Cesar Ortiz Anderson

Los empresarios del crimen y su corte de corruptos

Escribe Cesar Ortiz Anderson.- Para los Políticos y Autoridades Corruptas, trabajar en el Perú es como hacerlo en el Paraíso, Con un Sistema preparado para que puedan delinquir, sin mayores controles, en resumen están blindados y ello se podría ver reflejado en dos casos símbolo, los Cuellos Blancos y Odebrecht.

En ocasiones una llega a tener vergüenza ajena de cómo actúan Fiscales y Jueces, por ello es importante propuestas como las penas acumulativas, estoy convencido que ello si fuera un obstáculo legal para los corruptos, pero no se quiere ni debatir en nuestro Congreso, acaso temen los corruptos que les pase lo que a Montesinos, que fue el que mando a construir la prisión de la Base Naval y acabo en ella.

Otra herramienta que sería muy útil para enfrentarnos realmente a la Corrupción es el levantamiento del secreto a las comunicaciones, como también lo es el pasar por pruebas poligráficas a todos los que estén investigados por Corrupción y quien escribe este artículo fue llevado a un juicio público y en la primera de las 4 veces que me toco ir, solicite que se me levantase el secreto de mis comunicaciones, a mí me difamaron y calumniaron, todos los delincuentes que estaban presos, la mayoría del entorno montesinista, mi principal acusador un narcotraficante, que no lo nombro porque ya falleció, me pidió disculpas en pleno juicio oral y señalo que me difamo y calumnio porque estaba siendo amenazado, a pesar de todo ello como era un juicio evidentemente político, me condenaron a cuatro años de pena suspendida y al pago de una reparación civil que ya realice.

En nuestro País se olvidan rápidamente los sucesos, pero yo los relato por dos motivos como dije el primer día de mi juicio Yo soy inocente y lo segundo es que tengo la experiencia para asesorar el camino que se debe tomar para enfrentar adecuadamente a la Corrupción, Cero impunidad y lo que más le duele a los Corruptos es que tengan que devolver lo Robado, más intereses por el daño hecho al País.

Leyendo el libro El Control Social Peruano y coincido plenamente con el autor cuando señala que nuestra realidad nos permite inferir honestamente que el sistema de justicia penal ha servido para transformar al carterista en Marca, al ladrón de casa en ladrón de bancos, al homicida en sicario, a la campana en extorsionador, al jefe de banda en empresario del crimen y lo más triste a los encargados de combatir el crimen en delincuentes. 

Como manifiesta el abogado Edilberto Martínez Castro, en su libro El Control Social Peruano, Hoy en nuestro país el modelo procesal penal, " Acusatorio garantista de corte adversarial", que para su implementación ha generado un gasto económico considerable con creación de Salas de audiencias, equipos, capacitación de Fiscales y Jueces., ¿Y que se ha conseguido ?, nada importante, hoy  la delincuencia ha incrementado en número y frecuencia su accionar, por ejemplo el caso de un ciudadano asesinado por robarle un celular, son situaciones en las que se ven involucrados más ciudadanos en su día a día, saben ¿Cuantos procesos penales en el Perú se han archivado por no asistir los agraviados al juicio oral ? Miles, ello los delincuentes lo saben, entonces ¿El sistema de justicia penal es un derecho que protege al agraviado o al imputado, veamos?

El imputado cuando comete un delito, ve en el proceso penal un alivio que por lo general logra conseguir, porque hasta que lo juzguen y sentencien, pasará mucho tiempo, además la carga procesal permitirá al imputado planificar bien su argumento de defensa, generalmente una estrategia que tiene como finalidad destruir la estrategia enemiga.

La cárcel en nuestro país se convierte en un centro de operaciones desde donde dirigen las estrategias para enfrentar el proceso penal, la verdad es que dirigen y administran sus empresas criminales con todas las comodidades, ello no cambio y dudo mucho que cambie

Nuestra realidad jurídica penal, procesal y de ejecución, supera todo tipo de imaginación que uno pueda tener del artificio denominado sistema de justicia penal.

Finalmente, este proceso penal es la forma más inútil para lograr la búsqueda de la verdad, pero es lo que hoy tenemos para poder juzgar a un ciudadano.

Cesar Ortiz Anderson Presidente de Aprosec www.aprosec.org

Cel.:999316197 / 998160756

Fan Page: Aprosec-PERU


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos