Cesar Ortiz Anderson

Sería un error enviar a las fuerzas armadas enfrentar a la delincuencia

Escribe Cesar Ortiz Anderson.- Es cierto que la sociedad en su conjunto están temerosos, hartos y cansados de ver como se incrementa el número y frecuencia de los delitos, hoy no existe ámbito seguro en nuestra ciudad y en las principales ciudades del país, exigen respuesta por parte del Gobierno con mano firme y dura, por ello la mayoría de la población está de acuerdo con la participación de nuestras Fuerzas Armadas, pero ello ya estaba contemplado, en la Ley 29548 del 3 de Julio del año 2010, ello está establecido en el numeral 3 del artículo 4 del Decreto Legislativo 1095, donde se indica que las Fuerzas Armadas, están facultadas para prestar apoyo a la Policía Nacional en el control de Orden Interno, ante delitos como terrorismo, tráfico ilícito de drogas, así como para proteger instalaciones  estratégicas, para el funcionamiento del país

Las Fuerzas Armadas debería ser el último recurso frente a una delincuencia organizada y más aún en mi opinión sería un despropósito enviar a las Fuerzas Armadas a enfrentar a una delincuencia  urbana, meditemos que los ciudadanos están hartos de modalidades como los Raqueteros, los Marcas, los asaltos a mano armada en la vía publica, el asalto o robo de viviendas, de negocios, de vehículos,  de extorsiones, del accionar de barras bravas y pandilleros, es de ello que la gente está Harta.

La misión de las Fuerzas Armadas en todo el mundo es la defensa de su Soberanía o el apoyo ante desastres de la naturaleza, los soldados acatan ordenes, no responden a peticiones individuales de los ciudadanos, el armamento con el cuentan no se podría usar para enfrentar a la delincuencia, por ello la Policía es la Institución , el instrumento adecuado para desarrollar iniciativas de Disuasión, Prevención, Represión, Investigación y el de mantener el Orden y la Seguridad Ciudadana, el mantenimiento del Orden Público, requiere capacidad de mediación, el ejercicio del uso de la fuerza con experiencia,  entiéndase que es imposible la aplicación de un poderío militar, contra la delincuencia urbana antes descrita, pero además la expansión de estas funciones a nuestras Fuerzas Armadas generarían un desgaste institucional, la violación de los Derechos Humanos.

Finalmente, cuando un Estado se descompone, la delincuencia organizada toma la iniciativa, ya se ha visto en otros países, hay que enfrentar a la Corrupción e Impunidad con todas las herramientas que se dispongan.

Cesar Ortiz Anderson Presidente de Aprosec www.aprosec.org

Cel.: 999316197 / 998160756

Fan Page: Aprosec-PERU


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos