Cesar Ortiz Anderson

Es hora de poner sobre la mesa el problema de inseguridad ciudadana

Escribe Cesar Ortiz Anderson.- El impacto que tiene el Delito y la Violencia, es significativo ya que condicionan de alguna manera a nuestro diario vivir, hay mucha angustia de los ciudadanos en general, cuestionamos  dónde estamos viviendo, donde acudiremos, como acudiremos, donde invertimos, preocupados cuando nuestros hijos se van a divertir los fines de semana, que hacemos o dejamos de hacer por temor o miedo, todo ello y más temores, están afectando nuestra calidad de vida así como nuestro bienestar.

Un Desarrollo sostenible una vida plena, será imposible lograr sin seguridad y viviendo con temor y miedos, al escribir este artículo veo en un programa televisivo dominical, como una familia que vive en el Distrito del Agustino, es asaltada en su negocio una cabina de internet, 3 delincuentes armados ingresan asaltar su local, la familia que tiene su domicilio arriba del negocio, comienza a bajar son más de 14 miembros de la familia que tras un forcejeo con los delincuentes hacen huir a dos quedando un delincuente retenido como estaba con arma de fuego hace uso de ella hiriendo al abuelo de 70 años a un tío y un sobrino, a pesar de todos los esfuerzos del delincuente este queda hasta que llega la policía, pero la verdad son parte del paisaje de violencia que se vive hoy en la ciudad.

En América Latina y el Caribe,  11,000 personas mueren al mes producto de la violencia y los delitos, desde hace 3 años la tasa de asesinatos a mujeres en algunos de nuestro Países casi se han duplicado, en el Perú el Feminicidio se ha disparado en lo que va de este año 2019, van 65 asesinatos si seguimos esa tendencia superaremos las 148 muertes del año pasado.

Hoy en nuestro País los niveles de homicidio se han incrementado al 8.3 homicidios por cada 100,000 habitantes, cifra que es superada por mucho países de la Región, pero pasar de 6.4 por cada 100,000 habitantes a más de 8, sin duda esa alza se siente en la población. El delito y la violencia son fenómenos muy complejos, que requieren soluciones transversales de muchos frentes y por ejemplo de muy poca utilidad sería tener una policía eficiente, si el Sistema de Justicia no funciona como debería y tenemos cárceles desbordadas, los dos últimos factores los vivimos y hay que sumar que nuestra policía a pesar del esfuerzo aún estamos lejos de ser considerados como una policía eficiente.

Qué protección deberían de tener los ciudadanos, en una ciudad donde el número y frecuencia de los delitos se han incrementado de forma alarmante, tanto el delito urbano como los delitos agravados, el espíritu de este artículo es para que los ciudadanos tomen conciencia de que tan fácil es hoy convertirse en la próxima víctima del abanico de delitos que se dan en la ciudad, además estando hoy en la hora y lugar equivocado también una puede convertirse en la próxima víctima producto de una balacera, el kit del tema es que deberíamos hacer para evitar ser la próxima victima en esta selva de cemento que se está volviendo hoy la ciudad, pero debo empezar señalando que la seguridad total no existe en ninguna parte del mundo, solo manejando bien el tema de prevención de acuerdo al riesgo que tengamos, podríamos  reducir significativamente el de convertirnos la próxima víctima.

Lo pongo en condicional por que la experiencia de todos estos años en el tema, me han hecho conocer perfectamente que la Seguridad preventiva todavía en muchos ciudadanos no la ven como una herramienta muy útil, el riesgo de hoy no solo es de nuestro patrimonio o bienes, también puede afectar nuestra integridad física y la propia vida, lo primero es la actitud que tengamos por asumir un comportamiento de prevención como norma de vida, a estas alturas del articulo muchos dirán o pensaran esto es un tema de los gobiernos, Central, Regional y Local, es cierto pero lamentablemente y desde hace varios años los políticos hacen poco o nada para que la seguridad ciudadana mejore y por el contrario  de acuerdo a las últimas investigaciones, Presidentes de la República, Ministros, Gobernadores, Alcaldes, se dedicaron  a saquear el Erario Nacional, es una vergüenza ajena pero real.

Volviendo al tema al menos en el País, los ciudadanos facilitan la acción delictiva, por ejemplo al retirar importante sumas de dinero en efectivo  del Sistema financiero, al estar hablando por celulares en diversos ámbitos de la ciudad, hoy en la ciudad de Lima se roban un promedio de 6,000 celulares diarios, al tomar el trasporte público y estar completamente distraídos en redes o con audífonos escuchando música, no actualizar y verificar In Situ cada año los datos sensibles de los empleados que laboran para nosotros, no tener en óptimas condiciones los Sistemas y Equipos de seguridad preventiva, no les dan un adecuado mantenimiento a Cercos Eléctricos, Cámaras de Videos, Sensores, reforzamiento de puertas, anclajes de ventanas, luces, personal de portería o vigilantes que en muchos casos son informales, de mucha edad o muy jóvenes y sin una capacitación o entrenamiento para poder saber que hacer en caso se presente una crisis de seguridad.

Lamentablemente el sentido común, es el sentido menos usado para temas de seguridad, la delincuencia tiene dos factores que le son fundamentales para salir airosos, el Factor Sorpresa de saber, como, cuando y donde nos atacaran y el Factor Información que en muchos casos sale de nuestro propio entorno.

Esta problemática de la Inseguridad Ciudadana tiene que ser resueltos con una férrea decisión Política al más alto nivel, con recursos económicos apropiados con el recurso humano más calificado y experimentado, necesariamente tiene que haber una  clara Política de Estado que los Gobiernos que sigan continúen con el trabajo realizado, que lo que se podrá lograr con un gran esfuerzo es el de Reducir en cifras importantes la criminalidad, pero ello tomará su tiempo, hablamos de un mediano y largo plazo, que no solo se deben trabajar los efectos que en muchos casos es solo para tratar de apagar el fuego del reclamo social y mediático, hay que trabajar las causas, la reconstrucción del tejido social de la población, que han sido dañados por una Corrupción e Impunidad que genera desengaño en el Sistema, duda en la labor de muchas instituciones y Altos Funcionarios del Estado, pero definitivamente si se puede hay ejemplos como la ciudad de Medellín en Colombia, que con un adecuado proyecto de transformación Social y Urbana, han logrado reducir hasta en un 42% sus índices delictivos, el proyecto que me refiero se llama " Línea Urbana ".

Finalmente, el Delito y la Violencia no solo tienen un costo humano, factor más que suficiente para que los gobiernos comiencen a trabajar,  el BID estima que anualmente le cuesta a nuestra Región un 3.5% de su PBI.

Cesar Ortiz Anderson Presidente de Aprosec www.aprosec.org

Cel.:999316197 / 998160756

Fan Page: Aprosec-PERU


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos