Donaciones

Campesinos donan una tonelada de maíz para alimentar a quienes no recibieron bonos en Cusco

Productores del campo entregan preciado alimento que será utilizado en ollas comunes en las zonas más necesitadas de Cusco

Cusco.- Las disposiciones gubernamentales de combate a la pandemia del coronavirus, si bien sirven para frenar su avance, también tienen efectos colaterales, como la falta de trabajo y liquidez de la gran mayoría de la población, que se ha visto atada de pies y manos para conseguir el sustento diario en casa.

Frente a esto, al menos una tonelada de maíz orgánico cultivado por campesinos del parque Chalakuy en el distrito de Lares provincia de Calca (Cusco) fue entregado a los administradores de tres ollas comunes que se desarrollan en asentamientos humanos del distrito de Santiago. Pese a la grave secuela económica que deja el COVID-19 en la agricultura, los productores decidieron apoyar a los que se encuentran en peores condiciones.

Los beneficiarios del Asentamiento Humano Manco Ccapac en la Margen Derecha y otras dos del sector de Puquín preparan entre 200 a 700 almuerzos diarios para repartirlos a madres abandonadas, niños huérfanos, indigentes y familias que no han sido beneficiados con ninguno de los bonos otorgados por el Gobierno.

Con la entrega de maíz orgánico de los productores lareños asegurarán la dotación de alimentos por lo menos por unos 30 días más. El Valle de Lares se caracteriza por tener una de las mayores diversidades agrícolas del país entre las que figuran la caña de azúcar y el café hasta frutas y granos andinos. 

El cultivo ancestral ha creado vínculos entre las comunidades quechuas y sus tierras. El patrimonio biocultural ha sido el sustento de los residentes durante siglos de cambios climáticos y actualmente los ayuda a superar la pandemia del COVID-19.

Las comunidades mantienen muchas prácticas tradicionales incluida una visión de bienestar basada en el concepto andino del Sumaq Kawsay (buen vivir) y un sistema activo de Chalakuy que significa el mercado de trueque, practicado desde tiempos ancestrales.

La Asociación Andes ha colaborado con los mencionados productores durante los últimos quince años para implementar el parque de producción y fortalecer los esfuerzos de conservación de la biodiversidad , fortalecer los derechos indígenas al territorio, la tierra y el agua y proporcionar medios de vida innovadores y sostenibles para fortalecer la seguridad alimentaria.

Fuente: Diario Correo


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos

Gaceta Ucayalina Radio - Música y Noticias
0:000:00