Jaime Antezana Rivera

Andahuaylas, Apurímac: Feroz narcoenfrentamiento dejó tres muertos

Escribe Jaime Antezana Rivera.- El primer narcoajuste de cuentas en una de las rutas de las drogas del VRAEM el jueves 21 de febrero, en horas de la madrugada, en el sector de Mushkani, en Andahuaylas, Apurímac, una camioneta que se desplazaba habría sido interceptada por otros vehículos produciéndose un tiroteo.

De acuerdo al diario Pregón, recogido de fuentes policiales, como consecuencia del feroz tiroteo fueron ultimados en el lugar los hermanos Veter Orihuela Leguía (22), John Orihuela Leguía (24) y William Altamirano Galindo (36) En realidad, fueron acribillados.

Los cráneos de Orihuela Leguía y Altamirano Galindo fueron fuerón destrozados. Más, ambos con perdida de la masa encefálica y con impacto de bala en diferentes partes de sus cuerpos. Un cuadro realmente atroz, espeluznante. A otros dos les fue diferente: uno, Daniel Orihuela Leguía, resulto con impacto de bala en las piernas y otro habría logrado huir.

Ahí no quedo todo. Los autores de este feroz asesinato múltiple, para desviar la atención de la policía, despistaron la camioneta a un barranco. Las mismas fuentes policiales señalan que se trataría de un ajuste de cuentas o un arrebato de droga. El ataque o emboscada, seguido por un tiroteo, fue por droga.

Habría sido, pues, una emboscada y narcoenfrentamiento por la droga. El feroz del ataque y asesinato de las tres personas que se desplazaban en la camioneta en horas de la madrugada y en una de ruta de la droga no deja duda que se trata de un ajuste de cuentas o arrebato de la merca.

Este ajuste de cuentas ocurre después de seis meses del anterior. En setiembre pasado, los restos de dos jóvenes puneños en estado de descomposición y devorados por animales fueron encontrados en el paraje de Chanchani – Orccunmarca. También fueron acribillados.

¿Por qué los asesinaron? Los jóvenes, según el diario Correo Puno, vinieron a Andahuaylas con una fuerte cantidad de dinero para comprar un auto. Al igual que los tres acribillados en Mushkani, habría sido narcoajuste de cuentas o un arranche (robo) de droga. En ese caso, es probable que sea por lo segundo.

Volviendo al narcoenfrentamiento en Mushkani, más allá de las hipótesis que baraja la policía, los hechos muestran que prosiguen los crueles narcoajustes de cuentas por drogas en la ruta de las drogas del Vraem a Andahuaylas. No se detiene. La policía llega solo para certificar las muertes e investigar sin resultado alguno.

Fuente: Jaime Antezana Rivera


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos

Sigue transmision gu db1ca652

Lee 314db98d

Anuncio newsletter gaceta f29c7558

Star3 d7a279cf

Olvi1 10717088

Expoama2019 1 82293635