Fútbol Internacional

Manchester United venció 1-0 al Manchester City pero no fue suficiente para clasificar a la final de la Copa de la Liga

El Manchester City estará en la final de la Copa de la Liga pese a perder 0-1 con el Manchester United, haciendo bueno el 1-3 cosechado en Old Trafford.

Los ‘Diablos Rojos’ consiguieron más de lo que merecieron en el Etihad Stadium y apoyados en un inconmensurable David de Gea y un aislado tanto de Nemanja Matic se llevaron el inerte triunfo en casa de sus vecinos que no les sirve para estar el próximo 1 de marzo en Wembley contra el Aston Villa.

De Gea se encargó de ser quien mantuviera con vida y esperanza al United durante la noche en Mánchester. Pese a estar en el Etihad, la hinchada roja rugía cada vez que los suyos se libraban de un gol o recogían una pelota en el centro del campo, porque eso fue lo más cerca que estuvieron de la portería de Claudio Bravo durante muchos minutos.

El meta español mantuvo encendida la vela de los creyentes, con sendas paradas a Sergio Agüero. La primera de ellas imposible de creer. En un centro templado y vertical, Agüero se extendió en plancha para cruzar con la cabeza. Mientras salía, De Gea se estiró a su derecha para sacar una mano milagrosa.

Si Roger Federer había salvado siete puntos de partido el día anterior en el Abierto de Australia, De Gea se vestiría del suizo para anular las oportunidades celestes de sentenciar la eliminatoria. Otra parada con el pie a un disparo lejano anticipó la segunda gran intervención del meta. Agüero fue dejando víctimas por el camino y aunque se quedó sin ángulo claro, sacó un disparo a la escuadra que necesitó de la manopla del portero de Illescas.

Antes del descanso, estuvo atento para evitar que una mala cesión se la llevara Agüero y creara más problemas. Una primera parte perfecta que redondeó Matic. En la única ocasión del United en el partido, Matic conectó con la zurda un disparo raso a la base del poste.

También le anularían un claro gol en fuera de juego a Sterling. Todo le salía al United aunque muchas cosas parecieran casi por casualidad.

Haber contenido al City durante más de 94 minutos y en campo ajeno parecía un milagro. Cierto es que los ‘Diablos Rojos’ apenas avistaban a Bravo en el horizonte, pero siempre les quedaba el recuerdo de la increíble remontada ante el Paris Saint Germain, con todo en contra.

Esto era muy parecido, pero con la constante sensación de que el gol celeste llegaría. Más aun cuando Matic fue expulsado por doble amarilla al cortar una contra.

Pero el partido se quedó ahí. No llegó ni el tanto para unos ni para otros y el gran vencedor fue el City, que estará en la final. Por muchos puntos de partido que salvara De Gea, al final el United no tocará metal. Algo parecido a lo que le puede pasar al propio Federer en Australia.

Será la octava final de la Copa de la Liga para el Manchester City, que ha vencido en seis de las ocasiones que la ha disputado. Si la acabaran levantando, se quedarían a un título de los ocho que posee el Liverpool, el que más tiene en la historia de esta competición.


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos

Sigue transmision gu db1ca652
Pod2 e0df9c0c

Vocacion 6ec01671Jne fe996a39Saludable 5fa274c9Regional a20152bcFamilia e0a9160dPunto ec62ee0fPagina c29a18dbEscape 42989b8b

Anuncio newsletter gaceta f29c7558

Anuncioscomerciales a7590232


Más leídas - Fútbol Internacional