Augusto Lostaunau Moscol

La crisis del Post-Referéndum

Augusto Lostaunau Moscol *

Van pasando las horas y la crisis producto del post-referéndum se hace cada vez más clara. Por un lado, los congresistas no han perdido su vieja costumbre de realizar declaraciones cada vez más desatinadas. Ahora, sin capacidad de reelección, muchos congresistas están perdiendo el horizonte. Y esto es percibido como un acto de desesperación.

Mauricio Mulder pocas horas antes del mentado referéndum 2018, indicó que:

“Ahora resulta que no hay derecho a tener una opinión distinta a la del Gobierno, si el Gobierno dice que se votar de esta manera, y uno no puede estar de acuerdo, si no estoy de acuerdo, es porque estoy saboteando, porque tengo algún subterfugio, tengo rabo de paja, que cosa es esto, que falta de tolerancia por Dios, falta de capacidad democrática de aceptar las opiniones de los demás”. 

Parece que las viejas prácticas de los miembros del Partido Aprista Peruano, hoy retornan a ellos como si fuesen un búmeran. Mulder aduce que en el Perú de hoy ya no se puede discrepar con el gobierno porque esto implica una serie de adjetivos para quien se opone. Pero, ese mismo acto de descalificar al adversario es de vieja data en las filas de los miembros del PAP. Cuando gobernaron el país (1985-1990 y 2006-2011) era usual escuchar a los líderes del PAP –que en ese momento eran ministros o congresistas de la mayoría oficialista- que todo aquel que se oponía a sus propuestas y decisiones políticas era un “rojo”; “terrorista”; “antisistema”; “Movadef”; etc.

Y Mulder va más allá cuando indica que:

“Yo les puedo decir desde ahora con la campaña que ha hecho el señor Vizcarra, con las intervenciones completamente ilegales del señor ministro de Justicia, este referéndum es un fraude, es un fraude, el único que hace propaganda es el Gobierno, utilizan a los gobernadores de todo el Perú para repartir afiche con la consigna del Gobierno.”

Acaso el señor congresista Claude Maurice “Mauricio” Mulder Bedoya no recuerda el balconazo de 1986 dado por su líder Alan García apoyando descaradamente la candidatura de Jorge Alfonso Alejandro Del Castillo  Gálvez a la alcaldía de Lima Metropolitana. Acaso el señor congresista Claude Maurice “Mauricio” Mulder Bedoya no recuerda cuando su líder Alan García Pérez financió el diario Pájina Libre desde donde apoyó la candidatura de Alberto Fujimori en las elecciones presidenciales de 1990. Acaso el señor congresista Claude Maurice “Mauricio” Mulder Bedoya no recuerda las declaraciones de su líder Alan García Pérez sosteniendo que él no puede imponer un nuevo presidente, pero si puede evitar que un candidato llegue a la presidencia, durante las elecciones de 2011. Mejor dicho, hablar de fraude desde las filas del PAP es dispararse a los pies. Hablar de fraude desde el PAP es como insultar el espejo.

Y la crisis post-referéndum ha generado que congresistas con cierta ecuanimidad en sus declaraciones, hayan caído en una suerte de desesperación. Esto ha sucedido con Víctor Andrés García Belaunde –de las filas de Acción Popular- quien afirmó:

“En dos años y medio, ¿qué va a hacer el Parlamento? La mayoría se va a ir poco a poco disolviendo, poco a poco fraccionando, muchos, ya sin el interés de una reelección, van a dejar de ir a trabajar, probablemente, van a trabajar menos”

Vale preguntar: ¿Es la reelección el principal motivo que tienen los congresistas para realizar sus funciones legislativas y fiscalizadoras? ¿Es la reelección la única causa que mantiene viva la decisión de los congresistas de seguir asistiendo a realizar sus funciones? ¿Las leyes fueron elaboradas sólo para lograr la reelección? Es increíble leer las declaraciones de García Belaunde. Parece que el shock post-referéndum no les ha permitido dormir a muchos.

Se supone que los congresistas asumen que sus funciones de legislar y fiscalizar se encuentran por encima de cualquier interés personal. Se supone que las leyes son promulgadas con el único interés de servir a la nación. Se supone –decimos- porque, luego de lo dicho por el congresista acciopopulista, ya no podemos afirmar que el principal motivo de un congresista es servir al Perú. Ahora, quedó desenmascarado el verdadero interés.

Pero, Víctor Andrés García Belaunde no pierde tiempo y dice:

“La culpa es de todos, pero básicamente de quien gobierna el Congreso. Acción Popular con 5 miembros no puede gobernar un Congreso de 130 miembros, lo maneja los que tiene mayoría, esos son los grandes culpables, no nos negamos a decir que también hemos cometido errores”

Otra vez, García Belaunde demuestra que el efecto traumático de la crisis post-referéndum no le permite hilvanar una idea más o menos cercana a la realidad. Actualmente, el Congreso de la República lo gobierna una alianza entre Fuerza Popular (nombre momentáneo como se auto-reconocen los fujimoristas) el Partido Aprista Peruano –que también tiene cinco congresistas- y Alianza Para el Progreso. Mejor dicho, cinco gobiernan a 130. Y son más los intereses por mantener las investigaciones de corrupción en secreto parlamentario que tentar una reelección. Quizás, el 2021 tengan una mini-bancada de cinco miembros; pero el objetivo será el mismo: mantener las investigaciones de corrupción en secreto parlamentario. Y decimos quizás, porque también puede que el 2021 la debacle del PAP alcance niveles históricos.

Mientras tanto, los que votaron a favor de la posición del gobierno en el referéndum, siguen siendo ciudadanos de tercera. La noticia llega desde Apurímac. El diario Correo informa que:

“Lamentable. Una mujer de la comunidad campesina de Yavi Yavi, ubicada en Cotabambas, Apurímac, fue agredida por un efectivo policial durante la protesta que pobladores de la zona venían realizando tras la declaratoria del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) de una vía nacional para la minera Las Bambas…La campesina, tras mantener una acalorada discusión con el efectivo policial, terminó siendo empujada por este, quien no tuvo consideración de la mujer que se encontraba con su pequeña. Ambas cayeron al suelo, lo que generó la indignación y levantamiento de los comuneros contra los agentes…La actitud del agente policial generó el enfado de los comuneros de la zona, quienes no dudaron en socorrer a la mujer y su pequeña, además de comenzar a lanzar piedras contras los agentes”.

Mientras en Lima, los medios de comunicación privados y con intereses dicen “apoyar las marchas a favor de la mujer”; en el interior del país, una mujer y su bebé fueron agredidas por miembros de la Policía Nacional del Perú que defiende los intereses de una empresa minera. Para muchos oficiales de alto rango, en el Perú existen ciudadanos de tercera; pobladores y “serranos”. Por ello, deben ser reprimidos. Fueron esos “serranos” los que apoyaron la fórmula patrocinada desde Palacio de Gobierno. Pero, igual son maltratados y agredidos. Se violan sus derechos. Son los enemigos de la patria. Son parias que deben ser eliminados. Igual se pensaba en el Perú entre 1985-1990 y 2006-2011.

*Historiador a favor del Colegio Profesional de Historiadores del Perú.


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos