Juan José Álvarez Sauri

Transito: Ciencia y Tecnología

Escribe Juan José Álvarez Sauri.- En su última visita a Pucallpa, del Ministro del Ambiente, Antonio Brack, nos comentaba, su preocupación por el futuro vial de Ucayali, en especial, la factibilidad de mantener, la ruta Tingo María-Pucallpa, un peligro natural latente. Y, porque Pucallpa, seguía poblándose de vehículos viejos para el servicio público.

De seguir, esa situación, será difícil librarse del creciente “atascamiento” del tránsito motorizado, en zonas urbanas y carreteras.

Todo lo conversado, es hoy realidad. Que, llega a los ojos y a los oídos, del conductor y del público, además, de la publicidad con paneles, propaganda y noticia, en muchos casos, causantes de graves accidentes, por concentración y distracción. Ninguno de nuestros “expertis” en seguridad vial, repara en los frecuentes accidentes y sus consecuencias, con muertes y heridos graves.

El actual modelo de transporte –privado o público- para Pucallpa, es típico de las ciudades de rápido crecimiento, donde llega una modernidad relativa pero los conductores no están preparados para conducirse con responsabilidad.

La semaforización y el servicio policial, el tránsito urbano y rural, se manejan con los conocimientos más primitivos.

El policía que se pone a dirigir el tránsito donde funciona normal el semáforo. El concepto de la -infracción o papeleta- donde no existe una “real falta”, benigna o grave.

Hasta llegar a la detención con un equivocado concepto de la autoridad, donde no se sabe, sí es un retroceso o un progreso. Otra posibilidad, que la resistencia de los ciudadanos modifique el modelo obsoleto.

En la sociedad pucallpeña se manifiestan los problemas del crecimiento económico y del crecimiento citadino, y, donde la gente, no estaba preparada para ese cambio repentino, del -status semirural al status citadino-, que sorprende, a autoridades regionales, municipales, policiales, que se encuentran sin los reflejos, para atacar los nuevos problemas que se vierten en los ámbitos sociales y humanos.

La aparición de camionetas 4 x 4 y automóviles de último modelo, frente al mototaxi y la moto. Se crea un “status político-social”, en su mayoría son gente de la alta burocracia o profesionales.

Los destartalados autos colectivos y ómnibus, que deben estar fuera de servicio, por inseguros y contaminantes, es el transporte de los sectores populares.

Esta situación anormal, puede cambiar y es posible, que cambie, por el modo de vida, aunque, la idea de las necesidades públicas deben ser atendidas por el Goreu y las municipalidades, fuera la previsión de que el hechizamiento de los pucallpeños por los vehículos nuevos, se haga cada vez más difícil.

Por el momento, no hay que hacerse ilusiones, que esta situación va a mejorar, al contrario, va empeorar. Por el desconocimiento, de las autoridades de tránsito, reclutados entre motocarristas o policías en retiro, por el lado, de las municipalidades. Y, en el Goreu, ingenieros o abogados.

Para concluir, sólo queda decir: “¿Qué sabe el burro de alfajores?.

Fuente: Juan José Álvarez Sauri


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos

Sigue transmision gu db1ca652

Normita3 f155fb4e

Anuncio newsletter gaceta f29c7558

Gogacetayoutube2 fd2a43c5

Congreso 7c7dcada


Más leídas - Juan José Alvarez Sauri