Carlos Jara Cuevas

Siguiendo al maestro Confucio

(Comentario a las 150 frases de Confucio)

Carlos Jara Cuevas

Londres 20/03/2019, Analista de Política internacional. Prensa Internacional para Gaceta Ucayalina

Todo empezó una mañana de los primeros días de marzo al encontrarme en la avenida Clichy en Paris como es costumbre las mesas de las terraza en la calle están puestas mirando a los parroquianos que pasan presurosos comiendo un panini para entrar a la oficina, eran las 8 am., y todos andan presurosos, esa prisa que te impone el tiempo de este siglo XXI, por eso con razón seguramente en algún momento de inspiración de hace siglos Confucio afirmo una frase mejor dicho una sentencia directa a la conciencia, “La vida es muy simple, pero insistimos en que sea complicada”.

Han pasado más de 2000 años y el ser humano no dejo de serlo solo ha cambiado por sucesión de generaciones y también por hechos históricos que han marcado la historia de la vida de la sociedad humana. Pero leyendo a Confucio parece que volvemos a pisar el palito no importa si eres hombre o mujer da lo mismo, tropezamos con la misma piedra más de cuatro veces y encima insistimos en seguir igual. No tiene significado comparar países y ciudades cada cual es obra de su propia gente de su propio tiempo de su propio nivel de educación. Lima es Lima para todos, grande poblada, informal, madrasta y padrastro de todos lo más lapidario es que ya no hay limeños dicen los pocos de la Lima del cercado, la otra Lima la de los conos la verdadera la informal esta más viva que nunca, invadida dicen unos por las migraciones internas que han poblado a base de invasiones los actuales distritos ya parece que ni los cerros son capaces de detenerlos, a esto se agrega la invasión venezolana donde no hay  lugar adonde no encuentres un beligerante venezolano disputando espacio a todos los cholos de Lima en su propio terreno, parece que nos los están sembrando para convertir el país en una vieja China destroncada sin unificación sin Estado  nación. Un ejemplo también  es la determinación política de un belicoso Alcalde de la Victoria por erradicar a los ambulantes del llamado fariseamente “emporio de Gamarra”, donde el título de “emprendedores” son para los cholos y los mulatos venezolanos de última hora, los llamados “venecos”. Acaso  a punta de palos y requisas acabaran con los vendedores ambulantes cuando la propia existencia del Perú esta sostenida por la informalidad y por la existencia real de una pobreza multidimensional al lado de un poder macroeconómico de los empresarios blancos dedicados al extractivismo geoeconomico y al servicio financiero especulativo bancario con ganancias ilimitadas y descontroladas. Patear el tablero apaleando a los ambulantes es apalear la pobreza de la mayoritaria sociedad peruana, acaso con ello solucionan un problema, no lo creo, aumentara más la cólera de los ambulantes y le abrirán más frentes porque la pobreza va de la mano con el modelo económico que tenemos, con los niveles de la corrupción política galopante. Revisar a Confucio desde diversos angulos de la vida cotidiana implica a la educación, a la salud entre los problemas a citar en donde los más graves son los niños, las madres y los ancianos. Tengan presente que no acudimos a ningún constructo ideológico sino a la vida diaria de nuestra población. Por eso agitando un poco los proverbios de Confucio ahora vamos a echar una lectura de los 150 frases para mirar con el prisma de Confucio a pesar de los 2000 años transcurridos de su existencia, él nos muestra que el mundo tiene un desarrollo desigual ante el cual la educación es una impostergable tarea humana para llegar a todos. Ahí está otra vez Confucio cuando afirmaba “Por tres métodos podemos aprender la sabiduría: primero por la reflexión, la más noble; segundo, por la imaginación, la más sencilla; y tercero por la experiencia, la más amarga”. Seguramente alguien volverá a decir a nuestros oídos si está bien, pero no me gusta leer….infórmate para que te liberes de la ignorancia o de la desinformación mediática….

Una referencia más, Confucio (551 a.C – 479 a.C.) fue un maestro chino, político y filósofo del periodo de las Primaveras y otoños, un periodo donde el poder se descentralizó y hubo muchas batallas. Ahora si empecemos a seguir la ruta del pensamiento de Confucio…. 

