Alerta en comunidades indígenas

PNUD alerta que COVID-19 afectaría gravemente a comunidades indígenas

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo instó al Estado a tomar acciones diferenciadas y adecuadas a las creencias de las comunidades indígenas, para evitar el alto impacto que podría generar en ellas la pandemia del COVID-19.

Lima.- El impacto del COVID-19 podría acentuar las desigualdades ya existentes en un país como el nuestro y podría resultar sumamente grave para las comunidades indígenas, alertó el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en Perú.

En este escenario, consideran necesario ampliar la mirada hacia el mundo indígena, poniendo énfasis tanto en aquellas comunidades que viven más cerca de las ciudades, así como en aquellas que se encuentran en aislamiento o contacto inicial.

A pocos días de que el Gobierno decretase el asilamiento obligatorio, se detectó el primer caso positivo en un líder indígena, quien ahora está en cuarentena. Desde ese momento, los 55 pueblos indígenas en el país, incluyendo además unos 18 pueblos en situación de aislamiento o contacto inicial, han liderado una serie de medidas para protegerse.

Como parte de estas acciones, la Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana (AIDESEP) convocó a las más de 2,000 comunidades a ratificar la cuarentena nacional, cerrando el ingreso de foráneos para controlar la propagación del virus.

Teniendo en cuenta que el pico de la pandemia para muchos países representa un colapso de sus sistemas de salud, PNUD remarca que esto podría ser más devastador para los pueblos indígenas en Perú dado que, según el último censo nacional, solo el 32% de comunidades cuenta con establecimientos de salud, de los cuales 92% son postas sin personal médico.

Riesgo de extinción

Muchas de las postas y centros de salud, de acuerdo con la Organización de los Pueblos Indígenas del Oriente (ORPIO), están desabastecidos, sin medicamentos ni equipos necesarios y con grandes dificultades para aplicar el enfoque intercultural.

El PNUD avierte que cuando no se tiene una mirada intercultural, brotes de enfermedades, como la hepatitis B, la gripe o sarampión, acaban siendo un riesgo de extinción especialmente para pueblos en aislamiento o contacto inicial, que no tienen inmunidad para muchos males.

"Este caso alerta sobre la situación de muchos pueblos, cuyo sistema de salud tradicional no es suficiente para hacer frente a la enfermedad y revela, además, la necesidad de una formación y capacitación en salud intercultural desde los órganos sanitarios del Estado que les permita comunicarse mejor con la población y comprender sus prácticas para fortalecerlas", subrayan.

Por ello, instan al Estado a tomar acciones diferenciadas y adecuadas a las creencias y conceptos de las comunidades indígenas acerca de las enfermedades. Estas medidas, agregan, deben contar con una intervención intersectorial en diferentes etapas, que van desde la informativa hasta la adecuada atención y equipamiento de sus centros de salud.

Fuente: RPP


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos

Gaceta Ucayalina Radio - Música y Noticias
0:000:00