Jaime Antezana Rivera

Vizcarra presentó cuestión de confianza: Al borde del cierre constitucional del Congreso

Escribe Jaime Antezana Rivera.- El grosero y escandaloso doble blindaje fujialanista al ex fiscal de la Nación, Pedro Chavarray, fue la gota que rebalso el vaso de lo tolerable. Marcó un antes y después.

Fue el hecho que acabó con la vacilación y melindrosidad del presidente Martín Vizcarra: lo llevó a tomar la decisión de presentar la cuestión de confianza.

Así, en un mensaje a Nación acompañado por ministros y gobernadores regionales, presentó la cuestión de confianza por la reforma política y la lucha contra la corrupción.

El blindaje a Chavarry le hizo comprender que el fujialanismo no solo protegerá a los corruptos y mafiosos sin rubor y desparpajo sino que iba a archivar la reforma política.

Y, tras liquidar y limpiarse las excretas con los proyectos que contienen los cambios institucionales, irían por él: lo someterían y/o aplastarían sin contemplaciones.

Era, pues, una situación extrema. No le quedaba otro camino que defender lo mejor -hasta ahora- de su gobierno, la reforma política, y audefenderse así mismo.

Ahora la palabra la tiene la mayoría fujialanista. O le otorga la cuestión de confianza o no se la da. No hay término medio. No hay triquiñuelas legales que valgan.

Si le otorgan la cuestión de confianza, los doce proyectos de la reforma política se convierten en leyes; si no le dan, Vizcarra puede cerrar o disolver el congreso.

Eso es lo que plantea la Constitución. De ocurrir eso no sería un golpe como vienen diciendo los fujialanistas. O sea, el congreso está al borde de un cierre constitucional.

Sería un golpe de Estado si el presidente Vizcarra hubiera disuelto el congreso, como lo hizo Alberto Fujimori, unilateralmente y con apoyo de los militares.

Eso es golpe de Estado. O, como en su momento se llamó: autogolpe. Lo que ha hecho, por el momento, Vizcarra es presentar la cuestión de confianza. Solo eso.

La presentación de la cuestión de confianza no es el cierre del congreso. Eso depende del Congreso. En concreto, depende del fujialanismo. De las Bartras y Becerriles.

Ahora, si el fujialanismo está gritando que hay un golpe o un nuevo 5 de abril debe ser porque no le darán la confianza. Eso lo sabremos en el transcurso de las horas y días.

Fuente: Jaime Antezana Rivera


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos

Sigue transmision gu db1ca652



Expo2 b509ba58

Olvi1 10717088


Anuncio newsletter gaceta f29c7558

App3 77e98d41