados soberanos, el futuro no pertenece a los globalistas neoliberales.


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos

Sigue transmision gu db1ca652
Frecue1 56d3840d

Gubanner2 b3d7e6eb

Regional a20152bcPunto ec62ee0fSaludable 5fa274c9Escape 42989b8bJne fe996a39Familia e0a9160dPagina c29a18dbVocacion 6ec01671

Horocopo3 99555a02

Asesoria f7d79570


Más leídas - Carlos Jara Cuevas


Gaceta Ucayalina Radio - Música y Noticias
0:000:00