Emergencias

Ya suman más de 700 los damnificados por inundaciones en Chanchamayo

Número de afectados por eventos naturales supera los 1,800.

Chanchamayo / Junín.- Más de 700 damnificados y 1,800 afectados es el saldo preliminar de las inundaciones que se registraron en cinco distritos de la provincia de Chanchamayo, región Junín, desde el viernes 29 de marzo, informó el Centro de Operaciones de Emergencia Regional (COER) de Junín.

“De acuerdo al reporte consolidado al 70 por ciento de los lugares afectados por las inundaciones tenemos 727 personas damnificadas y 1,813 personas damnificadas, que fueron empadronadas y a las cuales se les entregará ayuda humanitaria”, precisó el jefe de la oficina de Defensa Civil de Chanchamayo, Walter Ponce Peña.

Remarcó, además, que el desborde de los ríos Chanchamayo, Paucartambo y Perené que se desplazan por esta provincia provocaron daños considerables, “según a las cifras extraoficiales existe 168 viviendas inhabitables, 30 viviendas destruidas y 508 viviendas afectadas, lo que muestra un panorama desolador”, explicó.

Sin embargo, en este momento, los pobladores levantan los escombros por su propio esfuerzo, debido a la escasez de maquinaria pesada, solo en algunas zonas estos equipos proceden a recoger las paredes caídas y nivelar el terreno afectado por el desborde de los ríos.

Las familias damnificadas en su mayor parte se ubican en los distritos de Pichanaqui y Perené, aquí varias familias se quedaron en la calle puesto que sus viviendas fueron arrasadas por el agua que alcanzó más de dos metros de altura como se pudo comprobar, por ejemplo, en Playa Camanchi, en el distrito de Santa Ana de Perené.

“El río creció y tuvimos que escaparnos así nomás, no se han perdido vidas, pero si las casas, todo, el agua se llevó todo y ahora nos hemos quedado sin nada, mis hijos no van al colegio, el alcalde nos ha prometido útiles escolares y esperemos que cumpla”, declaró la damnificada, Patricia Huarhuachi.

Las personas de este lugar piden el enrocado en esta zona para proteger sus predios que están en peligro de ocurrir nuevas lluvias torrenciales.

“Hubo ofrecimiento de varias autoridades, pero nunca hicieron nada”, manifestó el presidente de la Asociación Santo Domingo de Perené, Teodoro Aguirre Huamán.

La desolación en varias comunidades indígenas también es evidente; por ejemplo, en la villa artesanal El Remanso de Marankiari Bajo más de 30 familias se quedaron en el desamparo al perder las artesanías que vendían a los turistas y los alojamientos para su estadía, y en este momento solo atinan a remover con lampas el lodo que dejó el desborde del río Perené.

En esta zona falta maquinaria pesada para remover los escombros y también la población no tiene ropa y alimentos para subsistir en los siguientes días, por lo que urge la presencia de las autoridades de defensa civil de la región Junín.


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos