Minería Ilegal

Madre de Dios: persisten focos de minería ilegal a casi un año de la operación Mercurio 2019

Monitoreo satelital del proyecto MAAP detectó actividad ilegal en el Alto Malinowski y Pariamanu en Madre de Dios y en Camanti (Cusco). Mineros ilegales deforestaron 470 hectáreas en este último año.

Madre de Dios.- A casi un año del inicio de la operación Mercurio 2019, en el marco de una intervención multisectorial del Gobierno peruano para erradicar la minería ilegal en La Pampa (ubicada en la zona de amortiguamiento de la Reserva Nacional de Tambopata en Madre de Dios), aún persisten focos de la actividad ilegal en esta parte de la Amazonía.

De acuerdo al último reporte del Proyecto de Monitoreo de la Amazonía Andina (MAAP, por sus siglas en inglés) cedido en exclusiva a El Comercio, existen tres zonas en el sur del país donde se mantiene la extracción ilegal de oro, dos de ellas en Madre de Dios (El Alto Malinowski y Pariamanu) y la otra en Cusco, en el distrito de Camanti.

El proyecto MAAP, a cargo de la organización Conservación Amazónica (ACCA), estima que en estas tres zonas se han deforestado 2.15 mil hectáreas (equivalentes a 2. 9 mil campos de fútbol) desde el 2017. De este total, un 22% (470 hectáreas) fue deforestado durante el 2019. Estos focos de minería ilegal están ubicados en espacios adyacentes a tres áreas naturales protegidas: la Reserva Nacional de Tambopata, el Parque Nacional Bahuaja Sonene y la Reserva Comunal Amarakaeri.

Matt Finer, investigador principal del proyecto MAAP, explicó a El Comercio que estos lugares donde persiste la minería ilegal no están directamente vinculados con la migración de los ilegales expulsados de La Pampa. Finer, indicó que en estas áreas ya existía un registro de extracción ilegal de oro.

“Por ejemplo, en el caso de Camanti (Cusco) se dice que hubo una gran invasión de mineros ilegales después de la operación Mercurio 2019, pero en realidad ya se había registrado deforestación por minería ilegal que alcanzó las 124 hectáreas en el 2017 y las 178 hectáreas en el 2018. Entonces, parece ser parte de una tendencia y no necesariamente por un gran desplazamiento nuevo de mineros”, mencionó Finer.

Respecto a la zona del Alto Malinowski, el investigador dijo que en el 2019 se mantuvo la tendencia de deforestación. Finer precisó que en esta zona de la cuenca alta del Malinowski se registró entre el 2017 y 2018, una deforestación de 1.318 hectáreas. Mientras que en el 2019, se deforestaron 350 hectáreas de bosque.

De otro lado, el investigador mencionó que según el análisis de las fotografías satelitales, la zona de Pariamanu es la única donde la tasa de deforestación en el 2019 superó a las registradas en los dos años anteriores. Aquí se deforestaron 99 hectáreas por minería ilegal entre 2017 y 2019. De este total, el 40% (40 hectáreas) ocurrió en este último año.

“Este hallazgo sugiere que algunos mineros desplazados pueden haberse mudado a esta área”, menciona el informe de MAAP.

Es importante señalar que desde febrero de 2019 (fecha en que inició la operación Mercurio 2019), la deforestación por minería ilegal en La Pampa disminuyó hasta en 92% . Antes de esta megaoperación estatal, la zona tenía la mayor intensidad de extracción de oro por minería ilegal en todo el país.

—Detalle por zonas— 

Zona del Alto Malinowski

El informe de proyecto MAAP precisa que la deforestación por minería ilegal en el Alto Malinowski fue de 1.7 mil hectáreas entre los años 2017 y 2019. Solo en el 2019, se perdieron 350 hectáreas (que representa el 20% del total de pérdida). Este lugar se ubica en la zona de amortiguamiento del Parque Nacional Bahuaja Sonene.

Marcos Arenas, responsable de Gestión Participativa del Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Sernanp) declaró que los ilegales no han penetrado en el parque nacional. Arenas añadió, que institución mantiene una estrategia de lucha contra la minería ilegal en áreas protegidas, en alianza con la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental (FEMA) y la Marina de Guerra, cuyos agentes se ubican en el puesto azul en Tambopata.

Los investigadores de MAAP presumen que toda la actividad que han detectado a través de sus imágenes es ilegal, debido a que no está dentro de concesiones mineras tituladas ni en el llamado corredor minero. El informe detalla además, que la deforestación provocada por minería ilegal ocurre al interior de la Comunidad Nativa Kotsimba.

Distrito de Camanti

En el distrito de Camanti (Cusco) la deforestación en el periodo 2017 - 2019 alcanzó las 382 hectáreas. De este total, 21% (equivalente a 80 hectáreas) fue deforestado en el 2019. El Sernanp informó que en diciembre de 2019 se realizaron labores de interdicción (incautación y destrucción de maquinaria usada para la minería ilegal) como parte de las acciones por la Operación Mercurio.

Por otro lado, se informó que para este año, bajo la ampliación de la Operación Mercurio, la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental (FEMA) hará seguimiento constante a la zona de amortiguamiento de la Reserva Comunal Amarakaeri para minimizar el riesgo de migración de ilegales de La Pampa.

Marcos Arenas del Sernanp detalló que como parte de la estrategia de intervención en Amarakaeri, están trabajando con la población de 10 comunidades nativas para que ellos mismos contribuyan a proteger el bosque. Arenas señaló, que en noviembre de 2019 todas las instituciones a cargo realizaron en la zona una interdicción que destruyó dragas y otras maquinarias usadas de la minería ilegal.

Pariamanu

El informe de MAAP registró la deforestación de 99 hectáreas por minería aurífera entre los años 2017 - 2019 en Pariamanu (Madre de Dios). De este total, se deforestaron 40 hectáreas (40% del total deforestado) en el 2019.

Marcos Arenas del Sernanp confirmó que tras la operación Mercurio 2019, registraron denuncias de la población por el incremento de la minería ilegal en la zona. Es decir, sí hubo un efecto por el desalojo en La Pampa.

“El estado continúa con la atención al combate contra la legalidad y también estamos organizando la restauración de áreas degradadas. Estamos iniciando con más de 20 hectáreas y en este año esperamos hacerlo con unas 500 hectáreas”, declaró el funcionario a El Comercio.

Desde el año 2015, el Proyecto de Monitoreo de la Amazonía Andina (MAAP, por sus siglas en inglés), a cargo de Conservación Amazónica (ACCA), ha hecho un exhaustivo seguimiento de la selva peruana a través de imágenes por satélite. La precisión de las fotografías han permitido documentar y alertar durante los últimos años sobre el avance de la minería ilegal en zonas como La Pampa, áreas inaccesibles por cualquier otro medio. Esta información ha contribuido a autoridades locales, regionales y nacionales para planear acciones de lucha contra la minería ilegal.

Fuente: El Comercio


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos

Gaceta Ucayalina Radio - Música y Noticias
0:000:00