Emergencia

Desborde del río Huallaga se llevó pertenencias de 15 familias en San Martín

Plantean reubicar poblado de San Cristóbal de Puerto Rico, el más afectado por crecida.

Tarapoto / San Martín.- Un total de 15 familias del poblado de San Cristóbal de Puerto Rico, ubicado en la provincia de Picota, región San Martín, perdieron todas sus pertenencias a consecuencia del desborde del río Huallaga que incrementó su caudal a consecuencia de las lluvias intensas.

La crecida del río Huallaga inundó el poblado ubicado en el distrito de Puerto Rico. Debido a este evento, las autoridades locales manifestaron la intención de reubicar al pueblo a una zona más alta.

En este poblado, por acontecimientos similares, se perdieron además varias tumbas del cementerio público, así como varias viviendas que tenían paredes de tierra con materiales de la zona.

Hasta el lugar de la emergencia llegaron autoridades del gobierno regional de San Martín y el responsable del Indeci San Martín para verificar los daños causados por la inundación del río Huallaga, constatando la afectación reciente a algunas viviendas.

El alcalde de Puerto Rico, Jhony García Puyo, informó a las autoridades regionales y la necesidad de reubicar a las familias en riesgo de inundación a zonas más altas del lugar que debe hacerse a través de un convenio tripartito entre autoridades regionales, provinciales y distritales, así como buscar el respaldo del programa Techo Propio, para beneficiar con un bono a las familias necesitadas.

Familias perdieron sus pertenencias que fueron arrasadas por la crecida del río Huallaga. Mientras tanto, el gobierno regional se comprometió, a través del COER regional, ayudar a las familias damnificadas con víveres de primera necesidad, colchones y calaminas, entre otras cosas como carpas.

Asimismo, el alcalde del distrito presentó la necesidad de la construcción de la defensa ribereña que varios gobiernos nacionales y regionales lo prometieron sin que hasta el momento no se haga nada.

Otro distrito amenazado

El distrito San Hilarión, en la provincia Picota también comienza a inundarse con las aguas del río Huallaga que amenaza, además, a diversos centros poblados como San Rafael, Panamá y Nuevo Egipto, en los cuales las familias comenzaron a juntar sus pertenencias y buscar otras viviendas en zonas más altas.

Las autoridades distritales indicaron que también existe la necesidad de la construcción de defensa ribereña y la rehabilitación de sus carreteras vecinales por donde sacan sus productos agrícolas. 

En los poblados mencionados se contabilizó un promedio de 100 familias que esperan ayuda para su reubicación.


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos