Denuncias

Huánuco: denuncian por estafa a Universidad Hermilio Valdizán

A través de un programa de segunda especialidad, casa de estudios habría sorprendido a más de un centenar de personas otorgándoles títulos falsos.

Huánuco.- La Universidad Nacional Hermilio Valdizán (UNHEVAL) de Huánuco se encuentra en el ojo de la tormenta tras hacerse pública una denuncia por estafa agravada que se habría perpetrado a través de un programa de segunda especialidad en la facultad de medicina humana. El caso se encuentra en el 40 Juzgado Penal de Lima.

Según la denuncia fiscal a la que tuvimos acceso, los hechos se remontan al año 2015, cuando la escuela de odontología de dicha facultad abrió una segunda convocatoria para participar del mencionado programa, que consistía en una serie de asesorías para la elaboración de un informe sobre un caso clínico.

“Básicamente, consistía en darte el título de una segunda especialidad luego de desarrollar el caso. Estaba orientado a profesionales con experiencia, que necesitaban certificar sus conocimientos. Lo que no sabíamos era que no tenía ninguna validez, que se había hecho sin autorización de la SUNEDU”, refieren los agraviados.

¿Pero cómo desconfiar de una universidad nacional, que además tenía un supuesto convenio con el Hospital Militar, en Lima? Y es que en dicho hospital se realizaban las asesorías, a cargo de los profesionales Lucy Chiong Lam y Román Mendoza Lupuche, ninguno docente de la UNHEVAL.

Quien sí enseñaba en la universidad huanuqueña era el gestor y coordinador del programa, Rafael Cachay Chávez. Por propuesta suya, el programa de segunda especialidad de la escuela de Odontología se creó en el año 2013, con autorización del entonces decano de la facultad de medicina, Erwin Bauer Ormaechea.

Cachay, Chiong, Mendoza y Bauer, son los investigados por estafa en agravio de más de un centenar de personas. En la denuncia fiscal, se les imputa haber gestado, promovido y lucrado ilícitamente con el mencionado programa académico, que no contaba con ningún permiso de la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (SUNEDU).

“Cada inscrito debía pagar un aproximado de cinco mil soles, además de otros pagos por asesorías, que podían costar, cada una, hasta quinientos soles o más”, añaden los denunciantes, que por el momento prefieren mantener su identidad en reserva para no entorpecer el proceso judicial.

Dichos pagos, se realizaban a través de una cuenta de pregrado y no de una especialmente generada por la UNHEVAL para el programa. Algunas veces, se menciona en la denuncia, los pagos se hacían en efectivo, a manos de los imputados.

Conversamos con Erwin Bauer, por ser la autoridad directa de UNHEVAL que firmó la creación del programa. Él asegura que actuó de buena fe, confiando en la legalidad y la intención, meramente académica, de Rafael Cachay. “Yo firmé la resolución, pero siempre actuando de buena fe. Uno como decano, no está pensando en que podría haber alguna irregularidad”, aduce.

En tanto, los demás imputados prefirieron no declarar y esperar que el proceso judicial resuelva si tuvieron responsabilidad o no.

“El caso lleva ya varios años. En principio exigíamos nuestros certificados, luego que nos devuelvan nuestro dinero, algo que nunca hicieron, pese a que existen varias resoluciones de Indecopi que así lo dictaminan”, explican los afectados. Actualmente, lo que desean es que la justicia condene a los responsables y poder recibir una reparación civil.

Lo más grave de todo es que, ante la insistencia de los agraviados, la UNHEVAL emitió el 6 de diciembre del año pasado alrededor de 120 títulos de segunda especialidad, los mismos que hasta el momento no han sido inscritos en la base de la SUNEDU. Se trataría de títulos falsos que sólo agravarían la situación de los imputados.

Fuente: La República


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos