Bosques

Sepa el valioso aporte que brinda la nueva área de conservación regional de San Martín

Bosques de Shunté y Mishollo ayudará a mitigar efectos del cambio climático.

San Martín.- La región San Martín cuenta desde esta semana con una nueva área de conservación regional denominada Bosques de Shunté y Moshollo (ACR Boshumi), que se convierte en la segunda de este departamento después de Cerro Escalera.

Así lo establece el Decreto Supremo N° 016-2018-MINAM que crea esta ACR que comprende también territorios ubicados en las regiones de Huánuco y La Libertad.

La ACR Bosques de Shunté y Moshollo ayudará a mitigar los efectos del cambio climático a través de estos inmensos bosques, además, de traer oportunidades para el desarrollo del turismo principalmente en la región de San Martín.

Hábitat de especies endémicas Se informó que esta nueva área protegida conservará más de 191,000 hectáreas de Yungas Peruanas y Páramos que son hábitat de especies endémicas (únicas en la zona) y también amenazadas como el oso de anteojos, el mono choro de cola amarilla, el jaguar, el cóndor andino, tapir, entre otras especies.

En cuanto a la flora del área, se estima que alberga más de 1,500 especies entre árboles como cedro, tornillo, pumaquiro, incienso; palmeras como huasaí, palmas de cera, palmiche; bromelias, helechos, y diversidad de orquídeas.

Servicios ecosistémicos

Los bosques de este ACR cumplen funciones importantes ya que almacenan agua de lluvia y la liberan durante periodos de sequía, además de almacenar carbono atmosférico para ayudar a mitigar el calentamiento global.

Esto lo convierte en un importante prestador de servicios ecosistémicos como proveedor de agua para las poblaciones locales.

Los bosques de Shunté y Mishollo colectan y regulan el régimen hídrico, clave para el rio Huallaga y sus afluentes.

Así como la conservación de suelos, retención de nutrientes y protección de pendientes contra la erosión, procesos ecológicos importantes tales como la polinización, el control de plagas, la regulación climática y el mantenimiento de diversidad genética de ambas eco regiones.

El Gobierno Regional de San Martín ha impulsado la categorización del área desde 2012 y ha trabajado con diversas asociaciones y autoridades locales para informar a la población sobre el proyecto, el cual cuenta con el respaldo de la gente.

El ACR Boshumi conservará un área de 191,405.53 hectáreas en los distritos de Shunté, Pólvora, Uchiza, en la provincia de Tocache; y Huicungo y Campanilla, provincia de Mariscal Cáceres.

Colinda con el Parque Nacional Río Abiseo, forma parte de la zona tampón de la Reserva Biósfera Gran Pajatén, lo que permite un gran corredor de conectividad ecológica.

Cobertura boscosa

En el área se encuentran páramos que colectan y regulan agua para la cuenca alta del Huallaga, abasteciendo a más de 69,000 personas.

La zona es un espacio transicional entre la puna húmeda de los andes centrales y las yungas peruanas. Aquí se encuentran rangos altitudinales entre los 800 y 4000 metros sobre el nivel del mar.

Boshumi tiene una cobertura boscosa conformada por un 87% de yungas, 12% de páramos y 0.11% bosques del Ucayali, debido a la variabilidad ambiental de las gradientes altitudinales, una variedad de formaciones vegetales adaptadas a los distintos tipos de suelos y altitudes, distribuyéndose desde flancos boscosos, con cimas altas y base de la cordillera subandina.

El ACR se constituye en una especie de bisagra entre los elementos andinos y amazónicos, con gran importancia sobre los procesos ecosistémicos y evolutivos.

Con esta nueva área el 26% de la superficie del departamento de San Martin es área natural protegida y el 38.24% es zona de protección y conservación ecológica.

Oportunidades de desarrollo

La Autoridad Regional Ambiental de San Martín resaltó que Boshumi generará oportunidades de desarrollo para San Martín, especialmente en turismo al permitir la práctica de senderismo, avistamiento de aves, canotaje, entre otras.

También impulsará el desarrollo socioeconómico a través del aprovechamiento sostenible de los recursos forestales no maderables.

Esta nueva área de conservación regional generará oportunidades de desarrollo para la región, especialmente para el turismo que permitirá la práctica de caminatas ecológicas, avistamiento de aves, canotaje, entre otras.

También se avizoran actividades productivas que conllevarán al aprovechamiento sostenible de los recursos forestales no maderables, generando nuevas fuentes de desarrollo socioeconómico en la zona.

El gobierno regional de San Martín, a través de la Autoridad Regional Ambiental, realizó un trabajo articulado junto con organizaciones especializadas en conservación, tales como naturaleza y cultura internacional, Amazónicos por la Amazonía y Sociedad Peruana de Derecho Ambiental, que tienen el apoyo de entidades financistas como el Fondo Andino Amazónico dedicado a conservar los ecosistemas vitales en la región de las nacientes del río Amazonas a través de la creación y manejo de áreas protegidas.

Para la creación de esta nueva ACR participaron las rondas campesinas, autoridades locales, instituciones educativas a través de un trabajo con transparencia del proceso mediante la campaña “Boshumi Camina, ¡Ponte las Botas!” adultos, jóvenes y niños si a la conservación.


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos