Augusto Lostaunau Moscol

De octubre morado

Augusto Lostaunau Moscol *

Desde 1751, todos los 13 de octubre, se celebran las procesiones del Señor Cautivo de Ayabaca, cuyos fieles realizan largas peregrinaciones vestidos con hábitos morados. Ayabaca es una ciudad de los andes piuranos, ubicada a casi 3mil metros de altura. Desde 1904 cuenta con una catedral donde se realizan todas las festividades del Señor Cautivo. Es conmovedor ver a los fieles recorrer cientos de kilómetros como parte de su promesa. Otros avanzan de rodillas, mientras algunos se arrastran todo el camino.

El Dr. Orlando Velásquez sostiene que:

“La apoteósica celebración del Señor Cautivo de Ayabaca en el mes de octubre engalana los Andes piuranos, cuya festividad congrega multitudes. Se afirma que los pueblos andinos de Ayabaca, Frías, Huancabamba, así como de la costa de Chulucanas, Piura, Sullana y Talara, ese día se dan cita para venerar la milagrosa imagen del Señor Cautivo, aunque la fiesta tiene una duración de una semana, incluidos los novenarios, castillos, bailes, procesiones, ferias populares, venta de comidas, licores, danzas y todo aquel embeleso que hace más atractivo y festivo el acto popular. Mención especial merece el espectáculo de los peregrinos que, caminando o de rodillas, cruzan los cerros durante los días previos para llegar purificados a adorar al Señor, los cuales se cuentan por miles de todo el departamento”.

Desde 1687, todos los meses de octubre, las calles de Lima se ven colmadas de devotos que acompañan la procesión del Señor de los Milagros. Una imagen que recorre la ciudad y hace recordar los grandes terremotos que la azotaron. Según la leyenda, fue un negro angoleño quien pintó una imagen de Cristo crucificado en un muro de la zona de Pachacamilla. El terremoto del 15 de noviembre de 1655 prácticamente desapareció la ciudad; sólo el muro pintado permaneció en pié. Un nuevo terremoto (20 de octubre de 1687) no logró derribar el venerado muro. Inmediatamente, el comerciante español Sebastián de Antuñano organizó la primera procesión. La falta de documentos no permiten indicar el año exacto en el cual la procesión se convirtió en la manifestación de religiosidad popular más grande de esta parte del continente. Es probable que se haya producido luego de la Guerra contra Chile. Los fieles y hermanos cargadores visten un hábito morado. Miles de intelectuales han escrito sobre el Señor de los Milagros; siendo Abraham Valdelomar y José Carlos Mariátegui quienes han producido los mejores textos.

José Carlos Mariátegui escribió:

“La primavera de Lima -primavera anodina, neblinosa, gris, indefinida y cobarde- tiene dos días que resucitan súbitamente la tradición y la fe en la ciudad. En ellos la procesión del Señor de los Milagros dice la renovación y el florecimiento de la religiosidad metropolitana y hace pasar por sus calles híbridas, -virreinales y modernas- una fuerte, melancólica y pintoresca onda de emoción. La historia de los temblores pavorosos que han estremecido y quebrantado a la ciudad, auspicia el fervor de estos días místicos en que Lima siente muy acendrado y muy profundo el catolicismo que cotidianamente canta en sus campanarios y murmura en sus capillas.
La metrópoli transformada, morigerada y desteñida por el progreso, se arredra, cohíbe y oculta por un momento para que surja, vibre y palpite la metrópoli creyente, coronada y virreinal. Hay en estos días una intensa resurrección del misticismo en Lima, asfixiado y sojuzgado ordinariamente por el vértigo y el olvido de la ciudad moderna. Y se parece esta resurrección a esos súbitos despertares piadosos que asaltan las almas de los hombres vueltos escépticos, fríos y cerebrales por el análisis, por la vida y por la duda. Lima es una ciudad católica, pero no es una ciudad ferviente. No es una ciudad sentimental. Es sólo una ciudad medrosa. Vive en ella la fe acaso por la supervivencia de la tradición y por el temor a un desamparo misterioso, ignorado y temido”.

El 28 de octubre de todos los años, las calles de El Callao se encuentran vestidas de morado. La procesión del Señor del Mar invade el puerto. Esta tradición chalaca se inició en 1756 cuando un Cristo tallado en madera fue encontrado dentro de un cajón. Se inició una veneración que fue creciendo poco a poco. Los pescadores porteños sacaron la imagen en procesión por primera vez en 1875. También recuerda el terremoto del 24 de mayo de 1940.

Ricardo Pérez Torres Llosa sostiene que:

“La imagen del Señor del Mar se descubrió al existir la capilla provisional de Bellavista, dedicada a San Simón y San Judas. Los esposos Casavilca, él: don Antonio, pescador, fueron quienes encontraron, después de diez años de la tragedia del Callao, y en San Diego, antiguo fundo Aguilar, la ahora Bellavista, al considerado Patrono de la Provincia Constitucional, esta ciudad mariana. Estaba dentro de una caja de madera. El hallazgo tuvo ribetes asombrosos. Gran noticia. Era una talla de fina madera, por su posición representaba a Cristo. Se le llamó primero Señor de la Caña, Señor Justo Juez, luego lo bautizaron como Señor del Mar, despertando así un profundo sentimiento religioso. Los fieles construyeron una gruta, convertida posteriormente en la capilla de Bellavista, adonde se le condujo…El Señor del Mar, cuya existencia simbólica supo de la primera piedra tendente a edificar la fortaleza del Real Felipe (1º de agosto de 1747), terminada en 1774, un pentágono menos extenso que el viejo Presidio donde no permitióse en sus límites ningún establecimiento religioso ni barracas de particulares, constituye una obra de quilates, se atribuye su autoría al sevillano Juan Martínez Montañes, cuyo estilo existía durante la primera mitad del siglo XVII. Se trata de una imagen que se presenta con las manos estrechadas, los cabellos como de peluca, las piernas algo sueltas. Da la impresión de ser un personaje alistado para representar un drama de la pasión. Su mirada es dolida, al mismo tiempo firme. Esta sentado sobre una peña. El anda suya pesa dos toneladas, la cargan 24 hermanos”.

*Historiador a favor del Colegio Profesional de Historiadores del Perú.


Comentarios


Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibe nuestro Newsletter diariamente registrándote con tu email y mantente informado con las noticias más relevantes del día.

Suscribirme



También te puede interesar


Mas articulos