VRAEM

Asháninkas proponen al Gobierno convertir al Vraem en un eje de desarrollo

Indígenas del Vraem piden respeto a sus territorios y condenan al narcotráfico.

Cusco.- Organizaciones indígenas representantes de comunidades asentadas en el Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem) pidieron un mayor respeto a sus territorios ancestrales y condenaron el narcotráfico, actividad ilegal que afecta el medio ambiente y amenaza a las poblaciones.

Así lo afirmó el presidente de la Organización Asháninka y Machiguenga del Río Apurímac (OARA), Virgilio Pizarro, quien participó del Congreso de pueblos indígenas que se desarrolló en la comunidad de Otari, distrito de Pichari, provincia cusqueña de La Convención, en el ámbito del Vraem.

Pizarro demandó a las autoridades un mayor respeto hacia los territorios de los pueblos originarios debido a que se han visto afectados por agentes ajenos a la convivencia ancestral de sus miembros, como es la presencia de organizaciones de tráfico de drogas.

"Nosotros nos debemos a nuestros territorios, por ello exigimos respeto. El Vraem no es sinónimo de narcotráfico ni de terrorismo, por eso pedimos a las autoridades de los niveles local, regional y nacional que no nos pongan en un solo costal con los que se dedican a actividades ilícitas", aseveró.

El dirigente indígena enfatizó que deben estar preparados para el cambio climático que se presenta a gran escala debido a la contaminación de los recursos como el agua, aire y suelos, que afectan directamente la salud de los miembros de sus comunidades, sobre todo por actividades que atentan a la cosmovisión de los pueblos originarios de la amazonia.

Eje de desarrollo “Demandamos una atención directa y que el Gobierno apueste por convertir al Vraem en un eje de desarrollo sostenido; es por ello esperamos concretar un convenio con Devida que nos permita contar con saneamiento físico legal para titular nuestros terrenos georreferenciados, producción de peces tropicales y formación de jóvenes líderes a nivel de las comunidades indígenas”, acotó.

La OARA está conformada por 29 comunidades indígenas de los distritos de Santa Rosa, Samugari, Sivia, Llochegua, Kimbiri y Pichari.

Por último, Virgilio Pizarro destacó que han afianzado la soberanía alimentaria a través de las chacras integrales donde trabajan sin degradar los suelos y aseguró que sus productos son orgánicos, por la tradición en las prácticas agronómicas amigables con el medio ambiente.


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos