Crónica

La última esperanza de Celia Capira “La Fe”

Aquella mañana del domingo 19 de julio de 2020, la ciudad blanca de Arequipa despertaba lentamente entre las sobras oscuras de una enfermedad que sepultaba lentamente a sus habitantes. Al prender la radio, se escucha decir al locutor “Arequipa registra 1,796 en un solo día, la mayor cifra hasta hoy en un día. La región supera a 30 mil casos positivos de coronavirus, mientras el número de fallecidos se acerca a 700”. Era una noticia conmovedora. ¡El colapso del hospital es una realidad!

Con el anuncio de la llegada del presidente Martín Vizcarra, fue una esperanza para resolver la crisis sanitaria que atraviesa el Hospital Honorio Delgado debido a la Covid-19 que nos está matando día a día.
En las afuera del hospital en mención, hay movimientos. Todo va quedando listo para el recibimiento del presidente, todo están a la espera.

Al promediar la 10 de la mañana, cuando la comitiva se ve llegar al lugar para inaugurar un hospital de campaña y no, para inspeccionar el interior del nosocomio.

En ese momento se escucha decir «Vizcarra, basta de mentiras», «la gente se muere», son algunos de los gritos que se puede escuchar durante la manifestación. Que habría estado conformado por personal del sector Salud, quienes abuchearon al mandatario cuando realizaba una visita al hospital Honorio Delgado.

Era un incómodo momento para el Presidente Vizcarra, estar en medio de la protesta y con los gritos de "¡Basta de mentiras!", así recibían aquel día al mandatario.

En medio de las pifias, el Jefe del Estado intentó por unos minutos dar explicaciones mientras pedía que respetaran el distanciamiento social. Pero el desorden aumentó, por lo que terminó subiéndose a su camioneta para retirarse del lugar, junto al personal de seguridad de la Presidencia que lo resguardaba.

En ese momento, se aprecia a una mujer corriendo desesperada detrás del vehículo del presidente Martin Vizcarra, rogando ayuda para un familiar que tiene coronavirus.

La mujer corrió más de 300 metros para alcanzar a la camioneta donde se desplazaba el presidente ante la indiferencia de la comitiva que pasó de largo mientras ella gritaba, lloraba y gestualizaba una triste realidad, que al parecer no tiene solución.

“¡Por qué lo dejan ir! ¡Por qué lo dejan ir! ¡No piensan en su familia! ¡Todos tenemos familia! Mucha gente se está contagiando porque no apoyan. Yo tengo a mi esposo mal. Por favor... ¿Por qué no lo invitan a ver la carpa? ¿Por qué son así? ¡Son unos malos!”, gritó, entre lágrimas, la pobladora, en una imagen que simboliza la angustia que está viviendo la 'Ciudad Blanca'.

El drama de Celia Capira
La mujer estuvo en todas las portadas del último domingo después de intentar perseguir el vehículo oficial del presidente Martín Vizcarra durante su visita al Hospital Honorio Delgado de Arequipa.

El esposo de Celia Capira se encontraba internado por COVID-19 desde el 12 de julio en el hospital Honorio Delgado Espinoza. Celia Capira atravesó toda una pesadilla al buscar ayuda para su pareja Adolfo Mamani Tacuri (57). Ella y su esposo tuvieron que esperar la atención médica en una carpa soportando el frío nocturno debido al colapso del nosocomio.

"Las personas que se están muriendo son las mayores. No les dan prioridad. Ya no les toman interés, solo esperan que se mueran. Mucha gente trae a sus enfermos y los abandonan si tienen COVID-19. Yo no puedo abandonar a mi esposo porque tengo niños menores en mi casa. Yo lo amo a mi esposo, es mi vida. No puedo dejarlo. Voy a estar ahí hasta que Dios le dé vida", no cuenta consternada Celia Capira con la esperanza de volver a verlo en casa muy pronto.

Las enfermeras del centro médico le habían informado que el padre de sus tres hijos había mejorado y se encontraba estable. Una referencia que le llena de ilusión por su esposo.

Sin embargo, el marte 21 de julio la noticia fue otra. Adolfo Mamani Tacuri (57) su esposo de Celia Capira había muerto tras perder la batalla contra la Covid-19.
Impotentemente Capira señala "Todos me han mentido, me han dicho que me iban a ayudar. (...) estaba en observación, la señorita me dijo que estaba estable, que estaba bien y ha fallecido". No lo puede creer.

Ante este caso sin resolver, el “El Minsa expresa sus sentidas condolencias a la esposa, hijos y familiares del señor Adolfo Mamani Tacuri a causa del COVID-19, y a todos los deudos que perdieron a un ser querido durante esta pandemia que ha enlutado muchos hogares de nuestro país”.

De nuestra parte solo nos queda decirte Celia Capira, se fuerte y ten en cuenta que solo nos toma la adelantara. Y gracia a ti, se pudo conocer la incapacidad de las autoridades, que solo atinan a mirar de lejos y a cruzar de manos…

Fuente: Héctor Rolando Sinti


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos

Gaceta Ucayalina Radio - Música y Noticias
0:000:00