Armando Avalos Espichán

¿Qué haría si le dijeran que solo tiene un año de vida?

Cuando la fe y una crisis nos vuelven en invencibles.

Escribe Armando Avalos.- En la terraza de mi casa conversaba con Juan Kaneko, uno de los psicólogos organizacionales más reputados del país. Un hombre que vio su vida cambiar totalmente luego que le diagnosticaron cáncer y le dieron solo un año de vida. Ese golpe y un “milagro” que le tocó a su puerta dándole una nueva oportunidad de vida, fue lo que al final lo hizo más fuerte.

De raíces humildes, Kaneko es un innovador y uno de los pocos que usa los juguetes LEGO para analizar el desempeño laboral en las empresas en el Perú. Ha publicado numerosos libros, catedrático exitoso pero sobre todo una buena persona.

Él es un ejemplo, de cómo el superar crisis en nuestras vidas, nos puede llevar a ser mejores personas o a hacer cosas que parecían imposibles.

“Cuando terminé mi carrera me detectaron cáncer al estómago. Fue muy duro. Todo lo que había planificado tuve que borrarlo y reescribir mi vida. Solo me dieron un año de vida. Antes de la noticia planificaba seguir la maestría y doctorado, luego me veías haciendo mi lista de personas que tenía que darles las gracias, otras que quería ver para pedirle disculpas y comencé buscar información para viajar y  conocer aquellos lugares que siempre soñaba y que sabía,  ya no tenía suficiente tiempo para esperar”, me contaba Juan Kaneko.

Un segundo diagnóstico de cáncer hizo esfumar sus esperanzas. Y fue en ese momento que su madre, le hizo un pedido difícil para un científico como él, un psicólogo acostumbrado a encontrar una explicación lógica y racional a las cosas. Recurrir a la fe.

“Mi madre me pidió ir a una misa de sanación. No quería al comienzo pero luego me dije: ya no tengo nada que perder. Esa mañana oramos junto a mi madre en medio de lágrimas. Al día siguiente fui al hospital a pedir un nuevo examen y cuando me dieron los resultados no podía creer”, me contaba Kaneko con los ojos emocionados.

Los médicos no podían explicar cómo luego de dos diagnósticos de cáncer, el nuevo examen arrojaba un cuadro de gastritis.

Juan Kaneko me decía que ver la muerte cerca, le enseñó a amar más la vida. A valorar mucho más a la familia y a los amigos. A disfrutar esas pequeñas cosas que a veces solemos dar por invariable, como la presencia de los seres que amamos y la carrera que realizamos. A ver la vida no tan racionalmente sino con más fe.

A ser feliz no por lo material que podamos lograr sino al disfrutar lo que vivamos como si fuera el último día que nos quedara.

Para Juan Kaneko el diagnóstico de cáncer y el librarse milagrosamente de esa enfermedad fue un mensaje divino. Una nueva oportunidad que se ha convertido en un permanente impulso.

Napoleón Hill decía que ése es uno de los caprichos de la oportunidad. Tiene el curioso hábito de aparecer por la puerta de atrás, y a menudo viene disimulada con la forma del infortunio, o de la frustración temporal. Tal vez por eso hay gente que no consigue reconocerla.

Y de eso se trata la vida, de aprender de las cosas buenas pero sobre todo de las malas que nos pasa. Nelson Mandela dijo una vez: “Ojalá tus elecciones reflejen tus esperanzas, no tus miedos”. Porque son las crisis las que nos harán más fuertes pero solo si tenemos la férrea voluntad de aprender de ellas.

Cuando Juan Kaneko publicó su primer libro, le escribió una dulce dedicatoria a su madre, agradeciéndole por su sacrificio, su amor y la fé que le enseñó en las peores circunstancias. Esa fe que transformó su vida y que a veces nos reconciliamos con ella cuando parece que todo está perdido.

El psicólogo Juan Kaneko en sus clases con juguetes LEGO.


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos

Sigue transmision gu db1ca652
Miembro2 37566765

Saludable 5fa274c9Escape 42989b8bSalud 3845ff55Conoce 2247afc9Pagina c29a18dbNormita3 f155fb4eJne fe996a39Vocacion 6ec01671Regional a20152bcPunto ec62ee0f

Congreso 7c7dcada

Anuncioscomerciales a7590232


Más leídas - Armando Avalos Espichán