Brote de dengue

Dengue: la enfermedad con la que convivimos hace 30 años

A no bajar la guardia. A la fecha hay 22 muertos y más de 12 mil casos a nivel nacional. Madre de Dios, Loreto y San Martín son las regiones del país que tienen mayores problemas.

Lima.- Los datos históricos de la Dirección General de Epidemiología del Ministerio de Salud señalan que hace poco más de 30 años el dengue apareció en el país, allá por 1984 y, desde ese entonces, no ha habido año en que este mal no haya cobrado la vida de al menos un compatriota. ¿Por qué es difícil controlar la enfermedad? ¿Es posible erradicarla?

El último brote de dengue en el país empezó en setiembre del año pasado atacando nuevamente a la población de las regiones de la selva como son Madre de Dios, Loreto y San Martín.

Es una enfermedad para la cual aún no hay vacuna, y para controlarla y evitar más muertes, los especialistas señalan como factor clave la acción ciudadana, donde población y autoridades políticas y sanitarias deben trabajar en conjunto y de forma sostenida.

Algunos antecedentes

El primer brote de la enfermedad en Loreto y San Martín ocurrió en 1990, y a partir del año siguiente hasta el 2000, el virus se extendió a las regiones de la costa norte y la Amazonía. Fue en el 2001 que se tiene registro de la primera epidemia de dengue en la costa norte.

Los médicos hablaban por aquel entonces de “dengue hemorrágico” a lo que hoy se denomina “dengue con signos graves de alarma”.

Del 2002 al 2010, el dengue continúa su proceso de expansión en otras regiones del país. Es en el 2000 que se identifica al mosquito transmisor, el Aedes aegypti, en Lima. Y en el 2005, el primer brote de la enfermedad registrado en la capital tuvo su origen en el distrito de Comas.

Prevenir desde el hogar

“La naturaleza del virus es muy compleja. Existen cuatro serotipos (tipos) de dengue en la actualidad y cada uno de ellos tiene a su vez sus genotipos (subtipos). Esperanzarnos en hallar una vacuna que funcione para cada uno de ellos y nos salve de la enfermedad no es sensato. La población debe entender que su vivienda es generalmente el lugar ideal de incubación del mosquito transmisor, cuando tenemos depósitos donde se almacena el agua y que no son tapados adecuadamente, o depósitos que no son escobillados cuando son lavados para poder acabar con las larvas”, explica Manuel Espinoza Silva, médico infectólogo del Instituto Nacional de Salud (INS).

Fuente: La República


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos