Entrevista

MEF: “La expectativa es que no se dé marcha atrás en el proyecto Tía María”

El ministro de Economía considera que el adelanto de las elecciones generales anunciado por el presidente Vizcarra es la mejor solución en la actual coyuntura.

¿El mensaje presidencial, que incluyó la propuesta de adelanto de elecciones al 2020, se aprobó en el Consejo de Ministros? 
Sí, se discutió en el Consejo de Ministros y fue aprobado el miércoles pasado.

¿Fue una aprobación unánime?
Sí. Todo en el Consejo de Ministros siempre es unánime. Siempre hay discusiones, debates, no es que todos dicen “ya”, pero al final todos se ponen de acuerdo.

¿Hubo mucho debate?
Sí.

¿Usted respalda plenamente esta propuesta?
Sí. Personalmente, estoy convencido de que dada la coyuntura es la mejor solución que se le puede dar al país.

Dado que usted apoyó la propuesta, ¿su renuncia al cargo no está prevista?
No.

En las actuales circunstancias que vive el país, ¿cree que la solución de adelantar las elecciones generales es la mejor?
Sí. Dada la coyuntura, cualquier solución que se hubiera planteado siempre iba a tener sus riesgos y lo que se ha buscado es minimizarlos. En ese sentido, esta es, creemos nosotros, la mejor solución. Ante lo que estábamos, según nuestra lectura, así como fueron tres años de confrontación entre poderes, íbamos a seguir en esa línea los dos años que vienen.

Lo que detona todo esto es el tema de la confianza. Hay por lo menos uno o dos casos donde hemos considerado que la confianza no ha sido seguida con actos.

El propio ministro de Justicia, Vicente Zeballos, dijo que era posible que ninguna reforma política rija en las próximas elecciones. Es decir, de aprobarse las elecciones adelantadas, el próximo presidente y el Congreso se van a elegir con las reglas antiguas. ¿Para qué hemos hecho todo este desgaste?
No es del todo así. El primer ministro lo explicó también. Hay algunas que podrían ser más difíciles que otras (implementarlas). Y dentro de estas está el tema de las elecciones primarias, quizá no darán los tiempos.

Pero habló de otros temas donde no debería haber problemas para aplicarse en las próximas elecciones.

¿Qué pasará entonces con el tema de la inmunidad parlamentaria que tanto se ha cuestionado?
Lo dijo el premier es que se ha reforzado la inmunidad de los congresistas con la propuesta que han hecho, y esto va en contra de la moción de confianza. Es decir, te otorgan la confianza, pero hacen otra cosa. Eso exige una respuesta del Ejecutivo, y la mejor respuesta que hemos podido dar es esta. Se han anexado otras respuestas. La obvia era que simplemente digamos “no hay confianza y se cierra el Congreso”. Era quizá, teóricamente, la lógica. Sin embargo, había cuestionamientos constitucionales y consideramos que eso podría generar otro tipo de confrontación, de disputa con el Tribunal Constitucional, que al final iba a ser peor para el país, por eso optamos por esto.

Iniciativas legislativas

Desde el punto de vista económico, si no se tomaba la decisión de adelantar las elecciones, ¿cuáles eran los riesgos para la economía peruana?
La apuesta que tenemos es mostrar que estamos presentando esta propuesta para que en un año haya elecciones y en este periodo nos pongamos de acuerdo para trabajar con celeridad y máximo esfuerzo para sacar todas las iniciativas. Algunas que están en el Congreso, como la Ley de Promoción Agraria, si es posible saquémosla la otra semana, si es posible; así como todas las propuestas enviadas por el Ejecutivo hasta fin de año. 

¿Cuáles serían esas propuestas que se enviarán? 
Por ejemplo, el bono de chatarreo, la simplificación del régimen tributario, la reforma de la tributación municipal, y una serie de normas que aprobamos en el Consejo de Ministros, y otras que vamos a aprobar, como las Zonas Económicas Especiales (ZEE).

¿Qué iniciativas económicas se aprobaron en el último Consejo de Ministros?
En el Consejo de Ministros aprobamos tres proyectos de ley: el bono de chatarreo, la tributación municipal (relacionada a temas del impuesto predial, impuesto de vehículos y algunos ajustes para mejorar la tributación de los municipios), y una tercera relacionada al Fondo de Compensación Regional (Foncor). Asimismo, esperamos en agosto aprobar un cuarto proyecto que tiene que ver con las ZEE. Eso lo discutimos, pero todavía hay algunos temas que no pudimos cerrar, así que nos dimos unas semanas más para conversarlo. Y en setiembre tenemos la aprobación de la simplificación de los regímenes tributarios para las empresas.

¿Qué se piensa hacer con dichos regímenes? ¿Se van a eliminar algunos?
Sí. Es muy similar a la propuesta que nos hizo llegar la Cámara de Comercio de Lima (CCL).

¿Hablamos de eliminar el Régimen Especial del Impuesto a la Renta (RER) y el Régimen Único Simplificado (RUS)?
Quizá el RUS acotarlo y el RER, junto al Mype tributario, eliminarlos. O sea, tener un régimen general que realmente sea general y una excepción que sea el RUS, pero muy acotado.

En las circunstancias en las que estamos, con el Congreso que ustedes consideran que no iba a poder ayudar al Ejecutivo en los próximos dos años, ¿por qué piensan que esta vez los van a apoyar?
Es parte del acuerdo que tenemos que tener con el Congreso. Confío en que con el liderazgo de Pedro Olaechea -nuevo presidente del Parlamento- vamos a poder armar una agenda común. Y, eventualmente, tener solo un año de trabajo nos pone un sentido de urgencia para estas cosas y no estar como en el pasado, que se presenta una propuesta y dependiendo del humor la ponen o no a debate.

Ahora tenemos esta agenda, con algunos temas que hemos propuesto y otros que está trabajando el mismo Congreso que son una serie de normas que son beneficiosas para la economía.

¿Este año la economía crecería 3.5%, tal como lo mencionó el presidente Vizcarra?
Creemos que es perfectamente posible llegar a 3.5% si reactivamos, por un lado, la inversión pública.

Usted puede tener la mejor voluntad, pero con este escenario, puede haber temor de firmar de algunos funcionarios, de apurar cosas...Eso es relativo. Todos los mandatos tienen un último año de gobierno, lo que se está haciendo acá es adelantarlo. Por ejemplo, Alan García tuvo un último año de gobierno y en el 2010 la economía creció entre 9% y 10%, y en el 2011 la economía creció más de 6%.

También, en el último año de Ollanta Humala, en el 2016, la economía creció 4%. Es perfectamente posible creer 3.5% o 4%. Eso de que tienen miedo de firmar... es relativo.

Inversión

¿Es posible atraer inversión privada con el nuevo escenario? 
Justamente, para eso estamos, para generar este clima de que la decisión que se ha tomado es perfectamente constitucional y razonable.

¿Cómo alguien podrá invertir si no se sabe quién asumirá el próximo Gobierno?
Imaginemos que estamos en el 2020, es lo mismo. Nadie estaba previendo. Si uno ve las proyecciones de los analistas privados, que en el 2021 la economía se iba a caer por cambio de gobierno. Si uno ve los estimados, se estaba proyectando más de 4% para el 2021, repito, el último año de gobierno.

A veces, se sobredimensiona este hecho, de que es el último año de gobierno y que la economía se va a caer simplemente porque no se sabe quién ganará las elecciones. Debemos perderle miedo al cambio de gobierno.

¿Por qué no se optó, para facilitar el entendimiento, por enviar ya el proyecto de reforma constitucional si se aprobó en el Gabinete el miércoles?
Es una decisión, al final, del presidente, lo que se va a hacer es enviarlo este miércoles. Entendemos que hay esta crispación y del lado del sector privado una de las primeras reacciones es preocuparse por la incertidumbre.

Pero ahora la labor que tenemos, y ayer la empezó el premier, es decir que esto no es una decisión fácil, pero no va en contra del país, más bien nos va a permitir una salida ordenada. Nadie está cerrando el Congreso, es una propuesta constitucional. En todo caso, la invocación es que, dado que quedaría un año de trabajo, pongamos de los dos lados –Ejecutivo y Legislativo– el mejor esfuerzo por apresurarnos y sacar las reformas para que el próximo Gobierno pueda construir sobre algo.

¿Se va a reunir con las comisiones del Congreso vinculadas a su sector?
La conversación con el Congreso va a ser liderada por el primer ministro, aunque la parte económica de la que estoy hablando me tocará explicarla. Por otro lado, vamos a convocar a los principales gremios para decirles que esto no va en contra del país. Entendemos que puede haber incertidumbre, pero la realidad es esta. Es mejor tener un año muy bueno de trabajo conjunto, que tener dos años donde la confrontación prevalezca.

¿Cuándo se reuniría con los gremios empresariales? 
Esperaría que en el transcurso de las próximas dos semanas pueda convocarlos.

Renuncia del presidente

¿Acaso no sería mejor que renuncie el presidente, la vicepresidenta, el Congreso se autodisuelva y en seis meses haya elecciones generales?
Esa es otra de las opciones, pero no sé si la gente está dispuesta a que el Congreso nos gobierne por seis meses. El presidente de la República sería el presidente del Congreso, Pedro Olaechea, y la presidenta del Parlamento sería Karina Beteta, la actual vicepresidenta. El presidente abiertamente dijo hay que escuchar al pueblo.

Pero la gente también quiere que se bajen los impuestos, se aumenten los sueldos. Por ejemplo, el 5 de abril de 1992 hubo una encuesta donde la mayoría apoyaba la decisión que tomó el expresidente Alberto Fujimori de disolver el Congreso...
Acá estamos hablando de temas más políticos. Seis meses que nos gobierne el Congreso, creemos que para el país crearía mucha más turbulencia que la apuesta que estamos haciendo ahora, que es tener un año ordenado y trabajar juntos.

Se contrataría PMO para ejecutar proyectos en el corredor del oleoducto

El ministro de Economía, Carlos Oliva, señaló que el Gobierno se encuentra elaborando un plan de desarrollo sobre el corredor del Oleoducto Norperuano, donde se impulse temas vinculados a educación, salud, agua potable, electricidad, entre otros. Para ello, la idea preliminar es que se contrate a un Project Management Office (PMO) que se encargue de lo mencionado, tanto en el diseño como la ejecución de proyectos.

“De alguna manera, para darle la seguridad a la gente de la zona que es un plan serio, una empresa de primer nivel mundial se va a encargar de que esto se haga. Estamos trabajando en esa línea, todavía estamos en un proceso de diálogo con las comunidades, pero queremos dar esa seguridad”, anotó el titular de Economía.

Agregó que se necesita tener un plan creíble y financiado, donde Petroperú es parte de este plan. “Tenemos un gran apoyo que nos está dando Guayo (Carlos Paredes, presidente de Petroperú) con esto. Confiamos en que una vez que podamos resolver estos temas con la comunidad, podamos acordar un plan que les de tranquilidad a ellos. Serían dos PMO, uno que es el asesor internacional, y otro que es del lado del Estado”, refirió.

De las 84 medidas del Plan de Competitividad, ¿cuántas estima que se pueden iniciar este año con el nuevo escenario político?
La gran mayoría, sino todas. Las 84 medidas tienen hitos, son cuatro hitos al año 2030. Cada una de las medidas tienen un hito que es este año. Todas las que están previstas para este año se van a cumplir. Hay algunas que la primera fase es elaborar un plan, en otras puede ser enviar al Congreso tal cosa. Todas se van a desplegar a partir de este año.

¿Se necesitará que el Congreso apruebe algunos proyectos para el plan?
Unas 20 quizá tienen que pasar por el Congreso, es importante el trabajo conjunto. Pero, la gran mayoría, son regulaciones internas principalmente de los ministerios. El plan de infraestructura, por ejemplo, es casi exclusivamente una potestad del Ejecutivo.

¿Tendrán carácter de urgencia?
Ahora es más urgente porque solo nos quedaría un año. En el caso de la parte tributaria, si vale la expresión que es más urgente, pues tendría que regir a partir de enero. Hay que aprobarla antes del 31 de diciembre, sino tendría que verse ya en el 2020. Hay una serie de medidas que sí necesitamos de la colaboración del Congreso. Hay otras medidas que no están explicitas en el Plan de Competitividad, pero que son importantes. Y hay otro grupo de medidas que tiene que ver con algo que mencionó el presidente, la diversificación productiva: forestal, acuícola y turismo.

- Proyectos pendientes

¿Qué pasará con la Ley del Libro y su exoneración?
Se debería llamar la ley de la lectura, no la Ley del Libro. En este año que hemos estado analizando el tema no hemos encontrado argumentos contundentes que nos digan que este es el mejor o peor instrumento. Por lo tanto, vamos a prorrogar la vigencia de la ley por un plazo y eventualmente en el camino se tomará la decisión. Seguimos pensando que la promoción de las bibliotecas es más efectiva.

¿Se podrá aprobar la prórroga de la Ley de Promoción Agraria este año en el Congreso?
Por mí, debería darse de una vez. Depende del presidente del Congreso, es cuestión de agendarla y debatirla. Confiamos en que el presidente del Parlamento pueda hacerlo.

- Iniciativas de ProInversión

En el año, casi no hay algún proyecto otorgado por ProInversión. ¿Cuál es la situación del proyecto PTAR Titicaca tras la observación de la Contraloría? 
En el PTAR Titicaca estamos siguiendo los procesos. He firmado la semana pasada un decreto supremo necesario para llegar a la firma. Entiendo que la firma sería en agosto.

¿Qué proyectos están pendientes para el año?
Uno es el tren Huancavelica-Huancayo, otro de masificación de gas y hay un tercero. Los tres suman los más de US$ 800 millones que mencionó el presidente Vizcarra.

- Minería

Uno de los temas de 28 de julio fue el anuncio de actualizar la Ley de Minería. Esta decisión puede significar la paralización de las inversiones hasta que se conozca la nueva norma. ¿Qué tan rápido se tendría que aprobar?
Tiene que ser sumamente rápido, en estos cinco meses tendríamos que tenerla resuelta. Uno de los temas que ha tenido la Ley de Minería, por lo mismo que es muy antigua, es que hubo una serie de parches y estos no han sido a veces consistentes entre sí.

Tal es así que propusimos el año pasado solucionar uno de los parches vinculados a los convenios tributarios. Creemos que es el momento para hacer una Ley de Minería donde tengamos una norma consistente que tome en cuenta todos los procesos claves.

¿Cuáles son los procesos claves para el sector?
Primero que facilite la inversión; y, segundo, que tenga claridad con los temas ambientales.

¿Que sea vinculante la consulta previa?
No. Lo que tenemos ahora es que hay cuatro procesos de consulta previa cuando se empieza a ver un proyecto minero. No tiene sentido. La consulta previa debería tener un momento preciso y es ahí donde se toma o no la decisión. En todo caso, especificar en qué excepciones corresponde tener una segunda consulta previa. Esa es una de las cosas donde se deberían tener claridad.

¿Se daría marcha atrás con la licencia de construcción entregada al proyecto Tía María?
La expectativa es que no se dé marcha atrás. Lo que ha pasado es un trámite administrativo. Cuando el Gobierno emite cualquier norma, la gente puede decir que está mal. Eso es de alguna manera lo que está pasando. Ahora lo que corresponde al Ministerio de Energía y Minas (MEM) es aceptar esa petición, evaluarla y demostrar que la decisión que se tomó es la correcta. Lo que queda es demostrar que se hizo en el marco de la ley.

“Estamos trabajando para aumentar cobertura del SIS”

El presidente de la República mencionó durante su discurso que se incorporaría al Sistema Integral de Salud (SIS) a todos los que no estén asegurados. ¿Eso se puede financiar?
Tenemos que mejorar la cobertura, y eso es lo que mencionó el presidente. La última cifra que tenía es que para este año se requerían S/ 58 millones para ampliar esa cobertura.

¿Hay S/ 58 millones ya disponibles?
Sí, eso se puede trabajar. Pero al mismo tiempo tenemos que trabajar en mejorar la eficiencia del SIS. Si mejoramos la eficiencia, es probable que ese monto se pueda reducir sobre todo para lo que podría ser para el próximo año. Estamos trabajando con el Ministerio de Salud para hacer las dos cosas: aumentar la cobertura y ser más eficientes. 

¿Eso significa la reestructuración del SIS?
No diría reestructuración, pero sí mejorar aspectos operativos, que ya se han venido mejorando. No hablaría de una reestructuración, pero sí de eficiencia. Al hacer las dos cosas va a ser muy posible poder financiarlo.

Fuente: Diario Gestión


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos

Sigue transmision gu db1ca652

Anuncio newsletter gaceta f29c7558

Olvi1 10717088

Iquitos3 db117c0e


Más leídas - ECONOMIA