Crimen

Guardaparques habría sido asesinado por recomendar uso del eucalipto medicinal contra la COVID-19

En plena pandemia asesinan a balazos a guardaparques y hieren a un vigilante.

Amazonas.- Un perturbador crimen enlutó una vez más a las comunidades indígenas de la Amazonía peruana. Y sería el tercero de este tipo durante la emergencia sanitaria de la COVID-19. Agazapados en la oscuridad de la noche, los asesinos acabaron de tres balazos con la vida de Lorenzo Wampagkit Yampik (54). La víctima laboraba como guardaparque de la Reserva Comunal Chayu Nain en Amazonas.

Según la investigación policial, los asesinos habrían aprovechado el apagón ocurrido el miércoles 29 de julio cerca de las 8:40 p.m. Tras ingresar por la parte posterior de la casa, sorprendieron al guardabosques con disparos de escopeta que le impactaron en la espalda. Su muerte fue instantánea. Luego huyeron de la escena del crimen, confundidos entre la densa vegetación y la oscuridad de la comunidad de Nayumpim ubicada en Chiriaco, capital del distrito de Imaza, provincia de Bagua.

Los agentes policiales encargados del caso barajan tres hipótesis detrás de la muerte. Una sería por un ajuste de cuentas de traficantes de madera, la otra ligada a la minería ilegal. El tercer móvil que cobra más fuerza, está relacionado con la brujería. Las versiones de los lugareños refuerzan esta última hipótesis, ya que según ellos Lorenzo Wampagkit estuvo recomendando a los pobladores de la comunidad el uso del eucalipto medicinal como parte del tratamiento de prevención contra el coronavirus. 

Esto, según las averiguaciones, habría confundido a nativos de las comunidades Awajún y Wampis que “sentenciaron” de muerte a Wampagkit por brujería contra personas que luego fallecieron con el coronavirus. La información deberá ser corroborada por el representante del Ministerio Público de Bagua, el fiscal Alexander Reyna Abanto. Una pista semejante se sigue en la investigación del atentado contrala vida de César Glyn Kinín Tajin (36), quien el 26 de junio fue interceptado y herido de bala por una escopeta cuando retornaba a su casa por el tramo de la carretera del Puerto Jayes a Betel Jayes en la misma Comunidad de Chiriaco, capital de Imaza.

El funcionario –trabaja como seguridad de la alcaldía– salvó de morir gracias a que, a pesar de estar herido en el brazo y ojo izquierdo, logró maniobrar la motocicleta y fue trasladado al hospital de Bagua, donde además dio positivo de coronavirus. También habría sido acusado por los nativos de la zona de hacer brujería y causar muertes por Covid-19. Así lo manifestó el alcalde de Imaza, Alejandro Miyaku: “Dicen que es «brujo» o «mágico», lo cual es totalmente falso. Las autoridades policiales ya saben quiénes son los responsables de este acto salvaje y esperamos que la justicia se encargue de capturarlos”, expresó.

Por su parte, el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp) condenó el extraño crimen del guardaparque de la Reserva Comunal Chayu Nain. Exigen una exhaustiva investigación y que el caso de Wampagkit Yampik, no quede impune. El guardaparques se encontraba de licencia con goce de haber, otorgada al amparo de la emergencia sanitaria. De hecho, no puede descartarse que los móviles de estos hechos estén relacionados con el crimen organizado.

CRÍMENES ORGANIZADOS

El pasado 12 de abril fue asesinado Arbildo Meléndez Grandez, (43), líder de la Comunidad de Unipucayacu, provincia de Puerto Inka, en la región de Huánuco. Este apu cacataibo habría recibido amenazas de muerte en reiteradas ocasiones por parte de traficantes de terrenos que no estaban de acuerdo con la titulación de tierras que él demandaba para su comunidad.

La noche del 17 de mayo fue cegada la vida del líder asháninca Gonzalo Pío Flores, en el centro poblado de Santa Rosa de Cashingari, distrito de Río Tambo, provincia de Satipo en Junín. Era hijo del fundador de la mencionada comunidad, Mauro Pío Peña, también asesinado de un impacto de bala en 2013, en medio de una protesta. Según la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, desde ese año se han reportado otros once crímenes a manos de presuntos traficantes de tierras y taladores ilegales.

En su mayoría las víctimas fueron acribilladas y en ninguno de los casos los criminales han sido capturados ni condenados.

LA PLAGA EN LA SELVA

Según el último reporte de la DIRESA Amazonas, la región registra 12 089 casos confirmados por COVID-19 y 218 fallecidos. Asimismo, se indica que las provincias que concentran la mayor cantidad de contagios son Bagua con 4 547, seguida por Condorcanqui con 3,579 y Utcubamba con 2 208, quienes seguirán en cuarentena focalizada. El distrito de Imaza es considerado como el tercero con más contagios por coronavirus en los últimos días.

Hasta finales de julio la Red de Salud de Condorcanqui reportaba que 2 014 Awajún y 167 Wampis son positivos para la COVID-19. En julio pasado dejó de existir, víctima del virus, el líder indígena Awajún y protector de la Amazonía peruana Santiago Manuin Valera (63), quien permaneció enfermo por varios días en su casa de Santa María de Nieva, Amazonas. Según su hija Angélica, pensaron que su padre tenía una simple gripe, pero cuando presentó complicaciones fue trasladado al hospital de Bagua, donde empeoró. De ahí lo llevaron al hospital Luis Heysen Incháustegui de Chiclayo, donde falleció.

Fuente: Ilustración Peruana Caretas


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos

Gaceta Ucayalina Radio - Música y Noticias
0:000:00