1.- Escucho y olvido. Veo y recuerdo. Hago y entiendo.

2.- La humildad es la base sólida de todas las virtudes.

3.- Vayas a donde vayas, ve con todo tu corazón.

4.- Antes de embarcar en un viaje de venganza, cava dos tumbas.

5.- Exígete mucho a ti mismo y espera poco de los demás. Así te ahorrarás disgustos.

6.- No estoy preocupado por el hecho de que no se me entienda. Me molesta cuando no entiendo a los demás.

7.- Debemos sentir dolor, pero no hundirnos bajo su opresión.

8.- Respétate a ti mismo y otros te respetaran.

9.- Todo tiene belleza, pero no todo el mundo la ve.

10.- La gema no puede ser pulida sin fricción, ni el hombre perfeccionado sin pruebas.

11.- Si cometes un error y no lo corriges, a eso se le llama error.

12.- Conocer lo que conoces y lo que no conoces, eso es el verdadero conocimiento.

13.- No puedes abrir un libro sin aprender algo.

14.- El que conoce todas las respuestas no ha hecho todas las preguntas.

15.- El éxito depende de la preparación previa, y sin esa preparación es seguro que habrá un fracaso.

16.- Cuando es obvio que las metas no pueden ser alcanzadas, no ajustes las metas, ajusta los pasos de acción.

17.- Un hombre superior es modesto en su discurso, pero excede en sus acciones.

18.- Es mejor encender una vela que maldecir la oscuridad.

19.- No importa cuán ocupado estés, debes sacar tiempo para leer o rendirte ante la ignorancia.

20.- Haz todo con moderación, incluso moderarte.

21.- No importa lo lento que vayas mientras no te detengas 

22.- Elige un trabajo que ames, y no tendrás que trabajar un día en tu vida. 

23.- La vida es muy simple, pero insistimos en que sea complicada.

24.- El hombre que mueve montañas comienza cargando pequeñas piedras. 

25.- Nuestra mayor gloria no esta en no caer nunca, sino en levantarnos cada vez que caemos.

26.- Cuando crece el odio, piensa en las consecuencias.

27.- Si piensas en términos de un año, planta una semilla; en términos de diez años, planta árboles, en términos de 100 años, enseña a la gente.

28.- Es sencillo odiar y es difícil amar. Así es como funciona el esquema completo de las cosas. Todas las cosas buenas son difíciles de conseguir; y las cosas malas son sencillas de conseguir.

29.- El verdadero conocimiento es conocer la extensión de la propia ignorancia.

30.- La fuerza de una nación se deriva de la integridad del hogar.

31.- Amar y reconocer los defectos de aquellos que se aman; odiar y reconocer las cualidades de aquellos que se odian, son dos cosas bastante raras bajo el cielo.

32.- La sabiduría, la compasión y el coraje son las tres cualidades morales universalmente reconocidas de los hombres.

33.- El que aprende pero no piensa, esta perdido. El que piensa pero no aprende esta en gran peligro.

34.- Estudia el pasado si quieres adivinar el futuro.

35.- Las expectativas de vida dependen de la diligencia; el mecánico que quiere perfeccionar su trabajo debe primero afilar sus herramientas.

36.- El hombre superior entiende lo correcto; el hombre inferior entiende lo que venderá.

37.- Es posible conseguir algo después de tres horas de pelea, pero seguro que se podrá conseguir con apenas tres palabras impregnadas de afecto.

38.- No te quejes de la nieve en el techo del vecino, cuando también cubre el tejado de tu casa.

39.- Aprende a vivir y sabrás morir bien.

40.- El arquero es un modelo para el sabio. Cuando le ha fallado al blanco, busca la causa en sí mismo.

41.- Un caballero se avergonzaría si sus acciones no coinciden con sus palabras.

42.- El hombre superior actúa antes de hablar, y después habla de acuerdo a sus acciones.

43.- Nunca contraigas amistad con un hombre que no es mejor que tú mismo.

44.- Por naturaleza, los hombres son casi iguales; por práctica, llegan a separarse ampliamente.

45.- Si camino con dos hombres, cada uno de ellos serán mis maestros. Elegiré los buenos puntos de uno y los imitaré, y los malos del otro y los corregiré en mi mismo.

46.- En un país bien gobernado, la pobreza es algo de lo que estar avergonzado. En un país mal gobernado, la riqueza es algo de lo que estar avergonzado.

47.- Es más vergonzoso desconfiar de nuestros amigos que ser engañado por ellos.

48.- Nunca des una espada a un hombre que no puede bailar.

49.- El tiempo fluye como el agua en el río.

50.- No impongas a los demás lo que tú mismo no deseas.

51.- Cuanto más medita el hombre en buenos pensamientos, mejor será su mundo y el mundo en general.

52.- El cauto raramente se equivoca.

53.- Un gobierno opresor se debe temer más que a un tigre.

54.- Lo que no quieres que te hagan a ti, no lo hagas a los demás.

55.- Lo más difícil de todo es encontrar un gato negro en una habitación oscura, sobre todo si no hay gato.

56.- Cuando alguien pone el dedo en la llaga, sólo los necios piensan que lo importante es el dedo.

57.- Ver lo correcto y no hacerlo es falta de coraje o de principios.

58.- La ignorancia es la noche de la mente, pero una noche sin luna y estrellas.

59.- La voluntad de ganar, el deseo de tener éxito, el deseo de alcanzar tu pleno potencial, esas son las llaves que abrirán la puerta a la excelencia personal.

60.- Por tres métodos podemos aprender la sabiduría: primero por la reflexión, la más noble; segundo, por la imaginación, la más sencilla; y tercero por la experiencia, la más amarga.

61.- El silencio es un verdadero amigo que nunca traiciona.

62.- Los firmes, los resistentes, los sencillos y los modestos están cerca de la virtud.

63.- Por mirar la pequeñez de un gusano podemos perder la grandeza de un eclipse.

64.- Sólo cuando el príncipe sea el primero en practicar las virtudes podrá exigir a los demás que sean virtuosos. Si el príncipe no posee ni practica las virtudes no podrá exigir que sus siervos las practiquen.

65.- Ver lo correcto y no hacerlo es cobardía.

66.- Desde el hombre más noble al más humilde, todos tienen el deber de mejorar y corregir su propio ser.

67.- El objeto del hombre superior es la verdad.

68.- El respeto por los demás es la base de una buena vida, de una buena sociedad.

69.- No te avergüences de los errores, haciéndolos así crímenes.

70.- No pretendas apagar con fuego un incendio, ni remediar con agua una inundación.

71.- La naturaleza hace que los hombres nos parezcamos unos a otros y nos juntemos; la educación hace que seamos diferentes y que nos alejemos.

72.- La naturaleza humana es buena y la maldad es esencialmente antinatural.

73.- Mucho más excelente es la virtud del que permanece fiel a la práctica del bien, aunque el país se halle carente de leyes y sufra una deficiente administración.

74.- Olvida las lesiones, nunca olvides las bondades.

75.- La vejez, créeme, es algo bueno y placentero.

76.- El camino de la verdad es ancho y fácil de hallar. El único inconveniente estriba en que los hombres no lo buscan.no

77.-Si ya sabes lo que tienes que hacer y no lo haces entonces estás peor que antes.

78.- Los defectos de un hombre se adecuan siempre a su tipo de mente. Observa sus defectos y conocerás sus virtudes.

79.- La seriedad es sólo la corteza del árbol de la sabiduría; sin embargo, sirve para preservarla.

80.- Aquel que realmente ha establecido su mente en la virtud no cometerá ningún acto perverso.

81.- Resulta totalmente imposible gobernar un pueblo si éste ha perdido la confianza en sus gobernantes.

81.- Solo el virtuoso es competente para amar u odiar a los hombres.

82.- No me preocupa el no ser conocido. De lo que trato es hacerme digno de ser conocido.

83.- Cuando veas el bien, procede como si nunca pudieras alcanzarlo completamente; cuando te veas frente a frente con el mal, procede como si fueras a probar el calor del agua hirviendo.

84.- El caballero se culpa a sí mismo, mientras que el hombre ordinario culpa a los demás.

85.- Un hombre sin virtud no puede morar mucho tiempo en la adversidad, ni tampoco en la felicidad; pero el hombre virtuoso descansa en la virtud, y el hombre sabio la ambiciona.

86.- Un hombre no trata de verse en el agua que corre, sino en el agua tranquila, porque solamente lo que en sí es tranquilo puede dar tranquilidad a otros.

87.- El lenguaje artificioso y la conducta aduladora rara vez acompañan a la virtud.

88.- Ni quiero ni rechazo nada de modo absoluto, sino que consulto siempre las circunstancias.

89.- Si la naturaleza prevalece sobre la cultura, se tiene a un salvaje; si es la cultura la que prevalece, a un pedante. Sólo del equilibrio nace el caballero.

90.- El gobernante sabio, es liberal sin ser pródigo, hace trabajar al pueblo. Quiere y no es ávido, es grande sin ser soberbio, es digno sin ser adusto.

91.- Solo los hombres más necios y sabios no cambian nunca.

92.- Los vicios vienen como los pasajeros, nos visitan como huéspedes y se quedan como amos.

93.- Nada es más digno de admiración en un hombre noble que saber aceptar e imitar las virtudes de los demás.

94.- El noble promueve lo que tiene de hermoso el hombre, el vil lo que tiene de feo.

95.- Es más fácil apoderarse del comandante en jefe de un ejército que despojar a un miserable de su libertad.

96.- El que no economice tendrá que agonizar.

97.- Una casa será fuerte e indestructible cuando esté sostenida por estas cuatro columnas: padre valiente, madre prudente, hijo obediente, hermano complaciente.

98.-Es justamente un signo de educación que cuando te encuentras con algo que no conoces tratas de comprender aprendiendo sobre ello.

99.- Aquel que procura asegurar el bienestar ajeno, ya tiene asegurado el propio.

100.- Quien aprende, no por ello se adentra hasta la verdad; quien se adentra hasta la verdad, no por ello es capaz de afianzarla; quien la afianza, no por ello está en condiciones de sopesarla en cada circunstancia particular.

101.- El principio de la sabiduría es llamar a las cosas por su nombre.

102.- Quien pretenda una felicidad y sabiduría constantes deberá acomodarse a frecuentes cambios.

103.- No hay error en admitir que tú solo no puedes mejorar tu condición en el mundo; para crecer, necesitas aliados con los que crecer.

104.- Debes tener siempre fría la cabeza, caliente el corazón y larga la mano.

105.- Trabaja en impedir delitos para no necesitar castigos.

106.- Los defectos y faltas de los hombres dan a conocer su verdadera valía. Si examinamos con atención las faltas de un hombre, llegaremos a conocer si su bondad es sincera o fingida.

107.- Es el hombre el que hace grande a la verdad, y no la verdad la que hace grande al hombre.

108.- Es posible lograr que el pueblo siga al hombre bueno, pero nunca se le podrá forzar a que le comprenda.

109.- Si no estamos en paz con nosotros mismos, no podemos guiar a otros en la búsqueda de la paz.

110.- Los caminos del sabio son elevados e inasequibles. Sus actos pueden ser admirados, pero no imitados.

111.- Sólo los sabios más excelentes, y los necios más acabados, son incomprensibles.

112.- Un hombre que tiene un alma hermosa tiene siempre cosas hermosas que decir; pero un hombre que dice cosas hermosas no tiene necesariamente un alma hermosa.

113.- La conciencia es la luz de la inteligencia para distinguir el bien del mal.

114.- Si no se respeta lo sagrado, no se tiene nada en que fijar la conducta.

115.- Hacer verdaderos los pensamientos significa no engañarse a sí mismo.

116.- El cielo significa ser uno con Dios.

117.- Un dirigente debe ser cuidadoso con sus palabras y su conducta.

118.- Si no conocemos todavía la vida, ¿cómo va a ser posible conocer la muerte?

119.- Aquel que gobierna por medio de su excelencia moral puede compararse a la estrella polar, que permanece en su sitio mientras las demás estrellas se inclinan ante ella.

120.- Aprender sin reflexionar, es malgastar la energía.

121.- Quien volviendo a hacer el camino viejo aprende el nuevo, puede considerarse un maestro.

122.- Los hombres se distinguen menos por sus cualidades que por la cultura que ellos mismos se proporcionan. Los únicos que no cambian son los sabios de primer orden y los completamente necios.

123.- ¿Me preguntas por qué compro arroz y flores? Compro arroz para vivir y flores para tener algo por lo que vivir.

124.- Olvida las heridas, pero nunca olvides la amabilidad.

125.- Aprende como si nunca fueras a dominarlo. Sostenlo como si tuvieras miedo de perderlo.

126.- Se el cambio que quieres ver en el mundo.

127.- La música produce un cierto tipo de placer que la naturaleza no podría darnos si no fuera por ella.

128.- Solo los hombres más sabios y los más estúpidos no cambian nunca.

129.-Ataca a la maldad que hay dentro de ti mismo, en vez de atacar la maldad que hay en los demás.

130.- En los tiempos antiguos las personas estudiaban para mejorarse a sí mismos. Ahora, las personas estudian para impresionar a los demás.

131.- La educación trae confianza, la confianza trae esperanza, la esperanza trae paz.

132.- El hombre superior hace que las dificultades que vayan a ser superadas sean su primer interés, el éxito viene después.

133.- El hombre superior piensa en la virtud, el hombre inferior piensa en la comodidad.

134.- ¿Soy un hombre de gran sabiduría? ¡Difícilmente! Incluso cuando una persona sencilla me hace una pregunta, mi mente se vuelve completamente en blanco, no hago más que excavar respuestas hasta que he agotado todas las posibilidades.

135.- Un caballo legendario no es elogiado por su fuerza, sino por su integridad.

136.- Cuando haces una promesa consistente con lo que es correcto, puedes cumplir tu palabra. Cuando muestras respeto consistente con buen gusto, mantienes la vergüenza y la desgracia a distancia. Cuando aquel en quien confías es alguien que no falla a sus amigos, puedes confiar plenamente en él.

137.-Los hombres que esperan a que el pato rostizado vuele hasta sus bocas, deben esperar un largo, largo tiempo.

138.- El trato que quieras que te den a ti, dáselo a los otros.

139.- Las personas más graciosas son las que están más tristes.

140.- Que te hayan hecho daño no es nada al menos que sigas recordándolo.

141.- El hombre que hace una pregunta es necio por un minuto, el hombre que no pregunta es necio de por vida.

142.- No debería molestarte que otros fracasen en apreciar tus habilidades, debería molestarte fracasar en reconocer las habilidades de otros.

143.- El hombre de sabiduría nunca tiene dos mentes. El hombre de benevolencia nunca se preocupa. El hombre de coraje nunca tiene miedo.

144.- La salida es a través de la puerta. ¿Por qué será que nadie usa ese método?

145.- Dale a un hombre un bol de arroz y lo alimentarás por un día. Enséñale a que cultive el arroz y le salvarás la vida.

146.- Ten la fidelidad y la sinceridad como tus principios principales.

147.- Mejor un diamante con una falla que una piedra sin ninguna.

148.- Para poner el mundo en orden, primero tenemos que poner la nación en orden. Para poner la nación en orden, primero tenemos que poner la familia en orden. Para poner a familia en orden, primero tenemos que cultivar nuestra vida personal.

149.- Para empezar, tenemos que poner nuestros corazones en el lugar correcto.

150.- Un león me persiguió e hizo que me subiera a un árbol, y yo con gusto disfruté la vista desde la cima de este.

151.- Ser rico y honrado en una sociedad injusta es una desgracia.

152.- Si tu plan es para un año, planta arroz. Si tu plan es para diez años, planta árboles. Si tu plan es para cien años, educa a los niños.

153.- Cuando el hombre sabio apunta a la luna, el necio se queda viendo el dedo.

154.- Si no se conoce la fuerza de las palabras, es imposible saber más.

155.- Es fácil odiar y es difícil amar. Así es como funcionan las cosas. Todas las cosas buenas son difíciles de lograr, mientras que las malas son muy fáciles de alcanzar.

156.- El maestro dijo “Un verdadero caballero es el que ha puesto su corazón en el camino. Ni siquiera vale la pena conversar con una persona que se avergüenza de los ropajes andrajosos y de la comida modesta”.

