Madre de Dios

Reserva Tambopata: sucursal del paraíso celebra su 19 aniversario de creación

Es una de las primeras áreas protegidas que innovan con turismo inclusivo

Madre de Dios.- Creada hace 19 años para conservar la flora, la fauna y los procesos ecológicos de una muestra de la selva húmeda tropical peruana, la Reserva Nacional Tambopata deslumbra al mundo por su espectacular belleza paisajística y la megadiversidad biológica que alberga y que estamos llamados a preservar.

La Reserva Nacional Tambopata se ubica al sur del río Madre de Dios, en los distritos de Tambopata e Inambari de la provincia de Tambopata. Fue creada oficialmente el 4 de septiembre del 2000, mediante Decreto Supremo Nº 048-2000-AG y tiene una superficie total de 274,690 hectáreas.

La presencia de este importante espacio natural protegido genera procesos de conservación que aseguran el uso sostenible de los recursos naturales y del paisaje.

La cuenca del río Tambopata presenta uno de los mayores índices de diversidad biológica en el mundo. Entre sus ecosistemas más comunes se encuentran los aguajales, los pantanos, los pacales y los bosques ribereños, cuyas características físicas permiten a los pobladores locales el aprovechamiento de los recursos naturales.

Se ubica además de manera contigua al Parque Nacional Bahuaja Sonene que la rodea íntegramente por el sur, formando con este una unidad de protección de alta importancia para el país.

La conectividad existente con las áreas naturales protegidas del departamento (la Reserva Comunal Amarakaeri y los Parques Nacionales Alto Purús y Manu) y los de la vecina Bolivia, sustenta la existencia del propuesto corredor biológico Vilcabamba-Amboró.

La Reserva Nacional Tambopata alberga hábitats principalmente acuáticos que son usados como paraderos de más de 40 especies de aves migratorias transcontinentales. En la reserva nacional se protege importantes especies consideradas en vías de extinción y le ofrece al turismo un destino privilegiado para la observación de la diversidad de flora y fauna silvestre.

En la zona de amortiguamiento se encuentran las comunidades indígenas de Palma Real, Sonene e Infierno, pertenecientes al grupo etnolingüístico Ese’Eja; y la comunidad nativa Kotsimba del grupo etnolingüístico Puquirieri.

Rutas turísticas

El destino turístico más visitado es el Lago Sandoval, ubicado en la cuenca del río Madre de Dios. Este espejo de agua de 127 hectáreas está rodeado de palmeras repletas de guacamayos y se encuentra a solo media hora por río de Puerto Maldonado.

En sus aguas, que pueden ser recorridas en botes de paseo que alquilan los pobladores locales y los albergues, habita una numerosa familia de lobos de río a la que se le aprecia cazando y acicalándose sobre los troncos. También hay una torre observatorio para una vista panorámica.

En la cuenca del río Tambopata, aguas arriba, existen otros lagos importantes, tales como Cocococha, a dos horas de Puerto Maldonado y también con presencia de lobos de río; y Sachavacayoc, ubicado a tres horas de Puerto Maldonado donde existe un área de campamento para pasar la noche.

Surcando el río Tambopata se encuentra la quebrada El Gato con su caída de agua. Muy cerca de allí están los rápidos de Baltimorillo. Los atractivos característicos de Tambopata son las colpas que se hallan en la orilla de los ríos reuniendo a cientos de aves (guacamayos, halcones y loros) ofreciendo un espectáculo de color y sonido espectacular (todo esto en especial entre las 5:30 y 9:00 am).

En las colpas de monte o de tierra adentro acuden, generalmente de noche, mamíferos como sajinos, huanganas y sachavacas. Las colpas Chuncho y Colorado están ubicadas en la margen izquierda del río Tambopata. Esta última se considera la más grande colpa conocida en toda la Amazonía peruana. Dentro de la Reserva se ha identificado diversos lugares con varias colpas y con diversas playas donde, además, se puede apreciar caimanes, sachavacas, ronsocos y otras especies.

Turismo inclusivo

La Reserva Nacional Tambopata es una de las primeras en el Perú en impulsar una propuesta para ampliar su oferta turística e incluir a todos los sectores de la población, incluyendo a personas con discapacidad, adultos mayores y familias con niños pequeños.

El sendero tiene un largo de 2,800 metros. Parte del puesto de control de la Reserva Nacional de Tambopata, sobre el río Madre de Dios, y llega hasta el muelle de embarque del lago Sandoval.

En agosto último, el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp) inauguró un “sendero elevado de madera”, que ha permitido reducir el tiempo, de tres horas a 45 minutos. Además, la vía cuenta con señalética interpretativa; zonas de embarque y desembarque en sus puntos de partida y llegada.

Fuente: Andina


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos