Opiniones

Nadie muere de hambre.

Estoy de acuerdo que todos y cada uno de los actos que se hacen a favor de la población vulnerable siempre van a merecer el reconocimiento y agradecimiento, pero a medida que el COVID-19 avanza, las prioridades para la población ya son otras.

Es innegable que hay muchas familias que tienen necesidad de alimentos, pero también es cierto que el gobierno central y local hacen incansables esfuerzos para dotar de alimentos a esas familias necesitadas, es momento de dejarles que hagan su trabajo.

Es por ello que a través de esta tribuna nos atrevemos a pedir a empresarios, expolíticos, futuros candidatos, congresistas y gente de buen corazón, que orienten sus esfuerzos y apoyo, ya no en distribuir alimentos.

Por que seamos sinceros la gente no se está muriendo de hambre, se muere por falta de oxígeno, entonces compren balones, manómetros y demás equipos indispensables en estos momentos y dónenlos a los Hospitales estoy seguro que será muy satisfactorio saber que gracias a esos apoyos se salvaron vidas.

Por: Jorge L. Flores. / Lic. Cs. Comunicación.


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos

Gaceta Ucayalina Radio - Música y Noticias
0:000:00