157.- No tengas amigos que no sean tus iguales.

158.- Si eres cortés, no te será faltado el respeto.

159.- Si eres generoso, ganarás todo.

160.- Si eres honesto, la gente confiará en ti.

161.- Si eres persistente, obtendrás resultados.

162.- Si eres amable, podrás usar a los demás en la forma adecuada.

163.- Reflexionar sin aprender es peligroso.

164.- Tanto el hombre que dice que puede y como el hombre que dice que no puede están en lo correcto.

165.- Los hombres nobles resaltan las cualidades positivas en los otros, no acentúan las negativas. Eso es lo que hacen los hombres inferiores.

166.- El verdadero maestro es el que, al mantener el pasado vivo, es capaz de entender el presente.

167.- Las personas de mentes nobles están calmadas y son consecuentes. Las personas pequeñas siempre están dándose prisa.

168.- Los caminos fueron hechos para hacer viajes, no para quedarse en ellos.

169.- Si tu conducta está determinada únicamente por el deseo de ganar beneficios, entonces tendrás grandes resentimientos.

170.- Tenemos dos vidas, la segunda empieza cuando nos damos cuenta de que sólo tenemos una vida.

171.- Los que saben la verdad no se igualan a los que la aman.

172.- Detrás de cada sonrisa, hay dientes.

173.- Cuando el viento sopla, la hierba se doblega.

174.- Aferra tu mente a la verdad. Afiánzate en la virtud. Confía en la amabilidad. Y encuentra tu recreación en las artes.

175.- Nunca sabrás qué tan afilada es tu espada al menos que la desenvaines.

176.- Cuando te enfrentas con lo que es correcto, no hacerlo es falta de coraje.

177.- Hay que ser respetuosos con la juventud. ¿Cómo sabemos que su futuro no será igual a nuestro presente?

178.- Algunos nacen con conocimiento, otros lo obtienen del estudio y algunos lo adquieren después de darse cuenta con dolor de su propia ignorancia.

179.- El hombre superior, cuando está descansando en un lugar seguro, no olvida los peligros que pueden venir. Cuando está en un estado de seguridad, no olvida la posibilidad de la ruina.

180.- Cuando la vida del hombre superior está en orden, no olvida que el desorden puede llegar.

181.- El estudioso no considera que el oro y el jade son bienes preciosos, sino la lealtad y la fe.

182.- La caña verde que se dobla en el viento es más fuerte que el roble que se quiebra en la tormenta.

183.- Sin el sentimiento del respeto, ¿qué distingue al hombre de las bestias?

184.- No uses un cañón para matar a un mosquito.

185.- Seguí mi corazón sin romper las reglas.

186.- Nunca te canses de estudiar ni de enseñar a otros.

187.- El hombre común se maravilla por cosas poco comunes. El hombre sabio se maravilla por los lugares comunes.

188.- Si hay bondad en el corazón, habrá belleza en el carácter.

189.- Si hay belleza en el carácter, habrá armonía en el hogar.

190.- Si hay armonía en el hogar, habrá orden en las naciones.

191.- Cuando hay orden en las naciones, habrá paz en el mundo.

192.- Ningún lago es tan calmo que no tiene ni una ola. Ninguna circunferencia es tan perfecta que no tiene ni un borrón.

193.- Cambiaría las cosas por ti si pudiera. Como no puedo, debes aceptarlas tal y como son.

194.- El conocimiento no es más que la organización brillante de las ideas, no es sabiduría. La persona verdaderamente sabía es la que va más allá del conocimiento.

195.- El que sabe y sabe que sabe es un hombre sabio. Síguelo.

196.- El que no sabe y no sabe que no sabe es un necio. Apártalo.

197.- Si miras en tu corazón y no encuentras nada malo en él, ¿entonces de qué hay que preocuparse? ¿Qué hay que temer?

198.- Si uno desea saber si un reino está bien gobernado, si su código moral es bueno o malo, la calidad de la música podrá proporcionar una respuesta.


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos

Sigue transmision gu db1ca652

Normita3 f155fb4e

Vuela3 3c84a537

Anuncio newsletter gaceta f29c7558

Lucha3 025b20de

Congreso 7c7dcada