Compartiendo diálogos conmigo mismo

El demonio que llevamos dentro

“Para que triunfe el mal, sólo es necesario que los buenos no hagan nada”.

Edmund Burke (1729-1797) Político y escritor irlandés.

Me lastima la gente sin corazón,

que lleva consigo una gran coraza,

dispuesta a herir con la mirada,

que no siente nada más que odio

entre sus venas, y que envaina

un río de fuegos y venganzas,

un mar siempre en furia,

preparado a batirse en guerra,

antes que perdonar y ser clemente,

que ofrecer un brazo en abrazo.

 

Con cara de piedra y ojos de víbora,

caminan por doquier, sin rumbo,

pero tejiendo un lenguaje frío,

capaz de matar la ternura de un niño,

de sembrar abecedarios del ojo por ojo,

aunque el mundo se vuelva insensible,

nada les importa, únicamente dar aire

a la espiral monstruosa de la violencia,

hasta volverse un Caín sin alma,

y poder envolverse de un amor ausente.

 

Volvamos al verso, el beso más puro,

que el cariño es el que nos reconforta,

el que nos redime y nos hace ángel.

Que la violencia nos roba la conciencia.

Que las batallas nos dejan sin luz.

Que del fanatismo a la barbarie

sólo media un paso, y el peso es cruel,

nos deja sin aliento, pues quien vierte

terror en cada esquina, deja de ser amor,

y es sólo maldad, sin apenas virtud alguna.

Víctor Corcoba Herrero

[email protected]


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos

Sigue transmision gu db1ca652
Gubanner2 b3d7e6eb

Consulta 553c8ed7

Punto ec62ee0fEscape 42989b8bRegional a20152bcJne fe996a39Vocacion 6ec01671Saludable 5fa274c9Pagina c29a18dbFamilia e0a9160d

Anuncioscomerciales a7590232

Pod2 e0df9c0c



Gaceta Ucayalina Radio - Música y Noticias
0:000:00